ECONOMÍA

La Comisión Europea busca promover los autos eléctricos


La Comisión Europea (CE) dará a conocer el próximo 8 de noviembre un paquete de medidas para la reducción de emisiones de CO2 en coches y furgonetas, y el impulso del vehículo eléctrico, anunció hoy el comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete.
27/10/2017 14:16

5.011


Al participar en el IV Congreso Europeo de Vehículo Eléctrico, que cerró hoy en Madrid, Arias Cañete señaló que una de las principales razones de que estos coches escaseen en las carreteras es "la falta de puntos de recarga", y abogó por "salir de esta situación de letargo" porque la UE perderá "muchas oportunidades" si no apuesta por un mercado que acabarían liderando otros países.

El comisario señaló que debería haber un punto de recarga en una de cada diez plazas de estacionamiento hacia 2020, lo cual “no será tan fácil en la vía pública, pero sí podría serlo en los aparcamientos privados".

Arias Cañete adelantó luego que las alternativas de la Comisión Europea pasan por ofrecer "un mandato vinculado" para todos los fabricantes o un sistema flexible de créditos que dé opciones a que las marcas vayan innovando, y reconoció que él mismo apuesta por esta segunda opción, porque ofrece más flexibilidad para la toma de decisiones estratégicas de cada compañía.

El funcionario advirtió, según consignaron agencias y medios internacionales, que China avanza "de manera muy rápida" con fuertes incentivos para los vehículos de bajas emisiones y algunos estados de Estados Unidos tienen regulaciones al respecto, mientras que en la UE se produjeron declaraciones aisladas de Francia, Alemania, Polonia, Reino Unido y Países Bajos.

Algunos fabricantes de vehículos, dijo Arias Cañete, se están preparando para "el desafío" del coche eléctrico o con bajas emisiones, y esperan lanzar al mercado en los próximos cuatro años al menos una veintena de modelos eléctricos, cuyo precio comenzará a ser más asequible para el consumidor medio.

Los valores de esos vehículos van desde US$ 20.840 (la actualización del Renault Zoe) y US$ 25.092 (el Hyundai Ionic EV) hasta US$ 200.000 (el Aston Martin Rapide e), con niveles de autonomía de 200 kilómetros (el nuevo VW e-Golf) hasta 640 (el Fisker e-Motion) o 580 km (el Faraday Future FF91).

Países como Gran Bretaña, Francia y Holanda, además, anticiparon la prohibición de vender vehículos diésel y gasolina nuevos a partir de 2040, y Escocia adelantó su desaparición a 2032.

El punto de partida en la UE es que los automotores emitan menos de 95 gramos de CO2 por kilómetro recorrido para 2021, y que esa cifra sea de 147 para las furgonetas en 2020. 

Con esta iniciativa, agregó, Bruselas quiere enviar una señal "clara y "previsible" a la industria, estimular la creación de empleo, fomentar la innovación y la competitividad, y aumentar el bienestar de los consumidores.


autos eléctricos Comisión Europea