ECONOMÍA

El Gobierno habilitó el procedimiento preventivo de crisis en Fate


La planta ubicada en San Fernando, Provincia de Buenos Aires, que emplea a casi 1.600 personas, exporta el 50% de su producción, por lo que las medidas implementadas por el Gobierno tras la corrida cambiaria la complicaron. Es de los mismo dueños de Aluar.
10/03/2019 20:08

520

La Secretaría de Trabajo de la Nación notificó el viernes a las partes de la apertura del proceso preventivo de crisis en Fate que había pedido a inicios de febrero la fabricante de neumáticos.

Según dijeron desde la cartera, a partir de la apertura del PPC se abre un período de negociación de 10 días hábiles para avanzar con alternativas y el próximo miércoles se realizará una nueva audiencia para seguir abordando la situación junto al Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (Sutna) y la empresa.

En diálogo con el diario La Nación, el empresario Javier Madanes Quintanilla, dueño de Fate, había dicho que atravesaban una "situación delicada" y que, entre las razones que llevaron a la presentación del expediente, estaban los "problemas de productividad internos", la reducción de los reintegros y la implementación de retenciones a las exportaciones y unos "sobrecostos tremendamente elevados".

La planta ubicada en San Fernando, que emplea a casi 1.600 personas, exporta el 50% de su producción, por lo que las medidas implementadas por el Gobierno tras la corrida cambiaria la complicaron. A eso se le suma una "caída muy importante" del mercado interno, aseguró Madanes Quintanilla, marcada por una reducción del nivel de actividad en el transporte.

 

"Fue un combo muy peligroso y, en definitiva, es lo que vamos a poner arriba de la mesa -añadió-. Hay personas a las que les llama la atención que ocurran este tipo de hechos, pero lamentablemente hay un goteo de actividades en los últimos meses que a veces no se quiere ver con profundidad por parte de todos los sectores: gremios, empresarios y Estado".

Madanes Quintanilla, también dueño de la siderúrgica Aluar, dijo que estaba dispuesto a encontrar una solución "sin exigir un único camino".
"Hicimos un planteo muy abierto. Una de las alternativas más lamentables sería la pérdida de empleo, que debiera ser la última. A mí me gustaría más encarar un modelo en el que se trabaje sobre el crecimiento del volumen, y no sobre recaudar creando un sobrecosto", concluyó.

(Fuente: La Nación)
 


Aluar FATE Madanes Quintanilla