PROVINCIA

Editorial / Chubut, la décima derrota de Macri

Leé La Columna del Domingo, el tradicional análisis de la edición impresa de Jornada.

09/06/2019 02:00

Chubut elije un gobernador, veintisiete diputados, intendentes, jefes comunales y concejales.

2.114

Habrá muchas y variadas formas de leer, analizar y desentrañar lo que pueda pasar en Chubut a partir de mañana, cuando haya un nuevo gobernador electo; veintisiete nuevos diputados que asumirán sus bancas el 10 de diciembre; trece nuevos intendentes y jefes comunales; miles de nuevos concejales; y una larga lista de facturas entre los encumbrados dirigentes que deban enfrentar las derrotas en las urnas.

Pero lo que no se puede evitar es que hoy se producirá la décima derrota electoral del presidente Mauricio Macri y su alianza de gobierno Cambiemos, que no parece poder evitar la hecatombe electoral en este tortuoso camino hacia las PASO nacionales de agosto y las generales de octubre.

Falta mucho por desandar, pero el duro golpe electoral que sufrirá este domingo Cambiemos en Chubut se sumará a las derrotas amplias en las elecciones a gobernador de San Juan y Misiones, del domingo pasado. En mayo, las elecciones en Córdoba también fueron un golpe al oficialismo, no sólo por el triunfo del peronista Juan Schiaretti sino por la pálida elección de los candidatos de Cambiemos; y también en La Pampa arrasó el kirchnerismo.

En abril habían sido Río Negro, Entre Ríos y Santa Fe los tres lugares en donde los candidatos macristas hicieron agua. Y en las PASO de la propia Chubut el candidato de Cambiemos quedó tercero. Mientras que en marzo, la primera en dar un sonoro cachetazo electoral había sido Neuquén.

Nueve de cada diez

Todo indica que hoy, casi nueve de cada diez votantes de Chubut va a elegir una opción electoral distinta a la que representa a Mauricio Macri y Cambiemos. El duro revés del candidato Gustavo Menna en las PASO sacó a relucir la peor cara de la alianza gobernante del país: lo dejaron a la buena de Dios, sin apoyo y para el cierre de campaña le mandaron al dirigente cordobés Mario Negri, que perdió con Schiaretti por casi 40 puntos, y al desteñido diputado nacional Facundo Suárez Lastra.

La carrera política de Menna merecía un mejor final de campaña. Al menos, un poco más respetuoso de parte de sus correligionarios, muchos de los cuales harán cola este domingo para usar su “voto útil” en favor de opciones que le permitan ganar o perder a tal y cual, pero nunca para sostener una idea propia.

El modelo en juego

Hace dos meses, cuando se estaba por votar en las PASO, desde esta misma tribuna editorial reclamamos que además de protagonizar encarnizadas disputas electorales, sería bueno que se comience a discutir el modelo de provincia que habrá que empezar a delinear a partir de mañana. En estos dos meses, nada de eso ocurrió. Las disputas personales se multiplicaron y los debates de ideas brillaron por su ausencia.

Es indudable que hoy el electorado chubutense le dará la espalda a las políticas del Gobierno nacional y sus representantes locales. Pero no debe ser suficiente esa declaración de principios. Hace falta que quien gane este domingo, sea Mariano Arcioni o Carlos Linares, se ponga a trabajar ya mismo para buscar una salida a la profunda crisis en la que está sumergida la provincia.

Como expresamos hace ya dos meses, no alcanzará sólo con diferenciarse del mal mayor que representa Macri y sus políticas. Hay que votar con convicción y ser mucho más exigentes con los gobernantes que son elegidos para solucionar problemas y, muchas veces, son parte del problema.

Es la hora de un proyecto político que realmente abarque a muchos sectores políticos y sociales, que filtre a la buena de la mala clase dirigente, como si se quitara a la paja del trigo. Es necesario refundar Chubut para que vuelva a ser lo que se merece, y no en lo que algunos la han convertido.