POLICIALES

Enjuician a la expresidente de la Asoc. Sarmientina de Automovilismo por fraude


Se trata de Daniela Molina, que no pudo justificar un subsidio estatal de $360.000. La ex tesorera de la institución, VIoleta Haro Díaz obtuvo la suspensión de un juicio a prueba
05/02/2018 02:00

1.804

Por pedido de la Fiscalía de Sarmiento,  el juez Alejandro Rosales resolvió elevar a juicio oral y público una causa penal contra  Daniela Molina -ex presidenta de la Asociación Sarmientina de Automovilismo (A.S.A.)- acusada como presunta autora del delito de administración infiel, en concurso real con fraude contra la administración pública.
En tanto, Violeta del Carmen Haro Díaz, (ex tesorera de esa institución),obtuvo el beneficio del instituto de suspensión de juicio a prueba, por el plazo de un año y seis meses.  
 Asimismo los actuales dirigentes de A.S.A no aceptaron el ofrecimiento de reparación económica propuesta por la ex administradora y podrían recurrir a la vía de la justicia civil.
En la oportunidad, el defensor Gustavo Oyarzun realizo la petición de unificar los legajos de investigación contra Daniela Molina, en función de que la ex dirigente, también fue denunciada por el delito de falsificación de instrumento público y su utilización para causar perjuicio.
El abogado defensor, explico que esta causa judicial fue abierta el 7 de  noviembre del año pasado y se encuentra en etapa de investigación preliminar. Su propuesta consistía en incluir, ambas causas, en los alcances de la aplicación de una suspensión de juicio a prueba para su asistida.
Con respecto a Molina, propuso una suspensión de juicio por el plazo de 2 años,  que incluya cumplimento de reglas de conducta y una reparación económica de 30.000 pesos a favor de la institución damnificada.
El acuerdo también comprendía la realización de 30 horas de trabajo comunitario en la comisaria local. En ese contexto, la imputada realizaría tareas de apoyo escolar para los detenidos que se encuentren cursando ciclos lectivos de nivel primario o secundarios.
Por otra parte, el asesor legal de las acusadas  expuso la situación de la ex contable Díaz Haro. En este caso requirió que se suspenda su juicio y se le impongan el  cumplimiento de reglas de conducta por el plazo de un año. La reparación económica ofrecida por la imputada consistía en abonar 10 cuotas de 2500 pesos destinados a la A.S.A., informó un parte fiscal.
A su turno, la fiscal Laura Castagno se opuso al pedido de acumulación de legajos para Daniela Molina,  argumentando  que son causas judiciales se encuentran en diferentes etapas procesales.
En este marco,  Rosales coincidió con el análisis de la representante de Fiscalía y explico que en la denuncia por falsificación de instrumento público, los investigadores, aún contaban con el plazo de un mes para concluir sus tareas.

Suspensión de juicio

La situación de Violeta Haro Díaz fue abordada para analizar la viabilidad de la aplicación del instituto de suspensión de juicio a prueba.
Ante la coincidencia de la Fiscalía y la y la Defensa Publica, el juezs resolvió suspender el juicio contra Haro Díaz por el termino de 1 año y 6 meses. Durante ese periodo, la ex dirigente deportiva deberá fijar domicilio y presentarse  cada cuatro meses, ante el Servicio de Control del Patronato de liberados y procesados.
Por su parte, los dirigentes de A.S.A rechazaron el ofrecimiento de reparación económica de 25.000 pesos que había propuesto la acusada. En este sentido, Rosales señaló que pueden recurrir a la vía civil, para efectuar el reclamo que consideren pertinente.         

El caso

 La Fiscalía investigó  los hechos ocurridos entre agosto del 2014, hasta mayo del 2015,  cuando Daniela Molina y Violeta del Carmen  Haro Díaz, en carácter de presidente y tesorera de la “Asociación Sarmientina de Automovilismo”, utilizando sus facultades de administración conforme estatuto, percibieron  la suma $360.000 por parte del gobierno del Chubut.
Estos fondosestaban  destinados a la obra denominada “Convenio de Infraestructura – “Construcción Sede Social”. Según los investigadores, la  totalidad de ese dinero no fue destinada a las obras comprometidas.
Esta acción, provocó  un daño patrimonial a la Asociación que representaban  y además se violaron los deberes confiados.
El segundo hecho que se investigó  se basa en el incumplimiento en que habría incurrido Daniela Molina. Por el cargo que ocupaba en la organización, estaba obligada a  presentar documentación y rendiciones  ante el Tribunal de Cuentas provincial.
En este sentido,  se explicó  que  los subsidios que otorga la provincia de Chubut están sujetos a la obligación de rendir cuentas ante el Tribunal de Cuentas, en el marco del Régimen de Asignación, Utilización y Rendición de Subsidios.
Para los investigadores, la ex titular de la organización que nuclea el deporte automovilístico de Sarmiento,  presentó distinta documentaciones a esos fines. También consideran que omitió la presentación de otras acreditaciones.
En particular, observaron un incumplimiento de rendición de cuentas ante las autoridades competentes, por  el subsidio  destinado a la obra mencionda. Para este proyecto, la provincia otorgo a la A.S.A, la suma de  $ 360.000. La responsable de la administración de esos fondos  no rindió cuentas por la suma de $ 55.868. Y tampoco habría subsanado  las observaciones formuladas por el Tribunal de Cuentas,  por la suma de  $ 137.729.
El organismo encargado del control de  las cuentas del estado provincial había requerido a Molina los comprobantes de notas de pedido, remitos, presupuestos, recibos sin membrete, recibos oficiales de A.S.A, que no acreditan pago alguno.
Asimismo, los acusadores  sostuvieron que el profesional que  acompañó al proyecto “Modelo  de Licitación para Autódromo A.S.A.”,  indicaba en detalle minucioso,  las conductas que debían llevar a cabo los imputados, a fin de efectuar las obras. Principalmente, la obligación de requerir facturas para ello.
Posteriormente, Daniela Molina en su carácter de presidente, ante la observación mencionada, intento justificar los egresos de dinero, con la presentación de distinta documentación, pero que no se corresondía con el destino de la obra en cuestión.
 Asimismo, la imputada trato de rendir gastos aportando recibos sin membrete y no acreditando a que obra fue destinado el trabajo pagado. #


Daniela Molina juicio Sarmiento