PAÍS & MUNDO

En 1979, EEUU encubrió un bombazo nuclear israelí en cercanías de la Antártida

Estados Unidos descartó oficialmente en 1979 que Israel hubiera hecho un ensayo nuclear en las islas Príncipe Eduardo, pese a informes de sus propias fuerzas armadas que sostuvieron que se trató de eso, reportó hoy la prensa norteamericana.

22/09/2019 14:46

3.227

El objetivo del gobierno, a cargo del demócrata Jimmy Carter, fue evitar que se perjudicara el cumplimiento del acuerdo de paz recién suscripto entre Israel y Egipto, afirmó la revista especializada Foreign Policy en su sitio web.

Israel efectuó esa prueba el 22 de septiembre de 1979 en las islas Príncipe Eduardo, ubicadas entre Sudáfrica y la Antártida, y el doble destello de la explosión de la bomba de hidrógeno fue detectado por un satélite estadounidense, dice el artículo.

La Fuerza Aérea norteamericana emitió un alerta y al día siguiente Carter reunió a su gabinete de seguridad en la sala de situación de la Casa Blanca.

“Hay indicios de una explosión nuclear en la región de Sudáfrica: puede ser Sudáfrica, Israel utilizando un barco o nada”, escribió el mandatario en su propio diario.

Ese diario es uno de los numerosos documentos desclasificados al cumplirse 40 años del llamado Incidente Vela -por el nombre del satélite que lo detectó- y que fueron analizados por varios especialistas convocados por Foreign Policy.

Si el gobierno de Carter hubiera reconocido el ensayo, la Ley de Control de Exportación de Armas lo habría obligado a imponer sanciones automáticas a Israel, por ser este un país no autorizado por el Tratado de No Proliferación Nuclear.

La posición oficial de Washington fue refrendada por una comisión de ocho científicos que en mayo de 1980 dictaminó que “la señal del 22 de septiembre probablemente no se debió a un explosión nuclear”.

No obstante, Carter estaba al tanto de que la verdad podía ser otra: “Nuestros científicos tienen cada vez mayor certeza de que los israelíes realizaron un ensayo nuclear en el océano cerca del extremo sur de África”, había escrito en su diario el 27 de febrero de 1980.

“La administración Carter tenía tanto miedo a aplicar el Tratado de Prohibición Parcial de Ensayos contra Israel que hizo lo que pudo para borrar u ocultar las pruebas de la detección de ese ensayo”, afirma Foreign Policy.

Los gobiernos posteriores, tanto demócratas como republicanos, mantuvieron esa política y aún hoy la Casa Blanca sostiene que desconoce la actividad de Israel en relación con armas nucleares.

El arsenal nuclear israelí dejó de ser un misterio en 1986, cuando el científico Mordejái Vanunu reveló sus detalles en una entrevista publicada por el diario británico The Sunday Times.

Como consecuencia, Vanunu fue apresado en Roma por agentes del Mossad -el servicio de inteligencia israelí- y condenado a 18 años de prisión.

El diario digital Noticias de Israel subrayó que Foreign Policy “no señaló ni una sola pista que conecte a Israel con el evento y ninguna fuente oficial ha confirmado públicamente que Israel haya llevado a cabo una prueba nuclear”.

Pero admitió que, “sin embargo, los investigadores estimaron, de acuerdo con los datos disponibles, que el evento de Vela fue una detección de una prueba de bomba de hidrógeno”.

Asimismo, el periódico israelí recordó que el caso ya había sido revelado en febrero de 1980 por Dan Raviv, un corresponsal en Tel Aviv de la televisora estadounidense CBS al que por ese motivo Israel le retiró sus credenciales.

Raviv, “décadas más tarde”, aseguró que había tenido “una fuente política israelí adicional de alto nivel y confiable que confirmó la historia de Vela”, según Noticias de Israel.

El presidente de Egipto, Anwar El Sadat, y el primer ministro de Israel, Menajem Beguin, habían firmado el 22 de marzo de 1979 en la Casa Blanca, ante Carter, el tratado de paz que puso fin a tres décadas de hostilidades, incluidas cinco guerras.