DEPORTES

Andrada logró un nuevo récord y terminó con una contractura

El arquero consiguió en la victoria sobre San Lorenzo el récord de imbatibilidad en el inicio de un torneo, con 630 minutos sin recibir goles en siete fechas jugadas, dejando atrás la marca de Agustín Mario Cejas, quien en 1966 mantuvo en cero la valla de Racing durante los primeros 587 minutos.

21/09/2019 22:20

Andrada es de esos arqueros que hacen fácil lo difícil. La pelota que baja con mano de abrojo, cerca del final del partido, tal vez sea el mejor ejemplo.

737

En tercer lugar quedó el paraguayo José Luis Chilavert, quien en el arranque del Clausura 93 estuvo 540 con el arco de Vélez invicto.

En el caso de "Chila" debe aclararse que en la cuarta fecha de aquel certamen recibió un gol de Alberto Acosta, en un empate 1 a 1 frente a Boca, pero la AFA le dio el partido ganado a los de Liniers por 1 a 0 porque el defensor "xeneize" Alejandro Giuntini llegó tarde al control antidoping.

Más allá de la marca alcanzada esta tarde, Andrada ya había logrado en el último Superclásico el récord de imbatibilidad en el arco boquense, dejando atrás al mítico Antonio Roma.

Ese día, en el estadio Momumental, Andrada llegó a los 868 minutos con su valla sin caer y hoy ese número trepó hasta los 1049, contando los partidos de Copa Libertadores, .

Si se toma en cuenta solo el torneo local -sin la Copa de la Superliga-, Andrada suma 784 minutos con el arco en cero y sigue por debajo de Carlos Fernando Navarro Montoya, ya que el "Mono" cerró su arco durante 825 minutos en el Apertura 1992.

Pero no todas son alegrías para el "Flaco": cuando se jugaban 11 minutos del segundo tiempo en el Nuevo Gasómetro salió a embolsar la pelota apremiado por el paraguayo Ángel Romero y sintió una molestia en el aductor izquierdo.

En ese momento, comenzó a hacer trabajos de precalentamiento Marcos Díaz, pero Andrada, con visibles gestos de dolor, pudo aguantar y completó el partido.

Una vez consumada la victoria sobre el "Ciclón", el arquero boquense dijo que se le puso "un poco duro" el músculo y se esperanzó en que la molestia lo deje llegar en condiciones al primer choque frente a River por Copa Libertadores, que será el martes 1 de octubre en el estadio Monumental.

"Espero que no sea nada, por suerte me dejó terminar el partido. Alguna vez se me cargó el músculo en la pretemporada, pero me pasa por primera vez en un partido. Ojalá no sea nada, ahora me revisarán los médicos", cerró.