ECONOMÍA

Provincia gestiona aliviar la Zona a Pymes a cambio de que creen 1.750 empleos en un año

Se estima que el ahorro mensual de las empresas de Chubut sería cercano a los $ 55 millones por mes, por compensación de AFIP. Otro de los proyectos en el Congreso del diputado Ignacio Torres, apunta a que el beneficio sea retroactivo, con un costo fiscal de $ 12.000 millones.

01/03/2020 02:00

Agente recaudador. La compensación de crédito fiscal para las pymes se podría aplicar a través de la AFIP.

1.169

Tal como anticipó el Económico en su edición anterior, la problemática sobre los costos salariales y las inversiones en Chubut para radicar nuevas empresas volvió a ponerse entre los principales ejes de discusión entre el Gobierno Provincial, las cámaras empresarias y los legisladores nacionales. Y cuando se habla de sobrecostos, siempre surge el debate por la carga de adicional por Zona Desfavorable, que en la provincia promedia el 20% para las firmas, aunque varía según el convenio colectivo de cada una de las actividades.

Desde hace algunos meses ya se viene trabajando en un esquema desde Provincia en el marco del Plan de Desarrollo Productivo. También se ha conversado con funcionarios nacionales, desde el jefe de gabinete Santiago Cafiero para abajo en las áreas de Producción e Industria.

El planteamiento no es nuevo, pero toma carácter de urgente al ver la evolución del empleo privado al menos en la provincia a lo largo de los últimos cuatro años. Se perdieron 6.900 fuentes laborales. Y la única provincia de la Patagonia que tuvo expansión fue Neuquén, a partir del boom del yacimiento no convencional de Vaca Muerta.

Si bien la idea no está totalmente pulida, fundamentalmente desde los consensos con el sector empresarial, hay un modelo en cabeza del Gobierno Provincial para impulsar un alivio a las pymes por el adicional de Zona Desfavorable. El camino no sería ir sobre los empleados, sino en todo caso que haya una compensación impositiva por parte de los organismos tributarios nacionales.

Aunque la novedad que propone Chubut en este caso es enmarcar el proceso dentro de un proyecto más importante de creación de trabajo genuino. Por lo que la quita de Zona estaría atada a la incorporación de nuevas personas al mercado de trabajo.

El modelo es el siguiente: por la incorporación de un nuevo empleado, se “perdonará” el costo adicional de cinco Zonas Patagónicas. Al ser del 20% el adicional, por cada nuevo empleado se podrá tener derecho a tomar como crédito de libre disponibilidad lo que se paga por cinco Zonas Desfavorables. Multiplicando ese 20% por 5, darían como resultado el 100%, que equivaldría a esa nueva fuente laboral que se suma.

De máxima, la aspiración es que en Chubut se creen 1.750 puestos privados al año, con un ahorro en materia de adicional por Zona Desfavorable cercano a los 55 millones de pesos. Es decir, dinero que dejará de percibir la AFIP, pero que en gran parte volvería a las arcas nacionales como dinero circulante y fundamentalmente con otros impuestos al consumo como el IVA.

Este incentivo para generar más trabajo, aplicaría fundamentalmente para las pymes, ya que no se incluiría a las actividades extractivas, fundamentalmente al petróleo y a la pesca. La primera al considerarse que la decisión de inversión está vinculada por el lugar donde se encuentra el bien y en el segundo caso por la cadena productiva asociada que ya tiene el rubro pesquero.

El ministro de la Producción de Chubut, Leandro Cávaco, explicó al respecto que la iniciativa podría generarse primero por una resolución ministerial, para después si darle otra fuerza en el Congreso de la Nación.

Fundamentó los motivos que llevan a volver a poner en agenda la discusión por la Zona Desfavorable en la Patagonia: “Empezamos a ver que podemos ofrecer y no hay mucho desde la provincia. Los parques industriales como un incentivo para que se radiquen, tenés algunas exenciones de ingresos brutos que son complejas su aplicación y no hay más”.

“Tenés que ir a ver las ventajas impositivas para la radicación, que no las maneja la Provincia, sino Nación. Y encima de todo eso, cuando empezás a ver para invertir en la provincia, se asocia que estas lejos de los centros de consumo, impacta la logística por las distancias, y viene atado a que la inflación impacta más”.

Agregó: “Te encontrás por otro lado que ya no hay un precio diferencial en combustibles del Paralelo 42 para abajo como había antes. No está tan marcado como antes. Tampoco reembolsos por puertos patagónicos. Y encima venís a invertir y un empleado como mínimo te cuesta un 20% más por Zona Desfavorable”.

El ministro aclaró que “el objetivo es que compensemos de alguna forma y trato igualitario. Que se compense lo que se paga por Zona porque tampoco le podés dejar de pagar a un empleado, porque los costos son muchos más caros”.

Muchos de estos preceptos, han sido rechazados para varias de las cámaras empresarias, que solicitaron al Gobierno Provincial que la quita de la Zona Desfavorable aplique sobre todos los empleados que ya están y no sobre aquellos que se incorporen. El argumento es el siguiente: “Cualquier nuevo negocio que se pone en frente tiene una ventaja ya por sumar los nuevos trabajadores y compite de forma desleal quizás contra un comerciante que está hace 30 años arriesgando e invirtiendo”.

