PAÍS & MUNDO

Putin y Erdogan anuncian un alto el fuego en Siria tras fuerte escalada militar


Los presidentes de Rusia y Turquía, Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan, anunciaron hoy un acuerdo de alto el fuego para detener los combates del Ejército turco y rebeldes aliados contra tropas sirias y rusas en el norte de Siria.
05/03/2020 16:04

371

Tras reunirse durante seis horas en Moscú, Putin y Erdogan dijeron que una tregua comenzará esta medianoche en la región siria de Idleb y confiaron en que pueda poner fin al sufrimiento de cientos de miles de civiles desplazados por los combates.

Los cancilleres de ambos países dijeron que el acuerdo de alto el fuego debe ser observado desde la medianoche a lo largo de las líneas de frente actuales en Idleb, el último bastión rebelde en Siria, informó la agencia de noticias rusa Tass.

El acuerdo también contempla establecer un amplio corredor de seguridad de 12 kilómetros a lo largo de la autopista M4, que corre del este al oeste de Siria y pasa por Idleb.

El corredor estará patrullado conjuntamente por tropas rusas y turcas a partir del 15 de marzo.

En declaraciones a la prensa, Putin dijo que el acuerdo con Erdogan fue rubricado en un documento conjunto durante el encuentro en el Kremlin.

Turquía ha sufrido fuertes bajas entre los miles de militares que ha enviado al norte de Siria desde diciembre, en su intento de frenar la ofensiva de Siria y Rusia contra rebeldes islamistas apoyados por el Ejército turco.

La ofensiva ha causado una catástrofe humanitaria, con casi 1 millón de personas que han abandonado sus hogares por los combates en el mayor éxodo forzoso de personas en casi nueve años de guerra en Siria, que se cumplen este mes.

La semana pasada, Erdogan, cuyo país alberga ya a 4,1 millones de refugiados y teme una nueva afluencia desde Idleb, decidió la semana pasada dejar de impedir que migrantes salgan de Turquía y crucen a la Unión Europea (UE).

Miles de migrantes se agolparon desde entonces en la frontera terrestre con Grecia, donde se registraron enfrentamientos con guardias fronterizos griegos que los han reprimido para evitar su ingreso.

Hasta ahora, Turquía impedía a los migrantes salir de su territorio en virtud de un acuerdo de 2016 con la UE por el que recibe miles de millones de euros a cambio de asistir a los refugiados en su territorio.

La UE ha acusado a Erdogan de violar el acuerdo para "chantajear" al bloque para que apoye las acciones de Turquía en Siria, que generan rechazo en muchos países europeos que al mismo tiempo son muy críticos del gobierno sirio y del apoyo que le da Rusia.