DEPORTES

Los Barrionuevo, los gemelos que se codearon con la muerte

A los 14 años vivieron una situación extrema. Su madre estuvo a punto de morir por un aneurisma cerebral. Tras haber soportado ese dolor a esa edad, se aprestan a jugar con Ever Ready el próximo Federal C.

18/01/2018 02:00

Agustín, Sandra y Joaquín, los tres pilares de una historia de lucha, fútbol, amor y deseos de vivir.

7.744

"Pensamos que se moría. Fue muy difícil. Pero es una luchadora", indicó Joaquín. "Fue una alegría inmensa que se salvara", acotó Agustín. "A ella le dedicaremos lo que logremos", dijeron ambos, que sufrieron el fallecimiento de una tía.

"Fue una alegría inmensa que se salvara", acotó Agustín. "A ella le dedicaremos lo que logremos", dijeron ambos, que sufrieron el fallecimiento de una tía.

A los 14 años, un adolescente empieza a conocer la vida. Codearse con la muerte no es el sendero esperable a esa edad, donde todo es o debería ser ilusión.

Los gemelos Joaquín y Agustín Barrionuevo, no pueden decir lo mismo. En 2013, la muerte de su madre, Sandra Lukens, fue un escenario muy posible.

El destino recompensó tamaño sufrimiento. Joaquín y Agustín se aprestan a jugar el Federal C con Ever Ready de Trelew, el club que los formó como futbolistas juveniles.

Ellos dos junto a su madre, recibieron en su casa del barrio Los Sauces a Jornada, donde dialogaron sobre los vaivenes de la vida y el fútbol.

El sufrimiento

A finales de marzo de 2013, Sandra Lukens sufrió una descompensación. Por la complejidad del caso, fue derivada a Buenos Aires.

El diagnóstico indicaba la presencia de un aneurisma cerebral. Es decir, la inflamación de un vaso sanguíneo del cerebro. La situación se complicó sobremanera y su muerte era un escenario concreto. Fueron momentos de tensión extrema para la familia.

"Todos pensamos que se moría. Ella también lo pensó. Fue un momento muy muy difícil para todos", dijo Joaquín, lateral por derecha.

"Fue un momento muy complicado. Pero ya pasó. Y estamos felices de que así sea", dijo Agustín, quien es volante por derecha.

"Yo iba a Buenos Aires seguido para tratarme. En uno de esos viajes, sentí que me moría. Por eso les pedí que viajaran porque no sabía si los iba a ver otra vez", comentó Sandra, de 53 años.

La salvación

La situación logró estabilizarse en agosto. Ambos gemelos, nacidos el 28 de marzo de 1999, celebraron con una alegría indescriptible esa dicha.

"Fue muy difícil, jugaba lo psicológico, lo emocional. Pero se salió adelante gracias a los amigos, compañeros y amigos del club", relató Joaquín.

"Pero yo siempre tuve mucha fe. Creí. Ella es una luchadora. En estos últimos años nos ha criado sola. Es una fenómena", recordó.

"Hay un montón de compañeros que tienen problemas y juegan y dejan todos los problemas de lado y salen a ganar los partidos", acotó Agustín.

"Viajamos para abrazarla fuerte cuando nos dijeron que no había riesgo de nada. Fue un gran alivio para todos", añadió.

Sandra tiene palabras de elogio y orgullo para sus hijos. "Ellos lo han sobrellevado bien. Eso los ayudó a madurar mucho. Son muy buenas personas, con códigos, con principios, con valores", reseñó.

"Ellos son muy valientes. A una hermana mía le pasó lo mismo. No logró sobrevivir. Falleció el año pasado. Y resisten y siguen adelante. La vida tiene karmas para cada uno", acotó.

El Federal C

Con semejante peso sobre sus hombros, los gemelos serán partícipes del primer Federal C de Ever Ready. El 28 de este mes será el debut ante Catamarca, de Caleta Olivia, en una zona que comparten junto a Deportivo Sarmiento de la localidad homónima y Usma de Comodoro Rivadavia.

"Será una experiencia muy linda. Todo lo que logremos o hagamos en el torneo estará dedicado a ella, que nos va estar acompañando como siempre hizo", concluyeron a dúo los gemelos del "Albinegro".

En este partido que se juega desde el inicio de los tiempos, la vida y la muerte compiten con fiereza. Cuando la vida hace un gol, se debe gritar el alma .

Así hicieron los gemelos Joaquín y Agustín Barrionuevo en el 2013, cuando su madre logró sobrevivir a una situación muy adversa. Lo hacen día a día, celebrando la vida cotidiana junto a su mamá. De eso se trata la vida, de gritar un gol aún con la guillotina sobre la nuca.

El defensor Diego Jara, que jugó el último Federal B con Racing de Trelew, se sumaal plantel de Ever Ready, que haría las veces de local en el césped sintétido de Defensores de La Ribera.