DEPORTES

Alejandro Giardino colgó los guantes


Uno de los arqueros más reconocidos de la Liga del Valle, pese a su juventud, decidió retirarse. “Las ganas no son las mismas, la falta de competencia desgasta”, acotó. Relató varias vivencias: la pelea del puesto en Racing con Sergio Romero, su madre y los emotivos penales del 2008. Y habló del futuro.
13/12/2019 02:00

1.937

Alejandro Giardino, uno de los arqueros más reconocidos de la Liga del Valle, se retiró de la práctica del fútbol. El guardameta, de solo 32 años, consideró que era un momento de una nueva etapa.

“Me dijeron que tenía para un par de años más. Pasa por las ganas, no son las mismas. No hay competencia en la Liga del Valle Uno que jugó torneos federales lo sabe. Eso viene de años”, indicó Giardino a Jornada.

“En los federales, argentinos o regionales, en cada entrenamiento tenés que luchar por un lugar. A nivel liga, eso no pasa. La falta de competencia desgasta”, relató el exgolero, que posee un frondoso currículum

Antes de su retiro, era el único jugador activo en haber participado de los cuatro títulos de Huracán desde que el club retomó la práctica de fútbol a mediados de la década pasada.

Pero además de defender el arco del “Globo”, atajó en Independiente de Trelew, Guillermo Brown (Federal A), J.J. Moreno, CAI de Trelew y Germinal.

El duelo con Sergio Romero

Su carrera le deparó infinidad de vivencias a Giardino. Una de ellas es haber competido con Sergio Romero en 2003 por un puesto en las inferiores de Racing de Avellaneda.

“Yo jugaba en ese momento en la filial de la CAI en Trelew. Hicimos un viaje a Buenos Aires con varios chicos de Comodoro para probarnos en Racing. Estaban Alvarado, Ulloa y Romero. De Trelew viajamos Fabricio Elgorriaga y yo”, dijo.

“Estaba haciendo una muy buena prueba yo. En los últimos 25 minutos, decidieron probarlo a ´Chiquito´ y quedó él. No los puedo culpar”, dijo.

También hubo pruebas en San Lorenzo, Huracán de Parque Patricios, Unión y Colón. En los clubes santafesinos, disputó partidos a nivel oficial, en las divisiones formativas.

Su mamá

La vida en 2008, le deparó uno de los momentos más impactantes de su carrera. “Estábamos por jugar la final del Clausura de liga con Huracán ante Germinal. Mi mamá había fallecido hacía algunos días y me habían dicho que no jugara”, detalló Giardino.

“Pero quise jugar. Le quería dar un regalo a ella, que siempre me apoyó. Y se lo dí. Empatamos la serie en los últimos minutos. Después de 13 penales, pude atajar el último y darle el título a Huracán”, relató con emoción.

En otro orden, hizo mención a las relaciones humanas que le dejó la carrera. “Son muchas. Te nombro a Gustavo Caamaño, Walter Dencor, Diego Jara, Marcelo Pérez Álvarez, Hugo Noremberg. Con algunos de ellos, trabajo en Huracán”, acotó.

El futuro

Giardino, antes del retiro, se recibió como DT. Y empezó en las infantiles de Huracán, sin haber finalizado su etapa de jugador. Ese considera que es su futuro.“Estoy en las infantiles del club. Está muy bueno. La idea es dirigir Primera en algún momento”, concluyó.#


Alejandro Giardino Huracán de Trelew Liga del Valle