PROVINCIA

De Boca en Boca y #DesdeElTwitter


Daniel Taito, cada vez más cerca del gobernador Arcioni. El duro cruce de notas entre el procurador Miquelarena y su adjunto, Porras Hernández. En Luz y Fuerza le piden explicaciones a la concejal Leila Lloyd Jones. Y más.
24/09/2018 02:00

3.958

La relación entre el conocido consultor de imagen y comunicación Daniel Taito y el Gobierno de Chubut no es ningún secreto. Lo que no queda claro todavía es cuál es el vínculo que los une. Lo cierto es que Taito cada vez se muestra más cerca del gobernador Mariano Arcioni, algo que hace algunos meses cuando se sumó al staff de “asesores” trataba de evitar.

Hace dos semanas, en este misma sección se mostró la primera foto del gobernador con el influyente “asesor estrella” en la previa de una conferencia de prensa del chubutense con su par de Salta, Juan Manuel Urtubey.

El sábado, un atento reportero gráfico de Jornada los retrató en el Centro de Interpretación de Punta Tombo. Ante la rapidez del fotógrafo, el gobernador y su asesor no tuvieron más remedio que sonreír de oreja a oreja.

Más tarde, no fueron pocos los laderos del mandatario que preguntaban por el destino de la foto. Se acabó el misterio: en esta misma página se publica la imagen del gobernador con el consultor de cabecera, sobre el que muchos se siguen preguntando qué tipo de relación mantiene con el Gobierno de Chubut.

Interna en la Procuración

Lo que faltaba: por si no hicieran falta “internas”, se desató una en el ámbito de la Procuración General de Chubut. Y los contrincantes no son otros que el procurador Jorge Miquelarena y su adjunto, Emilio Porras Hernández.

Todo comenzó luego de unas declaraciones del ministro de Gobierno, Federico Massoni, en Comodoro Rivadavia. El funcionario dijo que iba a pedir autorización a la Procuración para poder liberar unas 120 cámaras de seguridad destinadas a la ciudad petrolera que fueron adquiridas en una licitación que ahora está siendo investigada por presuntos sobreprecios, por las que la Provincia pagó más de $ 30 millones durante la gestión de “Mariví” Das Neves en el área de Modernización del Estado.

Según Massoni, como los equipos forman parte de las pruebas que están siendo evaluadas en la investigación judicial, no se pueden disponer sin autorización de la Procuración.

El procurador adjunto Porras Hernández, que cumple sus funciones desde Comodoro, no tuvo mejor idea que mandarle una nota a Miquelarena para que libere las cámaras. Es más, le escribió con tono firme que “se proceda con celeridad a liberar las cámaras.”

La respuesta de Miquelarena no se hizo esperar y el enojo tampoco: “Para despejarle un concepto desviado debo aclararle que no es resorte de este procurador general brindar directivas particulares sobre investigaciones en curso”. Y agrega: “Viendo lo disparatado de la hipotética situación que refiere, mantuve una reunión de carácter informativo con el fiscal (Alejandro Franco) sobre el tema. A título de colaboración le indico que un simple llamado telefónico suyo al Dr. Franco le hubiera bastado para despejar toda duda.” ¡Durísimo!

Carta para Leila

Otra que recibió una nota con pedido de explicaciones fue la presidente del Concejo Deliberante de Trelew, Leila Lloyd Jones. ¿Los remitentes? Rogelio González, secretario general de Luz y Fuerza Seccional Trelew, y Diego Terenzi, secretario gremial.

Los sindicalistas hicieron ingresar por mesa de entradas del Concejo una nota oficial en la que señalan que “teniendo en cuenta que la organización gremial a la cual tenemos el orgullo y honor de representar, y a la cual usted también pertenece, fue aludida de manera poco clara en dos manifestaciones populares organizadas y conducidas por conocidos simpatizantes del sector político al cual usted pertenece.”

Por ese motivo, los dirigentes de Luz y Fuerza le piden “tenga a bien otorgarnos una reunión con usted y la totalidad del cuerpo que usted preside, en el lugar, día y hora que usted determine, con el fin de aclarar algunas cuestiones y/o manifestaciones públicas realizadas que nos involucran, que no se condicen con la realidad”, concluye la nota de González y Terenzi dirigida a Lloyd Jones.

Fotos de la jueza

Jesica Yamila Flores fue uno de los personajes de la semana que pasó. Es la abogada de Puerto Madryn que en 2012 estuvo involucrada en un caso narco que investigó la Justicia federal y que la semana pasada fue designada jueza por el Consejo de la Magistratura de Chubut.

Aquel operativo se llamó “Arenas Blancas” y detuvieron a 49 personas, entre ellas una de apellido Reyes –segundo jefe de la banda-, de quien se dijo mantenía una estrecha relación con Flores. Es cierto que Flores fue procesada pero luego la Justicia la sobreseyó. Cuando se conoció la noticia, la designada jueza se molestó por las publicaciones que machacaban sobre su pasado e hizo llegar a varios medios una desmentida sobre que haya sido embargada por aquella causa narco. De cualquier modo, rechazó la posibilidad de una entrevista para que sea ella misma la que explique la situación.

Mientras tanto, siguen circulando las viejas fotos de la nueva jueza. En una de ellas se la ve ataviada como bailarina de una comparsa de Carnaval. En otra, más divertida, disfrazada de Gatúbela.

El DNI de la discordia

El juicio por el incendio de la Cooperativa de Dolavon que tiene a su expresidente, Patricia Bortagaray, como principal sospechosa, ha dejado todo tipo de historias y curiosidades. Una de ellas, una denuncia que realizó uno de los testigos por el extravío de su DNI en medio de una de las audiencias de este juicio. Se trata de Mario Daniel Ap Iwan, un agricultor que es el actual titular de la empresa.