Proyectos en el Congreso

Otros proyecto que también está avanzando con el tratamiento del adicional de Zona en la Patagonia, pero desde otra óptica es del diputado Ignacio Torres, de Juntos por el Cambio. La iniciativa que será presentada cuando inicie el período ordinario en el Congreso, prevé que un Régimen de Compensación Impositiva para los empleadores del Sector Privado con domicilio real en las Provincias de Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz, donde se abona el Adicional por Zona Desfavorable, Zona Austral o denominación similar.

“Se encuentran comprendidos por el Régimen previsto en la presente Ley las personas físicas, sucesiones indivisas y personas jurídicas del sector privado que tengan Trabajadores Asalariados Registrados al 31 de Diciembre de 2018 y cuyas explotaciones al momento de la sanción de la presente ley respondan al principio de empresa en marcha”.

Es decir, en este caso, la compensación empresaria sería por todos los empleados ya incorporados. Y obviamente, por los que se sumen en adelante.

Otra diferencia con el proyecto del Gobierno es que quedan comprendidas también todas las actividades extractivas en su etapa primaria, actividades industriales, comerciales y de servicios.

El mecanismo de devolución, también sería a través de la AFIP, por un bono de crédito fiscal de otros gravámenes que paguen las compañías.

En cuanto a la estimación del “costo fiscal” en cifras corrientes al 2018, se parte que la masa salarial bruta entre todas las provincias patagónicas llega a los $ 227.182 millones, con un valor adicional por Zona Desfavorable consolidado de $ 49.980 millones. Es decir para toda la Patagonia la erogación que tendría que hacer el Gobierno Nacional para equiparar sería cercana a los 50 mil millones. Y si se cuenta sólo a Chubut, el “costo fiscal” por compensar la Zona Desfavorable llega a los $ 12.729 millones. El Bono de crédito fiscal sería de aplicación progresiva, de tal forma que permita convertir en bonos fiscales hasta el 100% del pago de adicionales salariales (Adicional Zona Desfavorable) en el plazo de 5 años, que se realizará con la siguiente escala:

En el primer año se podrá convertir hasta el 20% del pago de los Adicionales por Zona Desfavorable en bono de crédito fiscal; en el segundo año hasta el 40%; en el tercer año hasta el 60%, en el cuarto año hasta el 80% y desde el quinto año en adelante el 100%, de conformidad con lo establecido

En lo referido a las empresas, se detalla que al año 2017 existían en el país 609.000 empresas empleadoras con al menos un empleado registrado en relación de dependencia y de ellas el 99% (605.854) tienen menos de 200 ocupados, acumulando el 65% del empleo privado formal.

De esas empresas el 85% tenían entre 1 y 9 empleados representando el 20.5% de empleo privado y el 12% de las empresas registraba empleados entre 10 y 49 representando el 22.7% del empleo.

De dichas firmas el 30% era Comercio Mayorista y Minorista, 10% Industria Manufacturera, 11% actividades agropecuarias, ganaderas y pesca y 39% servicios (hotelería y gastronomía 5,7%).

La distribución de empresas por Provincias muestra para la Patagonia que en conjunto participaban solamente del 5.4% del total nacional, concentrado en CABA, Pcias. de Buenos Aires, Córdoba y Sta. Fe.

Las Provincias Patagónicas tenían la siguiente participación: CHUBUT (1,4%), NEUQUÉN (1.5 %), RÍO NEGRO (1.8 %), SANTA CRUZ (0.7 %).

Otro de los proyectos tiene la autoría de la diputada nacional Rosa Muñoz y está en línea con los planteos del Ejecutivo para las Pymes y la creación de empleo. Se establece el Régimen de Generación de Empleo en Zonas Desfavorables para las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, que generen nuevos puestos de trabajo, en las formas y condiciones que establezca la reglamentación.

“Se entiende por generación de empleo en Zonas Desfavorables la incorporación de nuevos puestos de trabajadores que presten sus tareas laborales en las Provincias de Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz, La Pampa, Tierra del Fuego y Carmen de Patagones de la Provincia de Buenos Aires, en las formas y condiciones que establezca la reglamentación”.

Las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas podrán afectar el importe efectivamente abonado a los trabajadores en concepto de Zona Desfavorable como pago a cuenta presunto aplicable a la cancelación de las contribuciones de la seguridad social, según se indica a continuación:

a) Por los primeros diez (10) empleados que impliquen nuevos puestos laborales, los empleadores afectarán como pago a cuenta presunto aplicable a la cancelación de las contribuciones de la seguridad social dos veces (2) veces el importe efectivamente abonado a los trabajadores en concepto de Zona Desfavorable;

b) Por los segundos diez (10) empleados que impliquen nuevos puestos laborales, los empleadores afectarán como pago a cuenta presunto aplicable a la cancelación de las contribuciones de la seguridad social una coma cinco (1,5) veces el importe efectivamente abonado a los trabajadores en concepto de Zona Desfavorable, y;

c) Por los restantes empleados que impliquen nuevos puestos laborales, los empleadores afectarán como pago a cuenta presunto aplicable a la cancelación de las contribuciones de la seguridad social una (1) vez el importe efectivamente abonado a los trabajadores en concepto de Zona Desfavorable.