ECONOMÍA

Empresarios, sindicatos y productores de Chubut opinan sobre las reformas que propicia Nación


Desde el sector empresarial observan como un paso adelante las propuestas, aunque dudan si podrán ser capitalizadas por la dirigencia de Chubut. En los sindicatos hay un importante rechazo y en algunos sectores productivos preocupa que algunos cambios puedan generar impacto negativo.
12/11/2017 02:00

1.888

En estas semanas se dieron las reuniones preliminares del Gobierno Nacional con distintos sectores y los gobernadores para abordar las reformas del Estado, tributaria y en lo laboral. En Chubut, las reestructuraciones fueron bien recibidas por parte del sector empresarial, pero muy resistidas por los sindicatos y parte de los productores.
Del lado de la industria, uno de los que opinó fue el presidente de la Cámara del Parque Industrial de Trelew, Martín Castillo. Consideró que a priori los anuncios son “positivos”, aunque reclamó que haya una política clara del Gobierno Provincial en materia productiva para capitalizar las propuestas que se están barajando.
Castillo apuntó que “para empresarios son nuevas oportunidades que da este paquete de medidas. Que en general son buenas y yo creo que se van a aprovechar. Si hay un norte a donde ir seguramente lo aprovecharemos y podremos capitalizarlo”.
Detalló que “la alícuota de Ganancias cuando se reinvierte me parece algo muy bueno, una medida que incentiva al desarrollo”, aunque volvió a aclarar que “en la provincia nos falta el proyecto de provincia”.
El titular del Parque Industrial hizo hincapié en la competitividad de las empresas. “Nos pone un esfuerzo a todos. A los empresarios invertir en tecnología, ser eficientes y que la industria sea rentable en base al equipamiento que tengas , pero eso va de la mano con la calidad de la mano de obra”.
Y marcó que también demandará un esfuerzo del sector laboral. “Para estar a la altura de los tiempos que se vienen, en un mundo globalizado donde podés contratar servicios online en cualquier lugar del mundo. Casi no tenemos límites, tenemos que competir contra las otras provincias primero. Contra otras regiones del país y lugares muy alejados”.
Opinó por su parte que “el Gobierno Nacional tomó una postura de insertar a la Argentina en el mundo, de meternos en los mercados. Hay una facilidad en llegar que antes no la teníamos, de incorporar tecnologías. Son cosas que quizás nos sacan de la zona de confort, pero tenemos que pensar en que Argentina va para el camino de los países desarrollados. El otro camino era irreal y nos llevaba a otro lugar, al que muy pocos iban”.
Uno de los más críticos desde el sector sindical fue el titular de Petroleros Privados, Jorge “Loma” Ávila. Sobre la reforma laboral, planteó que suponen un retroceso para el trabajador. “Nos llevan un siglo para atrás”, expresó e hizo una comparación elocuente: “Los trabajadores no pueden resignar todos los derechos, parece que estamos en una situación de colonia de Estados Unidos o Inglaterra en lo laboral”.
Para el sindicalista más allá de la convocatoria efectuada por el propio presidente, hubo total falta de consenso en los temas claves.
Sobre ese horizonte, el empresario Martín Castillo planteó que  “tenemos una enorme posibilidad en las energías que claramente cambiar la matriz de dejar de percibir por los recursos petroleros. Tenemos mucho de qué ocuparnos en materia de energías. Después la industria alimenticia con muchas ventajas. Un litoral marítimo enorme con recursos que se le generan valor agregado. La industria de la carne puede ser muy importante. Y sin dudas lo que todos hablan de la minería, otro vector fundamental, pero me gustaría llegar a la minería no por desesperación sino por un plan de desarrollo”.
Reforma estatal

Uno de los puntos donde más hizo hincapié el presidente fue en la cantidad de empleados públicos que tienen las provincias. Expuso su preocupación y habló de la necesidad de cambios en ese sentido.
El titular de ATE Chubut, Guillermo Quiroga, se mostró en alerta frente a situación que puede afectar a los empleados estatales. “Si estamos de acuerdo que eso es lo que no debiera ocurrir esto de sobrepoblar el Estado. Pero una vez que el Estado ha hecho uso y abuso de ese mecanismo de ingreso de personal ahora lo que queda es blanquear esa situación, pasarlos a planta y de ninguna manera echarlos. Porque si no hay trabajo en el sector privado, estaremos dejando desamparados a miles de trabajadores”.
Por otra parte, el representante de los estatales enfatizó que “nos preocupa que no hemos sido convocados al encuentro en el Centro Cultural Kirchner. Ha sido convocado un selecto grupo de dirigentes. Nosotros la hubiéramos rechazado de plano directamente lo que se propone. Va en sintonía con lo que se viene traduciendo desde diciembre de 2015”.
El dirigente gremial también habló del mensaje bajado por Nación hacia Chubut para que acomode sus cuentas. “Con respecto al gasto público rechazamos esto. Vamos a confrontar si esta será la política del actual gobernador. Creo que el electorado no ha votado la pérdida de derechos adquiridos, la planta de personal va en línea con la necesidad que hay de brindarles los servicios públicos a los ciudadanos”.
Desde el campo, uno de los mayores anhelos pasa por una verdadera reforma tributaria que alivie los costos para el empleador. Para activar nuevamente la repoblación de los campos hacen falta inversiones.
Desde la Federación Rural de Chubut se subraya la necesidad de comenzar con la baja de aportes patronales para que de esa forma se favorezca una política de creación del empleo en el sector, teniendo en cuenta que en la última década cerraron cerca de un 30% de establecimientos rurales, con una fuerte y gran sangría de puestos de trabajo.
Viñateros de Chubut

Tras un malestar pronunciado de las provincias que producen vino, el Gobierno Nacional daría marcha atrás con el impuesto local del 17% al vino. Ello podría significar un alivio importante para los productores de Chubut, sobre todo para una actividad que está en sus comienzos y que podría comenzar con la comercialización en 2018.
Hoy cerca de 100 familias dependen en la provincia de la actividad y recientemente Chubut fue declarada provincia vitivinícola, además de haber reforzado todo lo relacionado con el agroturismo.
“Es un alivio que no se aplique este impuesto, porque a nosotros que estamos recién empezando nos mataba”, aseguró el titular de la Asociación Vitivinícola de Chubut, Camilo De Bernardi.
El productor cordillerano puntualizó que lo que hoy necesita la actividad al menos en la provincia de Chubut es la posibilidad de financiamiento a través de créditos blandos que provengan de la Provincia o desde Nación. También compensar las diferencias de lo que sale producir una botella en Chubut en relación al resto del país”.
Consideró que de aplicar un impuesto “nos afectaría en la competitividad que tendríamos del producto sobre otros productos. La gente quizás tras que está mal la economía no va a priorizar tomar un vino. Tenemos un costo fijo la botella tiene 350 y 400 pesos de costos fijos y no podemos salir a vender la botella a menos de 600 u 800 pesos”.
“El impuesto se pensó en trasladarlo a la botella y que lo absorba no el gran bodeguero, sino el viñatero y ahí está el problema. Acá en Chubut absorbemos porque nosotros hacemos toda la cadena. Esto para una actividad reciente, la mata. Sería una contradicción muy grande, así que si se decide finalmente no avanzar sería una gran señal para nosotros”.#


 


Chubut Empresarios productores Reformas sindicatos viñateros