PROVINCIA

Un incendio destruyó la tradicional confitería La Piedra en La Hoya y la dejó reducida a ruinas


Ocurrió en el Centro de Actividades de Montaña. Para los Bomberos fue muy difícil llegar al lugar, debido a la geografía y la abundante nieve. Tuvieron que usar la aerosilla. Todavía no se sabe el origen del fuego. Nación se comprometió a promocionar el destino para que la temporada no decaiga.
24/07/2018 02:00

2.217

Un voraz incendio destruyó la confitería La Piedra en el Centro de Actividades de Montaña La Hoya, en Esquel. El fuego se inició pasadas las 7 y debido a su ubicación en la cota 1.650, fue imposible que los Bomberos Voluntarios pudieran llegar con las autobombas a sofocar el siniestro. Tampoco se pudo subir por el camino alternativo llamado “De los guanacos”, por la abundante nieve.
En el cuartel bomberil, informaron en FM Tiempo Esquel apenas iniciado el operativo que se había recibido la llamada a las 8.12 y se dirigieron raudamente a la base del cerro, donde se armó la logística para llegar al edificio mediante la aerosilla, con herramientas de mano y el equipamiento posible de transportar por esa vía.
En tanto el jefe de la Comisaría Segunda, comisario Javier Rehl, informó que el siniestro estaba descontrolado, y que se presentaban dificultades para llegar a atacar las llamas. Personal de esa dependencia viajó a la montaña y también lo hizo la División Criminalística para tomar datos que se volcarán a las pericias que se harán de manera minuciosa.
Un operario de Corfo, Pedro Díaz, que se desempeña en el CAM, desde la montaña dialogó con la misma radio y lamentó lo sucedido. “Estamos haciendo todo lo posible aunque mucho no se puede. Sentimos impotencia y una tristeza muy grande”, afirmó.
A poco de iniciadas las tareas en el edificio, cuyos materiales dominantes eran madera y chapas, para intentar controlar el fuego se trabajó para proteger el cableado de la aerosilla cuádruple, para que no tomara temperatura y se destruya, y mantener aislado el foco ígneo de los zepelines que suministraban el gas a la confitería.
Preguntado si manejaban alguna hipótesis del siniestro, comentó que estimaban que algún artefacto habría quedado encendido o algún fogón fue mal apagado, aunque las causas serán determinadas por las pericias.
El trabajador de La Hoya agregó que por prevención se había cortado el servicio de energía en el cerro, y solo hacían funcionar la aerosilla para que los Bomberos subieran a la confitería con herramientas y el equipamiento posible de cargar. Arriba se valieron del agua de los cañones para hacer nieve, al ser imposible acercarse en autobomba. “No tenemos mucha agua ni demasiada presión”, relató Pedro.
La oficina del CAM en el centro de la ciudad hizo conocer un comunicado, dando cuenta de la suspensión de las actividades del esquí para permitir la tarea del personal destacado a apagar el incendio.
Varias dotaciones del cuartel de Bomberos de Esquel participaron del combate al fuego con los medios que tuvieron al alcance y lograron apagarlo cerca del mediodía, aunque las instalaciones quedaron reducidas a ruinas, con pocos palos parados y chapas de la estructura siniestrada. La construcción de La Piedra data de 1984.  
Por su lado el intendente de Esquel, Sergio Ongarato, apenas conocido el hecho, se comunicó con el secretario de Turismo de la Nación, Alejandro Lastra, quien comprometió el apoyo del Gobierno nacional en acciones de promoción del destino en cuanto a tarifas y paquetes turísticos, como también la difusión del Centro de Esquí La Hoya. El jefe comunal en horas de la tarde mantuvo reuniones y comunicación con funcionarios provinciales, a los fines de aunar criterios para la emergencia.#


confitería Esquel incendio La Hoya