Un grupo de gendarmes hizo cumbre en el Aconcagua y emuló la hazaña de 1974

En el marco del octagésimo aniversario de la creación de Gendarmería Nacional, se conformó un grupo de diez cadetes de 3er año, seleccionados por el jefe de la sección Educación Física y acompañados por dos oficiales instructores del Instituto, a los efectos de emular la hazaña realizada en 1974 por cadetes de la Escuela de Gendarmería Nacional “General Martín Miguel de Güemes” a cargo del primer alférez Mario Serrano.

26 ENE 2018 - 21:47

Los cadetes de la septuagésima cuarta promoción de oficiales de Gendarmería Nacional iniciaron su preparación psicofísica durante seis meses, realizando distintos ascensos de creciente altura.
El 3 de enero pasado, la expedición a cargo del comandante David Daniel Flores e integrada por el jefe de Educación Física, comandante principal Fabián Sepúlveda; el primer alférez Maximiliano Markiewicz; la alférez Valeria Villafuerte; y los cadetes de 3er Año Matías Villalba, Romina Cavieres, Roxana Martínez, Alexander Holland, Tamara Miño, Matías Caamaño, Rubén Sardina, Héctor Farfan, Fernando Villaverde y Roxana Cruz, partieron desde el asiento de la Escuela de Gendarmería Nacional hacia la provincia de Mendoza, asentándose en la sección “Punta de vacas” del Escuadron 27 “Uspallata”, asistidos por personal del grupo especialista de alta montaña, médicos de la unidad y apoyo del helicóptero de la fuerza y su tripulación. Allí realizaron actividades de aclimatación y ascenso a distintos cerros, destacándose el cerro Penitentes (4.700 metros sobre el nivel del mar).
El 16 de enero, la expedición ingresó al Parque Provincial Aconcagua, asentádonse en “Plaza de mulas” (4.300 metros sobre el nivel del mar), continuando con los trabajos de aclimatación, ascendiendo a la cumbre del cerro Bonete (5.000 metros). Debido a las condiciones climáticas adversas de nevadas y fuertes vientos, no previstos para la época, el jefe de la expedición tomó la decisión de reducir a la mitad al personal para proveer de mejor equipo técnico a los cadetes designados, y de esta manera poder soportar temperaturas inferiores a los 25 grados bajo cero. Finalmente, el 24 de enero los cadetes Villaverde y Farfan, guiados por el sargento primero Hugo Moreno, conjuntamente con el cabo primero Jorge Fernández y el cabo Ariel Palma, pertenecientes al grupo especialista de alta montaña, lograron ascender y coronar cumbre en el cerro Aconcagua (6.962 metros), enarbolando la bandera nacional y estandartes de la Escuela de Gendarmería y conmemorativo del 80º aniversario de la fuerza, dejando en la cumbre del cerro una placa de la Promoción 74 de oficiales de la fuerza como testimonio de la cumbre alcanzada y del sacrificio, perseverancia, abnegación, voluntad de vencer y espíritu de cuerpo, enunciados en el decálogo del gendarme.
“Es de destacar la fuerza de voluntad, compromiso, responsabilidad  y profesionalismo evidenciado por la totalidad de los integrantes de la expedición; destacándose a la cadete Roxana Cruz, quien es la primera y única cadete femenina que logra ascender a un campamento de 6.700 metros sobre el nivel del mar, quedando a unos pocos metros de alcanzar la tan preciada cumbre”, informó Gendarmería a través de un comunicado.
La fuerza también destacó a los suboficiales subalternos Fernández y Palma, “quienes luego de haber coronado cumbre, en su descenso, divisaron a un ciudadano de nacionalidad coreana, quien presentaba síntomas de edema agudo, trasladándolo a un campamento de menor altura para recibir auxilio médico”.
Asimismo, se llevó a cabo la “Primera Expedición Internacional”, integrada por dos oficiales y tres suboficiales de la Unidad de Operaciones Especiales de Montaña “1º Alférez Mario Serrano”, y dos oficiales y tres suboficiales de Carabineros de Chile, quienes lograron hacer cumbre, reafirmando y afianzando con este logro los lazos institucionales existentes entre ambas fuerzas de los dos países.#

