REL/RAW

5.4°
CRD

8.3°
PMY

5.4°
EQS

0.6°
sábado, 20 de julio de 2019

PROVINCIA

Quieren que La Hoya esté operativa hoy mismo


La idea es que el servicio gastronómico que prestaba la confitería se brinde reforzado en la base del cerro. Las pérdidas son millonarias. Ya piensan en un plan de reconstrucción y en la búsqueda de financiamiento. “No debemos dejar que reine el caos”, dijo el ministro de Producción, Hernán Alonso.
24/07/2018 02:00

1.649

El Gobierno provincial, junto con la Municipalidad de Esquel, Cámaras y prestadores de servicios, trabajan para recuperar rápidamente la operatividad en el Cerro La Hoya, luego del incendio que destruyó la confitería La Piedra. Hernán Alonso, ministro de Producción, manifestó que “tenemos instrucciones del gobernador Mariano Arcioni de trabajar para que la temporada continúe. Pidió el máximo esfuerzo y buscamos que no se paralice una temporada muy buena”.
Alonso aseguró que “hubo solo daños materiales. Vamos a recuperarnos rápidamente de este traspié”. Describió que “sigue habilitado el Refugio del Esquiador, en el Hotel va a hacer base el servicio gastronómico y estamos viendo qué alternativa podemos tener en el cerro para suplir la confitería”.
“Hoy (por ayer) el cerro va a estar cerrado porque hay que hacer pericias y asegurar que lo que haya quedado no vaya a producir ningún accidente, pero el objetivo es que mañana (por hoy) esté operativo”.
Alonso insistió con que “lo afectado es solo la confitería. Los medios de elevación funcionarán normalmente. Se vive un cerro con mucha nieve y mucha gente, así que seguimos esperando a los turistas”. El titular de CORFO destacó “el apoyo de la gente y del empresariado, es un pequeño tropezón pero vamos a seguir. Hay que hacer una inversión, acomodar cosas, pero nos vamos a reponer”.
Para atención de los esquiadores que van al cerro, se reforzará el trabajo y servicio gastronómico tanto en el hotel de la base como en el refugio “Del esquiador” en la cima del cerro. Se trabaja en el lugar para brindar seguridad a los esquiadores. “Es una noticia muy triste la pérdida total del edificio, que brindaba el servicio gastronómico en el cerro”. Ayer La Hoya cerró para el trabajo de los Bomberos. Se intenta conseguir máquinas para asegurar que no queden elementos, como restos del edificio, que puedan dañar a los esquiadores.
Alonso, sobre el refuerzo en la base, dijo que “no tenemos otra posibilidad en lo inmediato para la atención en gastronomía. El servicio continúa en el Refugio del Esquiador y vamos a hacer un gran esfuerzo en la base”.
Una complicación fue el acceso al lugar ya que es de gran dificultad para los vehículos. A los bomberos les costó llegar y es un lugar difícil para trabajar. “Está todo nevado, se accede con vehículos especiales como los pisanieve, estamos viendo la máquina que precisamos para llegar arriba y tapar lo que quedó de la construcción, deben ser con orugas y no es fácil”. Sobre el origen del fuego, se esperan las pericias, aunque descartó amenazas.
A última hora llegaba a Esquel el titular de Chubut Deportes, Walter Ñonquepán, para interiorizarse del siniestro ya que su repartición administra la confitería La Piedra. Tendría una reunión con el gerente del Centro, Diego Alonso y otras autoridades. El objetivo es tener hoy mismo el cerro para los esquiadores, con el servicio de confitería en el hotel de la base. Todo estaba asegurado.
Por el momento se arma la logística para retomar rápidamente las actividades de los deportes de invierno. Luego se plasmará un plan de reconstrucción de la confitería, con búsqueda de financiamiento.
El ministro lamentó la pérdida del edificio en un sector estratégico de la montaña, ya que era el sitio al que iban los esquiadores para tomar algo caliente o requerir una comida, incluso familiares que no esquiaban y acompañaban esperaban dentro de La Piedra degustando algo.
Las pérdidas son millonarias porque se quemó la estructura, y todo el equipamiento del interior, como heladeras, freezers, cocinas, etcétera. Pero sugirió que en plena temporada alta del esquí hay que atender a los visitantes, y después planificar el nuevo edificio, evaluar si se construirá en el mismo sitio y buscar los recursos tras cuantificar las pérdidas. Hay que retirar los restos quemados y depositarlos en un lugar que no perjudiquen la seguridad de los esquiadores. Según Alonso hay que aislar lo mejor posible chapas, maderas y otros elementos. Llevarán una máquina retroexcavadora para limpiar el sector.
“Pondremos toda la atención en que no quede ningún elemento del incendio que provoque inseguridad para los esquiadores. La Hoya está muy linda y no debemos dejar que reine el caos”.#

 


incendio La Hoya operativa