Resulta que Ap Iwan entregó su documento el día que le tocó ir a declarar pero olvidó retirarlo y entonces lo reclamó al día siguiente. Sin embargo, el DNI nunca apareció y entonces decidió hacer una denuncia, en la que relató todo lo que él cree que sucedió.

Según el denunciante, el día que le pidieron su DNI, personal de la Oficina Judicial puso el suyo y el de otros testigos dentro de un viejo DNI tipo libreta de color verde, que pertenece a la señora Bortagaray. Al día siguiente, Ap Iwan reclamó su documento en la Oficina Judicial pero allí no estaba. Entonces contó que los podría tener Bortagaray. Personal de la Oficina Judicial le preguntó a la imputada y negó de manera terminante tener el DNI de Ap Iwan.

Sin embargo, según consta en la denuncia realizada el damnificado, personal policial de la Oficina revisó las grabaciones de las cámaras de seguridad y en ellas se ve claramente cómo se hace entrega de los documentos a la mujer. Los policías volvieron a preguntarle a Bortagaray y esta repitió que no los tenía. Ap Iwan tuvo que tramitar un nuevo DNI pero igual hizo la correspondiente denuncia.

La otra curiosidad de esta pequeña historia es saber cómo Patricia Bortagaray sigue andando por la vida con un DNI viejo: los documentos tipo libreta de color verde caducaron en abril de 2017.

Medrano, de espaldas

Pablo González Medrano es periodista de La Gaceta del Valle. La defensa lo convocó como testigo en el juicio por el incendio de la Cooperativa Eléctrica de Dolavon. Sorpresivamente, cuando este diario intentó retratarlo desde el espacio de la prensa, el testigo se dio vuelta e inquirió “para qué era la foto”. El periodista le respondió: “Para diario Jornada”. Medrano retrucó: “Me niego a que usen mi imagen”. El argumento descolocó hasta al juez Fabio Monti, que le aclaró: “Señor, las audiencias son públicas”. El testigo insistió con su negativa a que se usara su “imagen”. Monti entonces pidió que las fotos fueran de espaldas.

Este diario aceptó, sin ánimo de generar una discusión inútil y porque no corresponde un diálogo con quien conduce el proceso. Pero lo cierto es que los juicios son públicos. Cualquier vecino puede concurrir. Sólo las partes o el juez pueden pedir alguna restricción para el periodismo, nunca el testigo por su cuenta. Y esas restricciones deben estar fundadas: que haya menores de por medio, que se esté discutiendo alguna cuestión sensible o privada, o algún temor del testigo. Y recién entonces el magistrado decidirá si es aceptable poner límites a la difusión. Nada de esto se argumentó. Medrano se convirtió así en el primer periodista que se opone a la difusión de un acto procesal, un principio que apunta a transparentar a la Justicia.

La frutilla del postre ocurrió un minuto después. El defensor Luis López Salaberry se paró para mostrarle al juez en el estrado un ejemplar de La Gaceta del Valle para definir si servía como evidencia. Muy veloz, Medrano sacó su celular y disparó un par de fotos desde el banquillo, sin preguntarles si podía usar la “imagen” de ambos.

El fiscal Marcos Nápoli y el querellante Fabián Gabalachis casi no aguantaron la risa. “Nunca vimos algo así”, dijeron, por un testigo negándose a que le saquen fotos y luego sacando fotos él mismo.

Tenían razón.

Ministro bostero

El miércoles por la noche, más de uno se sorprendió al ver por la televisión a un funcionario de Chubut ubicado detrás de Guillermo Barros Schelotto, durante el partido que Boca le ganó a Cruzeiro por la Copa Libertadores.

Cada vez que enfocaban al “Mellizo”, al fondo se lo podía observar al ministro de Economía, Alejandro Garzonio, quien ocupaba uno de los palcos pegados la cancha.

El viernes, luego de la jura de los nuevos ministros, el contador esquelense reconoció su presencia en la Bombonera y se pronunció como un fanático hincha de Boca Juniors. Dijo que toda su vida fue a la cancha a ver al Xeneize, aunque aclaró que el miércoles accedió a ese palco privilegiado por una invitación que recibió.

“Que me saque una foto en la cancha de Boca o en una Unidad Básica para mí no es nada raro”, explicó Garzonio, que contó que hacía más de un año que no pisaba la Bombonera.

Ahora que fue y ganó Boca, la pregunta ahora es si seguirá acompañando al equipo de sus amores para no cortar la racha.

En la dulce espera

La discusión menos pensada se dio en la última sesión del Concejo Deliberante de Trelew. Cuando las expectativas estaban en el tratamiento del aumento que ya anunció el OMRESP que correspondería darle a Cooperativa Eléctrica, el tratamiento se postergó. Los ediles no consensuaron y bajaron el tema.

Lo que sí se aprobó (por mayoría con el voto negativo de la edil de Primero Chubut Lidia Retamal) fue el aumento adelantado de la oblea del Estacionamiento Medido, que estaba previsto para noviembre.

Pasó de $ 7 a $ 10 la media hora, y de $ 10 a $ 20 la hora. El motivo es que se les complica a los operadores dar vueltos en monedas porque “no se consiguen”.

Ante este argumento, Retamal advirtió que en el seno de la Comisión el tema se debatió y se había llegado a la conclusión de solicitarle al responsable del SEM que envíe un informe indicando si había problemas o no, y de solicitar monedas a las entidades bancarias para suplir el faltante. Según indicó la concejal, el informe “jamás llegó” y el adelantamiento del aumento se aprobó igual. “Por eso, mi voto fue negativo”, argumentó.#


Arcioni Boca Juniors Garzonio Luz y Fuerza Miquelarena Taito