Causa Revelación: quince días de arresto domiciliario para Bastida

A pedido del fiscal Nápoli, por hostigar a una testigo.

22 MAR 2019 - 21:29

Pablo Bastida, imputado en la Causa Revelación, volverá 15 días al arresto domiciliario, plazo en el que volverá a revisarse su situación. Tendrá rondines policiales sorpresivos. Lo resolvió el juez Sergio Piñeda en una audiencia en la Oficina Judicial de Rawson a solicitud del fiscal Marcos Nápoli, quien argumentó que el imputado violó una condición para su libertad en el proceso: acercarse a una testigo de la investigación. Para Nápoli, Bastida estaría entorpeciendo la investigación.
Según el parte de prensa de Fiscalía, el imputado se acercó a una testigo que fue su secretaria. Fue el jueves por la tarde a la salida de los alumnos en las afueras del Colegio María Auxiliadora de Trelew. Allí habrían mantenido un entredicho de índole personal y laboral. El funcionario de fiscalía Lucas Koltsch fue testigo del incidente. Según el defensor Fabián Gabalachis, la mujer tiene un juicio laboral contra Bastida y el reproche mutuo a la salida del Colegio fue generado por la mujer.
Al decidir, Piñeda destacó que Bastida debió tener “mayor resguardo” teniendo en cuenta que el encuentro era previsible porque además los hijos de ambos concurren a la misma escuela. 
Dijo también que de inmediato debió haber llamado a su defensor y que esa situación ya se la había advertido al momento de tenerlo al tanto de las condiciones que debía cumplir para seguir en situación de libertad durante el proceso. 
Bastida está imputado como el “cobrador” de presuntas coimas que habrían recibido exfuncionarios del Gobierno provincial. 
En septiembre había obtenido el beneficio de las salidas laborales los días lunes, martes, jueves y viernes, de 9 a 12. También había pedido y le habían otorgado que se amplíe la solicitud para que se lo autorice para asistir a su oficina, llevar a su hija a inglés, e ir al psicólogo y odontólogo. En esa ocasión Piñeda accedió ya que no había riesgo de fuga ni de entorpecimiento de causa. #

Enterate de las noticias de POLITICA a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
22 MAR 2019 - 21:29

Pablo Bastida, imputado en la Causa Revelación, volverá 15 días al arresto domiciliario, plazo en el que volverá a revisarse su situación. Tendrá rondines policiales sorpresivos. Lo resolvió el juez Sergio Piñeda en una audiencia en la Oficina Judicial de Rawson a solicitud del fiscal Marcos Nápoli, quien argumentó que el imputado violó una condición para su libertad en el proceso: acercarse a una testigo de la investigación. Para Nápoli, Bastida estaría entorpeciendo la investigación.
Según el parte de prensa de Fiscalía, el imputado se acercó a una testigo que fue su secretaria. Fue el jueves por la tarde a la salida de los alumnos en las afueras del Colegio María Auxiliadora de Trelew. Allí habrían mantenido un entredicho de índole personal y laboral. El funcionario de fiscalía Lucas Koltsch fue testigo del incidente. Según el defensor Fabián Gabalachis, la mujer tiene un juicio laboral contra Bastida y el reproche mutuo a la salida del Colegio fue generado por la mujer.
Al decidir, Piñeda destacó que Bastida debió tener “mayor resguardo” teniendo en cuenta que el encuentro era previsible porque además los hijos de ambos concurren a la misma escuela. 
Dijo también que de inmediato debió haber llamado a su defensor y que esa situación ya se la había advertido al momento de tenerlo al tanto de las condiciones que debía cumplir para seguir en situación de libertad durante el proceso. 
Bastida está imputado como el “cobrador” de presuntas coimas que habrían recibido exfuncionarios del Gobierno provincial. 
En septiembre había obtenido el beneficio de las salidas laborales los días lunes, martes, jueves y viernes, de 9 a 12. También había pedido y le habían otorgado que se amplíe la solicitud para que se lo autorice para asistir a su oficina, llevar a su hija a inglés, e ir al psicólogo y odontólogo. En esa ocasión Piñeda accedió ya que no había riesgo de fuga ni de entorpecimiento de causa. #


NOTICIAS RELACIONADAS