DEPORTES

La crisis golpea a los clubes del ex Federal B


Por cuestiones económicas, 29 equipos del pasado TFB, el 20%, desertaron del Regional 2019. La enorme mayoría de los clubes participará con presupuestos austeros. El contexto actual vuelve a validar la decisión de derogar los torneos Federales B y C en febrero pasado.
13/12/2018 02:00

1.683

La crisis económica nacional afecta al fútbol del Interior profundo. En concreto, perjudica sobremanera a los equipos del ex Federal B. Ascenso del Interior consigna que 29 de ellos, un 20% del total, declinó participar del Regional 2019.

Equipos de todas las regiones, con la excepción de la Patagonia hasta el momento, anunciaron formalmente que no competirán en el certamen, cuya fecha de inicio el fin de semana de enero. Quienes jugarán, salvo excepciones, lo harán con un presupuesto austero.

Con este panorama, el torneo, que dará cuatro ascensos, será sorteado el viernes 4 de enero, según el portal citado. Dos semanas antes, el 21 de diciembre, se confeccionarán las zonas de primera fase.

Crisis dura

El panorama vuelve a convalidar la derogación de los Federales B y C, impulsada por la presidencia del Consejo Federal, en febrero de este año. La reforma fue votada por unanimidad en el CF y respaldada, tácita o explícitamente por el 90% de los clubes de la categoría.

Tal como escribió Jornada oportunamente, estos torneos nacieron y se afianzaron durante el kirchnerismo, donde la economía, por distintas causas, crecía a tasas muy altas.

Hoy, el mapa es diferente. La economía, lejos de crecer, decae desde el 2016. La inflación, en tanto, se mantiene alta. Y los pronósticos, al día de hoy, no son alentadores.

Podrá ser redundante, pero sin los suculentos recursos de antaño, la disputa de un torneo que llegó a tener 160 equipos sería inviable para los participantes. La deuda de los equipos a finales del año 2017 alcanzó niveles históricos. Y se habría incrementado aún más si la reforma no se hubiese producido.

Situación complicada

Con 29 bajas, la disputa del TFB habría sido engorrosa para los clubes supervivientes. Sin esos conjuntos, las distancias y por ende los costos se habrían incrementado para los participantes restantes.

Si hubo 29 deserciones en la actualidad, se explica en parte porque hay un colchón amortiguador, brindado por la presencia de los campeones de las ligas al Regional 2019.

Esos equipos permiten que las distancias a recorrer sean menores por los participantes. No en vano las zonas tendrán entre seis y ocho equipos, con el propósito de reducir kilometraje y desembolso de dinero.

Hay una lectura complementaria. En 2016 y el 2017, el Federal B comenzó en el segundo semestre. En este año, ese inicio habría coincidido con la corrida cambiaria que ubicó al dólar en torno a los 40 pesos.

Con devaluación y el aumento de los costos, que se ubica alrededor del 40%, es lógico suponer que el número de deserciones habría sido mayor. Sin los campeones de las ligas, los costos, por las mayores distancias, habrían sido siderales para conjuntos del cuarto escalón del fútbol argentino.


clubes Crisis Federal B