POLICIALES

“Viuda negra” cordobesa estará 2 días aislada luego de provocar disturbios en una Comisaría


Se trata de Susana Bustamante, detenida y acusada de homicidio en ocasión de robo y robo simple. En el episodio una anciana falleció por la violencia del hecho citado en primera instancia. La mujer generó desmanes tras una requisa policial que encontró un teléfono celular en uno de los pabellones.
10/08/2019 02:00

823

Susana Bustamante, conocida como la “Viuda negra” cordobesa” quedó en alojamiento individual por el término de dos días en Comodoro Rivadavia.

La mujer, que junto con su pareja está imputada de asesinar a una anciana en el marco de un robo tras engañar y drogar al hijo de la víctima en un acto de seducción, provocó una serie de desórdenes en los pabellones de presas de la Comisaría distrito Séptima de esa urbe petrolera chubutense, luego de que en una requisa de las celdas se descubriera un teléfono celular que era utilizada por las reclusas, entre ellas Bustamante.

Así se dispuso en la mañana de ayer en el marco de una audiencia judicial de incidentes para tratar una sanción disciplinaria a la mencionada interna.

El comisario Ricardo Lienan, jefe de la Seccional Séptima comodorense, solicitó se le aplique una sanción a Bustamante, consistente en su “alojamiento individual por cinco días, en suspenso”, por disturbios producidos por internas a raíz del hallazgo de un teléfono celular debajo de una almohada.

El fiscal Adrián Cabral solicitó se confirme dicha sanción disciplinaria; en tanto que la defensora Luciana Risso pidió que la sanción “se deje en suspenso”.

Presidió la audiencia de incidentes la jueza Mónica García. Por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente el fiscal Cabral; en tanto que la defensa de Bustamante fue ejercida por Luciana Risso, de la Defensa Pública.

El hecho que motivó la sanción se produjo cuando personal policial femenino, el pasado 15 de julio, a las 17, se encontraba llevando a cabo una requisa exhaustiva luego de finalizada una clase de yoga por parte de las internas en la Seccional Séptima.

En ese momento, las policías ingresaron al pabellón y en el interior de la celda 4, perteneciente a Brenda Vargas y Cardoso, entre el colchón y la almohada enccontraron un teléfono celular Nokia analógico, sin tapa con un chip de la empresa Claro. Inmediatamente se procedió a su secuestro.

En ese instante, el resto de las reclusas femeninas que se encontraban en el interior del pabellón de visitas comienzaron a causar disturbios golpeando rejas, sillas y vidrios del interior. Entre ellas estaba la interna Susana Bustamante.

Se instruyó un sumario, un parte disciplinario y se elevaron las actuaciones al juez de turno, al Ministerio Público Fiscal y a la Defensa Pública.

Desde la Jefatura de la Seccional se solicitó imponer a la Internas, y en particular a Bustamante, la sanción de un “alojamiento individual por cinco días, en suspenso por cuatro meses”, encuadrando su conducta dentro de una “infracción grave”. En virtud que se ha dado cumplimiento a los plazos solicitados, el fiscal solicitó se confirme tal sanción disciplinaria, señaló una gacetilla oficial de la Fiscalía.

Por su parte, la defensora destacó que “respecto de Bustamante era la primera sanción que se le impone, por lo cual solicitó que la misma fuera dejada en suspenso”.

Finalmente, la jueza natural del caso resolvió “modificar parcialmente la sanción disciplinaria” solicitada por incumplimiento del Reglamento Disciplinario de Internos por “incitar movimientos para quebrar la disciplina y resistirse al cumplimiento de una Orden emanada por personal policial”, de cinco a “dos días de alojamiento individual, en suspenso, por ser la primera sanción que tiene Bustamante”.

Los casos que se la acusa a Susana Bustamante tienen que ver, en primer término, con la denuncia de un individuo que concretó una cita con esta mujer por una página de citas, Badoo, recibiendo la visita de la misma en su casa de la calle Chubut al 1900, soliictándole a su madre, Aurora Pessolani, que no esté presente. Así dejó a su madre en su pieza con la puerta abierta, tomó un vino rosado, se sentó a conversar y perdió el conocimiento. Luego escuchó los gritos de su madre pero no pudo hacer nada porque estaba atado de pies y manos.

Un día después, llegó la empleada doméstica que lo encuentra atado semidesnudo y con su madre muerta en su habitación; comprobándose que a su vez le habían sustraído diversos elementos de valor.

El segundo hecho de similares características ocurrió en el barrio Juan XXIII donde una joven llegó a su casa, a quién la segunda víctima conoce a través de Badoo.

La víctima recordó que tenía acento cordobés y que luego de comer y tomar una copa de vino, no recordó más nada. Al despertarse, la casa estaba desordenada y le habían sustraído dinero y objetos de valor. Luego la imputada era ayudada por su pareja Palacios.

Ambos hechos fueron formalizados en la audiencia de control y apertura el 5 de julio por “homicidio en ocasión de robo, en concurso real con robo simple”, en calidad de coautores para Susana Valeria Bustamante y Juan Adrián Palacios.#


Comodoro Viuda negra cordobesa