ECONOMÍA

Reforma constitucional en Norcorea introduce impronta de mercado


Kim Jong-un fue nombrado jefe de Estado de Corea del Norte y comandante en jefe de las fuerzas armadas en una enmienda de su Carta Magna publicada hoy que además sienta las bases constitucionales del enfoque económico reformista del líder comunista, pues incrementa la autonomía de las empresas estatales e introduce elementos de mercado.
12/07/2019 09:54

226

La nueva versión, publicada hoy íntegramente por el portal estatal Naenara, dice, como la anterior, que Kim, "el presidente de la Comisión de Asuntos Estatales de la República Popular Democrática de Corea (RPDC), es el líder supremo de la RPDC", pero agrega, como remate de la frase, "la persona que representa al Estado".

Hasta antes de la modificación, el deber de representar al país estaba centrado en el presidente de la Asamblea Suprema del Pueblo, un cargo que ocupó el adjunto de Kim, Choe Ryong Hae hasta el 11 de abril pasado, el día que se reformó la Carta Magna.

En la nueva versión, el presidente de la Asamblea mantiene su carácter de "representante del estado", pero, en efecto, se institucionaliza la realidad política de Corea del Norte, donde Kim era jefe de Estado de facto y Choe -y ahora su sucesor- desempeñaba un rol meramente protocolar, informó CNN.

Esta nueva condición de jefe de Estado ubica a Kim en una posición equivalente a la del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de Rusia, Vladimir Putin, y de China, Xi Jinping, en cumbres y negociaciones de tratados, y establece el estatus del líder como firmante de un eventual tratado de paz.

Se trata de un nuevo esfuerzo de Kim en aras de normalizar las relaciones del aislado país con el mundo y operar sin sanciones internacionales, según analistas.

Con este objetivo el líder ha mantenido 15 reuniones con jefes de estado y de gobierno desde su primer viaje al extranjero en marzo de 2018, entre ellas dos cumbres con el presidente estadounidense, Donald Trump, sobre desnuclearización.

Pyongyang también busca hace años un acuerdo de paz con los Estados Unidos y poner fin al estado técnico de guerra que ha existido desde la Guerra de Corea de 1950-1953, que concluyó con un armisticio en lugar de un tratado de paz.

Las conversaciones de desnuclearización entre Estados Unidos y Corea del Norte se han estancado, aunque se espera que se realicen nuevas conversaciones con Pyongyang este mes.

El nuevo texto constitucional, por otra parte, continúa describiendo a Corea del Norte como un estado de armas nucleares.

En el plano económico, la nueva constitución elimina la mención al "Sistema de Trabajo Taean", el método tradicional de manejo de la economía centrado en el partido, y se la reemplaza por la de "Sistema de Administración Responsable de las Corporaciones Socialistas", impulsado por Kim desde su llegada al poder, en diciembre de 2011.

La esencia de este sistema es institucionalizar el mercado y armonizarlo con la planificación económica central.

Entre otras cosas, esto permite a los empresarios, una vez que han cumplido con una cierta cuota de producción dictada por el Estado, hacer dinero fabricando productos y vendiéndolos en el mercado para satisfacer la demanda.

Además, otro artículo revisado habla sobre "adherir firmemente al principio de garantizar las ganancias reales", lo que crea las bases constitucionales para que agentes económicos individuales actúen de manera independiente para garantizar su sustento.


Corea del Norte Kim Jong un Mercado