CIENCIA

La Cumbre del Clima pospuso la regulación de los mercados de carbono


Los países que asistieron a la Cumbre del Clima en Madrid (COP25) no lograron consenso sobre la regulación de los mercados de carbono, por lo que fijaron un nuevo plazo desde de junio próximo para poder negociar con vistas a la próxima cita en Glasgow (Reino Unido), en noviembre.
15/12/2019 11:29
484

La regulación de esos mercados (el Artículo 6 del Acuerdo de París) fue uno de los principales escollos para lograr un acuerdo en la XXV Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU (COP25).

Durante toda la conferencia persistieron los grandes obstáculos relacionados con los mercados de carbono, uno referido a la doble contabilidad que algunos países quieren evitar.

El otro tema clave motivo de discrepancias es el relativo a la transición de los remanentes de derechos de emisiones que algunos Estados conservan del Protocolo de Kioto y que pretenden mantener en la transición al Acuerdo de París.

La Presidencia chilena de la cumbre y Brasil mantuvieron durante durante los últimos días de la cumbre una puja respecto a la regulación de esos mercados en el artículo 6 del Acuerdo de París, señaló la agencia Efe.

La Unión Europea aceptó abrir un plazo de transición para reconocer los bonos antiguos hasta el año 2023, pero Brasil insistió en que se alargue ese periodo transitorio al menos hasta el año 2025, según informaron fuentes de la delegación chilena.

La Presidencia chilena de la cumbre considera que los textos en los que se trabajaron son "buenos avances" desde el punto de vista técnico.

Sin embargo, se requieren todavía algunos ajustes entre las diferentes visiones de las partes, como en lo que se refiere al apoyo financiero obligatorio para los países más vulnerables, para evitar la doble contabilidad y para determinar ese proceso de transición de Kioto a París.

Como las diferencias no se limaron por completo, la Presidencia chilena pospuso una posible solución hasta la próxima Conferencia (COP26).

Los textos en lo que se avanzó no se sometieron a votación, ya que si se votaban y no se aprobaban decaían por completo, y la Presidencia chilena consider{o que son una buena base de partida para avanzar en las próximas citas.

Por su partre, la ministra española para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, también aludió a esta discusión.

"Se trabajó intensamente para asegurar unos mercados de carbono globales que aseguren una contabilidad robusta respetuosa de la integridad ambiental. Algunos no se sintieron cómodos, así que queda pendiente para el año que viene", apuntó Ribera en su cuenta de Twitter.