POLICIALES

Un delivery de droga en taxis y remises


La elevación a juicio oral y público de la compleja causa incluye escuchas con las amenazas por las deudas, los reclamos de los clientes y el uso de vehículos para distribuir los “encargues”. Los diálogos, para la Fiscalía Federal, son reveladores acerca del mecanismo para comerciar en el Valle.
15/04/2019 02:00

1.260

Denis López habría comprado y distribuido droga en su taxi y en su casa de Epuyén norte del barrio Inta. “Niego la acusación porque sólo conozco a Morgan. La cocaína encontrada en mi casa es para mí ya que hace un año que consumo”. Por su parte, Adrián Sepúlveda habría vendido en delivery y en su casa del edificio 13 del barrio 2 de Abril.

En cuanto a Gerardo Robinson López, en su leñera de Avenida La Plata al 1.500 había $ 136.412. Se defendió diciendo que vende leña y carbón, y por eso tenía esa plata. Pero la vigilancia nunca observó esos movimientos comerciales.

Mario Sánchez habría recibido la droga en una gomería de calle Humberto Beghin en barrio Sarmiento de Trelew, donde iban sus clientes.

-Sánchez: La historia es corta, me imagino que sabrás por qué te estoy llamando, ¿no?.

-NN: Sí, por eso lo fui a ver a éste, lo voy a juntar amigo.

-Sánchez: Mirá, todo bien loco, vos sabés que no soy una persona de tener problemas pero te aseguro que si lo querés tener no pienso mucho la historia.

-NN: Sí, yo ando cagado, si yo sé cómo es esto viste.

-Sánchez: Porque si Satanás me viene a decir a mí que no me puede pagar por cosas…entendés, él se tiene que hacer cargo.

-NN: Sí, lo sé.

-Sánchez: Bueno mirá, yo te voy a pedir bien así como un caballero, no te lo estoy haciendo ni de verdugo ni nada que me juntes lo más antes posible el dinero, a mí también me vienen de atrás entendés, es todo una cadena esto…

Otro ejemplo:

-NN: Boludo, tengo uno acá que me debe y no me quiere pagar, hijo de puta.

- Sáanchez: ¿Y qué querés? ¿que le metamos corcho?

- NN: Sí, no sé, meterle presión ahí.

-Sánchez: ¿Pero querés cobrar por las buenas o por las malas vos?

-NN: Y de alguna de las dos formas tengo que cobrar, boludo, si por las buenas no quiere habrá que ir por las malas…. está ahí, lo tengo en una camioneta llorando, tiene un auto; ahora te llamo y vos le metes presión un toque, dale.

Eran morosos y Sánchez debía rendir cuentas a Curiqueo, su proveedor.

Cristian Durán Morgan era remisero en una parada de calle San Martín. Habría fraccionado en su casa de Scalabrini Ortiz al 1.400 de barrio Sarmiento para su venta por delivery en su remis.

-Morgan: Pero estoy lavando el auto, tengo todo en casa, por qué no pasas a ver a Vero si tiene, yo le dejé, es la misma.

–NN: Pero está media chota la de Vero, boludo. Hace dos semanas la fui a ver.

-Morgan: Entonces no sé, algo le habrá hecho porque yo se la dejo y no sé qué onda.

-NN: Puta que me parió boludo, ¿estás muy complicado ahora?

-Morgan: Estoy lavando el auto, ya termino y voy para la casa, pero no me gusta que te pongas pesado, vos sabes cómo es esto.

-NN: Si nadie se puso pesado amigo.

-Morgan: Pero igual no podes andar diciendo esas cosas por teléfono, boludo. Es sí o no, corta la bocha.

-NN: Si ya sé por eso ¿qué hacemos?

-Morgan: Dame cinco minutos y ya llego a casa.

Mario Zulberti, según la causa, habría colaborado con Morgan para la venta y la preparación en Artigas al 1.400, para la venta al menudeo. En tribunales declaró que “soy consumidor, tengo problemas con la droga y a Morgan lo conozco de chicos en el barrio y por eso tiene llave de mi casa. Nunca vendía”.

El fiscal cree que Matías Villegas habría vendido en su casa de Malaspina al 200 o en lugares concertados. Cerca del Polideportivo Barrio Sur, donde funciona una sala de primeros auxilios, un lugar de esparcimiento deportivo y una iglesia. También cerca de un puesto de panchos a metros de la Universidad Nacional de la Patagonia “San Juan Bosco”.

-NN: Che amiguito me acordé de vos, una gente amiga me dio una carne para vender, hay unos vacíos cerrados de 6 kilos en 500 pesos.

-Villegas: ¿Cuánta carne hay? ¿mucha?

-NN: Y…hay algo más o menos, sí…

-Villegas: Y fijate que me rescatas por dos lucas….

-NN: Ya lo tengo en el auto, si yo ya ando repartiendo, recién me lo pasaron a dejar.

Roberto Murguiondo habría distribuido en delivery a bordo de su taxi Volkswagen Golf. Vivía en Gregorio Mayo al 1.200 del barrio San José.

-Villegas:¿No me trae dos vino y una coca?

-Murguiondo: Pero…me va a pagar, porque no me tas pagando últimamente eh.

-Villegas: Descontá de última lo que te debo, si me desconta siempre, me extraña nene.

Al declarar negó la imputación y admitió consumir marihuana y cocaína.#


delivery droga Operativo La Reina remises taxis