26 ENE 2018 - 21:47

Los cadetes de la septuagésima cuarta promoción de oficiales de Gendarmería Nacional iniciaron su preparación psicofísica durante seis meses, realizando distintos ascensos de creciente altura.
El 3 de enero pasado, la expedición a cargo del comandante David Daniel Flores e integrada por el jefe de Educación Física, comandante principal Fabián Sepúlveda; el primer alférez Maximiliano Markiewicz; la alférez Valeria Villafuerte; y los cadetes de 3er Año Matías Villalba, Romina Cavieres, Roxana Martínez, Alexander Holland, Tamara Miño, Matías Caamaño, Rubén Sardina, Héctor Farfan, Fernando Villaverde y Roxana Cruz, partieron desde el asiento de la Escuela de Gendarmería Nacional hacia la provincia de Mendoza, asentándose en la sección “Punta de vacas” del Escuadron 27 “Uspallata”, asistidos por personal del grupo especialista de alta montaña, médicos de la unidad y apoyo del helicóptero de la fuerza y su tripulación. Allí realizaron actividades de aclimatación y ascenso a distintos cerros, destacándose el cerro Penitentes (4.700 metros sobre el nivel del mar).
El 16 de enero, la expedición ingresó al Parque Provincial Aconcagua, asentádonse en “Plaza de mulas” (4.300 metros sobre el nivel del mar), continuando con los trabajos de aclimatación, ascendiendo a la cumbre del cerro Bonete (5.000 metros). Debido a las condiciones climáticas adversas de nevadas y fuertes vientos, no previstos para la época, el jefe de la expedición tomó la decisión de reducir a la mitad al personal para proveer de mejor equipo técnico a los cadetes designados, y de esta manera poder soportar temperaturas inferiores a los 25 grados bajo cero. Finalmente, el 24 de enero los cadetes Villaverde y Farfan, guiados por el sargento primero Hugo Moreno, conjuntamente con el cabo primero Jorge Fernández y el cabo Ariel Palma, pertenecientes al grupo especialista de alta montaña, lograron ascender y coronar cumbre en el cerro Aconcagua (6.962 metros), enarbolando la bandera nacional y estandartes de la Escuela de Gendarmería y conmemorativo del 80º aniversario de la fuerza, dejando en la cumbre del cerro una placa de la Promoción 74 de oficiales de la fuerza como testimonio de la cumbre alcanzada y del sacrificio, perseverancia, abnegación, voluntad de vencer y espíritu de cuerpo, enunciados en el decálogo del gendarme.
“Es de destacar la fuerza de voluntad, compromiso, responsabilidad  y profesionalismo evidenciado por la totalidad de los integrantes de la expedición; destacándose a la cadete Roxana Cruz, quien es la primera y única cadete femenina que logra ascender a un campamento de 6.700 metros sobre el nivel del mar, quedando a unos pocos metros de alcanzar la tan preciada cumbre”, informó Gendarmería a través de un comunicado.
La fuerza también destacó a los suboficiales subalternos Fernández y Palma, “quienes luego de haber coronado cumbre, en su descenso, divisaron a un ciudadano de nacionalidad coreana, quien presentaba síntomas de edema agudo, trasladándolo a un campamento de menor altura para recibir auxilio médico”.
Asimismo, se llevó a cabo la “Primera Expedición Internacional”, integrada por dos oficiales y tres suboficiales de la Unidad de Operaciones Especiales de Montaña “1º Alférez Mario Serrano”, y dos oficiales y tres suboficiales de Carabineros de Chile, quienes lograron hacer cumbre, reafirmando y afianzando con este logro los lazos institucionales existentes entre ambas fuerzas de los dos países.#


NOTICIAS RELACIONADAS