PROVINCIA

De Boca en Boca y #DesdeElTwitter

Massoni, el ministro de los memes, amado y odiado. Y muy cuestionado por Menna y Mac Karthy. El enojo de Puratich por el caos de las vacunas contra la gripe. El colmo: un trabajador fue a la Policía porque no tiene cómo llegar a su trabajo. Y más.

30/03/2020 02:00

Massoni, hecho meme y protagonista de las redes sociales

4.578

La crisis del coronavirus en versión chubutense puso en el candelero a dos funcionarios provinciales que vienen atajando penales hace tiempo pero a los que la emergencia sanitaria los obligó a ser dos comodines del gobernador Mariano Arcioni.

Uno es el ministro de Salud, Fabián Puratich, un técnico con fama de duro a la hora de gestionar pero con un discurso medido, nunca altisonante. El otro es Federico Massoni, el titular de la cartera de Seguridad, que salvo por lo de duro a la hora de gestionar, está en las antípodas de Puratich.

Hace rato que Massoni es un personaje de las redes sociales (el mote de “Capitán América” viene de tiempo atrpas), amado y odiado en igual medida. En verdad, los que bancan su estilo suelen no decirlo en público. El resto hace cola para cuestionarlo. Pero la gran mayoría ha ayudado a construir un personaje paralelo al del ministro, una especie de meme andante en las redes sociales.

Lo último, y tal vez lo más llamativo, fue la circulación de un audio en el que una banda no identificada canta “La cumbia de Massoni”, basada en la persecución que el ministro suele hacer de todos aquellos que quieren violar la cuarentena.

Claro que más allá de las humoradas sobre él (que, según aseguran sus allegados, al ministro lo hacen reír mucho), a Massoni cada tanto le salen a marcar la cancha. El último que lo hizo fue el intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, que junto a otros colegas, como Luis Juncos (Rada Tilly) y Sebastián Balocchi (Sarmiento), rápidamente salieron a despegarse de la resolución que impone el uso del DNI para ir al supermercado, según el número de terminación.

Molesto por la actitud de Luque y los otros jefes comunales, Massoni se subió a una camioneta al día siguiente y marchó a Comodoro. No hubo gacetilla oficial, ni foto del encuentro, pero el ministro tuvo que atender los argumentos de los intendentes y hoy Comodoro, Rada Tilly y Sarmiento mantienen la medida de no pedir DNI para entrar a comprar al súper.

Las críticas de Menna

Massoni es una especie de “muñeco vudú” para el dasnevismo de paladar negro, que desde hace tiempo le clava los alfileres cada vez que puede. Pero, sin embargo, parece haberle surgido un enemigo nuevo: el diputado nacional de Juntos por el Cambio, Gustavo Menna, quien a través de su cuenta de Twitter salió a cuestionar el rol que está cumpliendo Massoni, y le recordó qué dice la normativa vigente respecto de los ministros del Gobierno provincial, en el marco del Decreto 297 referido al Aislamiento Social Obligatorio.

“El ministro Massoni no puede detener ni ordenar detener personas, ni ingresar a domicilios particulares sin una orden judicial”, aseguró Menna. “Solamente cuando el Congreso declara el estado de sitio puede detenerse a las personas sin orden judicial, pero es una atribución exclusiva del Presidente de la Nación. Y, además, no se ha declarado el estado de sitio”, recordó el legislador.

“En un Estado de Derecho las detenciones deben ser ordenadas judicialmente, salvo casos de flagrancia, en cuyo caso las personas deben ser inmediatamente puestas a disposición de la Justicia”, agregó.

Para Menna, “el gobernador debe ordenar a sus ministros que ajusten sus conductas a la Constitución, y el Ministerio Público intervenir para asegurar que el DNU 297 se haga cumplir en el marco del respeto por las instituciones”.

Mac Karthy adhiere

Con el bajo perfil con que acostumbra a manejarse, profundizado por la cuarentena que lo alejó de los ámbitos políticos, uno que apareció para cuestionar a Massoni pero sin decirlo abiertamente, fue el exvicegobernador César Gustavo Mac Karthy.

“Totalmente de acuerdo, Gustavo Menna”, puso en su cuenta de Twitter el también exitendente de Trelew, apoyando al radical en su embestida contra el ministro de Seguridad de Chubut.

Según Mac Karthy, “hay que quedarse en casa por el bien de todos pero hay que ser muy respetuosos de las libertades individuales y los derechos constitucionales”, dijo Mac Karthy.

Extrañó que el líder del Frente Peronista de Trelew no haya salido por sí solo a cuestionar con dureza a Massoni, y haya elegido apoyar las palabras de otro, que encima está en veredas políticas distintas. Aunque no tanto, al parecer.

Enojo ministerial

La forma en que se dispuso la distribución y aplicación de las vacunas antigripales este año fue un verdadero desastre y de formas totalmente contrarias a cómo el mismo Ministerio de Salud viene pidiendo que se realice en el marco de la pandemia de coronavirus.

