PAÍS & MUNDO

Murió el represor Luciano Benjamín Menéndez

El ex titular del Tercer Cuerpo del Ejército Luciano Benjamín Menéndez falleció hoy a los 90 años en un hospital de la ciudad de Córdoba. Tenía 13 condenas por delitos de lesa humanidad.

27/02/2018 12:06

Luciano Benjamín Menéndez tenía 13 condenas por Lesa Humanidad (foto @LAVOZcomar)

2.433

Menéndez permanecía internado desde el 7 de febrero último por afecciones coronarias y biliares que se habían agudizado en momentos en que afrontaba un nuevo juicio por crímenes de lesa humanidad, informó una fuente judicial a Télam.

Según los fundamentos de sus condenas judiciales, Menéndez fue el principal responsable del "plan sistemático y generalizado de exterminio de la oposición política" aplicado durante la última dictadura cívico y militar (1976-1983) en Córdoba y en otras nueve provincias del noroeste.

En su carácter de jefe del Tercer Cuerpo de Ejército y de la llamada Área 311, que abarcaba diez provincias, Menéndez impartía órdenes e instrucciones, supervisaba sus resultados y generaba las condiciones para que sean eliminadas todas las pruebas para que sus autores tuvieran impunidad.

"Esas maniobras le permitieron ser el dueño absoluto de la disponibilidad de personas”, definieron los jueces en sus fallos sobre el accionar del fallecido represor.

En 2008, Menéndez comenzó a ser juzgado en Córdoba y luego en distintos puntos del país por los delitos privación ilegítima de la libertad, imposición de tormentos agravados, tormentos seguidos de muerte, homicidio calificado y tentativa de homicidio calificado, entre otras acusaciones.

Hasta el momento había recibido 15 condenas, 12 de ellas a prisión perpetua, y en Córdoba afrontaba un nuevo proceso de enjuiciamiento que había comenzado el 21 de noviembre del año pasado, y que hoy transita la última etapa de recepción de pruebas testimoniales.

Menéndez había nacido el 19 de junio de 1927 en San Martín (Buenos Aires) y actualmente residía en el Barrio Bajo Palermo de la ciudad de Córdoba.

El prontuario de Menéndez

El ex titular del Tercer Cuerpo del Ejército, Luciano Benjamín Menéndez, fallecido hoy a los 90 años, fue uno de los genocidas no beneficiados por la ley de Obediencia Debida, dictada en 1987, recibió 13 condenas perpetuas y se hallaba implicado en unas 800 causas por crímenes cometidos durante el terrorismo de Estado.

En 1988 fue procesado por 47 casos de homicidio, 76 de tormentos, cuatro de ellos seguidos de muerte y cuatro sustracciones de menores, pero la Corte Suprema lo desprocesó por la ley de Punto Final.

En 1990 recibió el indulto del entonces presidente Carlos Menem y, ocho años después, al reabrirse una causa por 30 fusilamientos y asesinatos de presos políticos cometidos en 1976, estuvo detenido algunos días por negarse a declarar, aunque pronto recuperó la libertad.

Las siguientes son las sentencias que recibió el multicondenado represor, fallecido esta mañana en la provincia de Córdoba:

1.- La primera prisión perpetua fue dictada en Córdoba el 24 de julio de 2008, por los secuestros, torturas y asesinatos de miembros del Partido Revolucionario de los Trabajadores abatidos en un operativo montado por el Tercer Cuerpo en diciembre de 1977.

2.- Un mes después, en agosto de 2008, la Justicia lo condenó a prisión perpetua en Tucumán, junto a Antonio Domingo Bussi, por la desaparición del ex senador provincial justicialista Guillermo Vargas Aignasse, perpetrada el 24 de marzo de 1976.

3.- Recibió la tercera condena a prisión perpetua a fines de 2009, también en Córdoba, por el secuestro, tortura y asesinato del comisario Ricardo Albareda y los secuestros de otros perseguidos políticos.

4.- El 18 de mayo de 2010, un tribunal de Tucumán volvió a condenarlo a prisión perpetua, por los padecimientos de 22 personas en el centro clandestino de detención que funcionó en la ex Jefatura de Policía de la capital provincial.

5.- En diciembre del mismo año, la Justicia lo condenó a prisión perpetua por los homicidios de 31 presos políticos alojados en la Unidad Penitenciaria San Martín de la ciudad de Córdoba, cometidos en 1976 bajo el paraguas de la llamada "Ley de Fugas", entre otros crímenes.

6.- El 23 de marzo de 2011 recibió una nueva sentencia a prisión perpetua en Tucumán, por homicidios y otros delitos en la causa "Romero Niklison", en la que se investigaban los asesinatos de cinco militantes montoneros.

7.- En diciembre de ese año, en Salta, fue condenado a reclusión perpetua como coautor mediato doblemente calificado del homicidio de 11 presos políticos fusilados en esa provincia en 1976 en la causa conocida como "Palomitas II".

8.- En 2012, la justicia en La Rioja impuso a Menéndez la pena de prisión perpetua en cárcel común por los homicidios de los curas Carlos Murias y Gabriel Longueville, conocidos como los "Mártires de Chamical".

9.- En 2013, fue condenado otra vez en La Rioja a 20 años de prisión por los delitos de privación ilegítima de la libertad y aplicación de tormentos cometidos en 1977, cuando un grupo de docentes y agricultores fue detenido ilegalmente y torturado por integrantes de Gendarmería.

10.- A fines de 2013, la Justicia en Tucumán lo condenó a 12 años de prisión por la privación ilegítima de la libertad de Rita Ariza de Toledo y de su yerno Jorge Ygel, en noviembre de 1977.

11.- El 4 de julio de 2014, en La Rioja, fue una vez más condenado a prisión perpetua en cárcel común por el asesinato del obispo Enrique Angelelli, cometido el 4 de agosto de 1976.

12.- El 1 de junio de 2015, el Tribunal Oral Federal de Córdoba le dictó prisión perpetua por delitos que tuvieron como víctimas a tres estudiantes con militancia en la Juventud Universitaria Peronista, en junio de 1976.

13.- El 30 de marzo de 2016, el Tribunal Oral Federal de San Luis lo condenó a prisión perpetua por secuestros, torturas y 11 homicidios, en la denominada "Causa 2470".

14.- El 29 de abril de 2016, en La Rioja, fue nuevamente condenado a prisión perpetua, como principal responsable del homicidio de Adán Díaz Romero e imposición de torturas.

15.- En el juicio por la megacausa La Perla, el centro clandestino más grande del interior del país, el Tribunal Oral Federal 1 de Córdoba le dictó la pena de prisión perpetua, por hallarlo responsable de los delitos de "privación ilegítima de la libertad agravado por tratarse de un funcionario público, tormentos seguidos de muerte, homicidio doblemente calificado por alevosía, ensañamiento con tormentos agravados, desaparición forzada de un menor, allanamiento ilegal y usurpación".