POLICIALES

Condenado por violencia de género, daños y amenazas volverá a prisión

Se trata de Bruno Zunino, un exempleado judicial que tiene una condena en suspenso por violencia de género contra una joven. También tiene causas por quemar el auto de la madre de la joven y amenazar a un allegado. Estaba internado en un centro de rehabilitación pero incumplió las pautas de conductas.

28/10/2019 18:49

3.944

Bruno Zunino, el exempleado judicial de Puerto Madryn condenado por violencia de género y que además cumple condena por haber quemado el auto de quien había sido su suegra, deberá volver a prisión tras incumplir una serie de pautas de conductas dentro de un centro de rehabilitación.

La jueza Marcela Pérez dispuso que regrese a prisión preventiva en un establecimiento carcelario por un plazo de dos meses, luego de que el joven hubiera incumplido una serie de pautas de conductas en la institución en la cual cumplía un tratamiento de rehabilitación y donde se encontraba internado.

Si bien oficialmente no trascendieron los motivos que llevaron a la medida, una serie de informes del centro de rehabilitación y conductas del condenado que habrían trascendido incluso en las redes sociales, motivaron la decisión de la jueza de ordenar la orden de aplicar la prisión preventiva a Zunino.

Madryn: lo condenaron por violencia de género y ahora lo detuvieron por quemar el auto de la exsuegra





Zunino fue exonerado del Poder Judicial por disposición del Superior Tribunal de Justicia a raíz de los hechos que se le imputaron en su momento y fue condenado a la pena de seis meses de prisión en suspenso por violencia de género contra su pareja. Además se le impusieron diversas pautas de conducta, como ir al psicólogo y prohibición de acercamiento.

Pocos días después de ese fallo, el 20 de Mayo de este año, prendieron fuego el automóvil de la madre de la joven que había sido víctima de los episodio de violencia de género y el vehículo sufrió destrucción total. Por ese hecho se abrió una investigación contra Zunino, sobre quien además el fiscal sostuvo que incumplió la orden de prohibición de acercamiento que fuera impuesta por el juez penal Jorge Novarino.

Dos días antes de ese hecho, 18 de junio de 2019, el sujeto comenzó a enviar audios de WhatsApp a una persona a la que le había pedido que se haga cargo del incendio del vehículo. Y luego que ese se negara, lo amenazó con que “si te agarro te rompo la cabeza”, “te voy a buscar y te voy a encontrar donde sea y te voy a romper la cabeza”, “te voy a a reventar la casa a tu vieja”, entre otros insultos.

Entre las pautas que le impuso la justicia estaba la internación en un centro de rehabilitación, pero ahora ante el incumplimiento de conductas, deberá volver a prisión

Se burlaba de las marchas de “Ni Una Menos” y golpeaba a su novia