PAÍS & MUNDO

Rohani, dispuesto a negociar si Washington levanta las sanciones


Irán está dispuesto a negociar con Estados Unidos si este levanta sus sanciones contra Teherán, anunció este martes el el presidente iraní Hasan Rohani, cuyo jefe de la diplomacia aseguró la víspera que había rechazado una invitación para reunirse con el presidente estadounidense Donald Trump.
06/08/2019 11:58
372

"La República Islámica de Irán es favorable a las negociaciones y, si Estados Unidos quiere realmente hablar, antes que nada tiene que levantar todas las sanciones", declaró Rohani en televisión, sin precisar sobre qué tratarían estas negociaciones.

Después de retirarse en mayo de 2018 del acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní firmado en 2015, Washington restableció una serie de sanciones económicas contra Teherán, acusado de desestabilizar la región.

Desde entonces, las tensiones van en aumento entre ambos países.

Irán dejó de cumplir en julio de algunos compromisos del acuerdo y amenaza con continuar si los demás Estados parte (Reino Unido, Alemania, Francia, China y Rusia) no le ayudan a evitar las sanciones estadounidenses, que asfixian a su economía.

El martes, el presidente iraní afirmó que Teherán estaba dispuesto a negociar aunque Estados Unidos ya no forme parte del acuerdo.

"Quieran o no formar parte del JCPOA (las siglas del acuerdo de 2015) tienen que decidirlo ellos", dijo Rohani.

"Si quieren discusiones, deben allanar el camino. El camino que lleva a ellas pasa por el arrepentimiento. No hay otras vías", insistió, y estimó que "la paz con Irán es la madre de todas las paces" y "la guerra con Irán, la madre de todas las guerras".

- Punto muerto

El presidente hizo estas declaraciones desde el ministerio de Relaciones Exteriores en Teherán, donde se reunió con el ministro Mohammad Javad Zarif.

Zarif confirmó el lunes informaciones según las cuales había rechazado una invitación para reunirse con el presidente estadounidense Donald Trump, pese a las amenazas de sanciones.

Dos días antes, la revista estadounidense The New Yorker informó que el senador estadounidense Rand Paul había invitado, con el visto bueno de Trump, a Zarif a la Casa Blanca, durante un encuentro en Nueva York en julio.

La Casa Blanca no comentó estas informaciones. "Me dijeron en Nueva York que sería el blanco de sanciones en un plazo de dos semanas si no aceptaba ese ofrecimiento, que afortunadamente no acepté", dijo Zarif el viernes.

El presidente Rohani salió en defensa de su ministro el martes, criticado en Irán por los partidarios de la línea dura frente a Estados Unidos, por su papel principal en el acuerdo sobre el programa nuclear.

El acuerdo suscitó "tantas victorias económicas [para Irán] que ha enfurecido a algunos", afirmó Rohani.

- Contrapartidas

Desde mayo, la tensión fue creciendo entre Washington y Teherán tras varios sabotajes y ataques de navíos en el Golfo -Estados Unidos responsabiliza de estos a Irán, que lo desmiente- y la destrucción de un dron estadounidense por parte de Irán.

El derribo de este dron, que entró en el espacio aéreo iraní según Teherán, hizo temer un conflicto.

Trump, que envió soldados suplementarios a la región, afirmó que había anulado en el último minuto un ataque de represalias contra Irán.

"Si quieren seguridad, si sus soldados quieren seguridad en la región, (entonces acepten) la seguridad a cambio de seguridad", dijo Rohani el martes.

Poco después, el ministro iraní de Defensa, el general Amir Hatami, presentó tres nuevos tipos de misiles teledirigidos de precisión, y aseguró que probaban la capacidad de Irán de defenderse ante "la perfidia y las conspiraciones" estadounidenses.

En este contexto, la captura por parte de Irán de tres petroleros extranjeros en el Golfo en menos de un mes avivó la presión.

El segundo barco interceptado, un buque sueco con bandera británica, tuvo lugar 15 días después de que las autoridades británicas capturaran el 4 de julio un petrolero iraní frente a Gibraltar (sur de España).

"Es imposible que el estrecho de Ormuz esté libre para ustedes y que el estrecho de Gibraltar no lo esté para nosotros", afirmó Rohani.