Lo esencial en estos tiempos es que las personas se queden en sus casas y no haya aglomeración de personas. Todo esto es lo que no se vio el jueves por la mañana en los centros de salud (CAPS) cuando desde horas muy tempranas se agolparon los adultos mayores para recibir su dosis de antigripal.

Así, en contra a todas las recomendaciones médicas, salieron de sus viviendas, estuvieron horas esperando en forma numerosa a poder ser atendidos en los CAPS y, encima, muchos se fueron sin lograr su propósito porque se agotaron las vacunas en cuestión de un par de horas.

Esto hizo que el ministro Puratich monte en cólera porque se hizo todo al revés de las órdenes que había emitido, precisamente para evitar estas aglomeraciones de las personas que más riesgos tienen hoy por el coronavirus.

Además, le bajó una línea clara al resto de los ministros: no son ni están en los grupos de riesgo o prioritarios, por lo tanto, no esperen su vacuna antigripal gratis. Pueden acercarse a cualquier farmacia y comprar la correspondiente porque tienen obra social. Además, primero se tiene que vacunar el personal de los hospitales y policial, que están en las calles, los abuelos, niños y embarazadas.

El colmo de los colmos

La crisis que están atravesando muchos trabajadores de Chubut no es una novedad. Pero algunos se han visto obligados a situaciones tan extremas como inusuales.

Es el caso de un trabajador de la central de Río Mayo, que antes era manejada por la firma Genneia y desde el año pasado está en manos de la Provincia. Resulta que el hombre se presentó el viernes en la Comisaria de Rio Mayo para radicar una exposición policial: dijo que era empleado de la Dirección General de Servicios Públicos y que se hacía presente en la dependencia policial a efectos de dejar constancia que lo estaban obligando a realizar guardias mínimas en el sector de generación eléctrica, que no le están pagando el salario y que no posee los medios económicos suficientes para poder trasladarse a su trabajo, fuera del ejido municipal.

Asimismo, en la exposición policial dejó constancia de que solicitaba alcohol en gel y lavandina para poder realizar su tarea, y que si estaba dentro de las posibilidades de la Policía, solicitaba arbitrar los medios para poder ser traslado hacia el lugar de trabajo.

En Cadena Tiempo, el secretario gremial de la seccional de Luz y Fuerza de Gobernador Costa, Ariel Marín, ratificó las paupérrimas condiciones en las que tiene que desempeñar su trabajo: “Nosotros vamos a hacer retención de servicio hasta que no tengamos los elementos de seguridad e higiene. No hay ni siquiera lavandina para higienizar de la usina”, se quejó.

Además, denunció que no cuentan con fondos para movilizarse por la zona para realizar trabajos de mantenimiento. Tampoco ropa ni elementos de higiene. Increíble pero real.

Maltrato y lágrimas

La situación es difícil. Para toda la comunidad. La incertidumbre y la angustia de la gente crece todos los días un poquito más respecto al comportamiento que tendrá y tiene la pandemia del Coronavirus en Trelew. Hasta el momento, no hay casos positivos y el número de aislados supera los mil. Policía realiza el control respecto al cumplimiento de la cuarentena de toda la población en general pero en especial de ese grupo que podría estar en riesgo. Personal de varios sectores están exceptuados por el decreto presidencial de cumplir con el aislamiento.

Así es el caso de quienes forman parte de Guardia Urbana en Trelew. Más allá de tener que lidiar con su propia angustia, se presentaron varios casos de agresiones de automovilistas hacia quienes les solicitan que sólo salgan de sus casas por motivos justificados.

Nefasto

La nota nefasta la dio un conductor el jueves pasado en la esquina del hospital. Una mujer encargada de la supervisión de ese sector fue agredida por un conductor que se negó a cumplir la normativa vigente. No solo la agredió físicamente, sino en forma verbal y además le tomó fotografías. La chica, ante la impotencia de la situación, se largó a llorar. Concurrió al lugar el responsable de la Agencia de Seguridad Cristian Peña quien repudió el hecho vivido por la mujer afectada a Guardia Urbana y reiteró el pedido a la comunidad: respeto y concientización.

“Los chicos están expuestos a situaciones muy tensas, sobre todo, con respecto al Coronavirus increparon a una integrante de Guardia urbana, la insultaron verbalmente. Venimos trabajando con otros sectores municipales, Defensa Civil e Inspecciones, entre otros”, dijo Cristian Peña.

Aseguró el funcionario que “estamos tratando de concientizar y controlar que se dé cumplimiento al decreto. El aislamiento es por salud, que colaboren, que no salgan de su casa. Para evitar inconvenientes considerando la pandemia a nivel mundial”.

Y se refirió específicamente al personal de Guardia Urbana. “Los chicos están para cuidarlos en forma conjunta con gente de los Bomberos y del Hospital Zonal aunando esfuerzos para que podamos salir adelante. Esta pandemia mata gente, queremos colaborar y cuidar el trelewenses. Nos molesta la reacción violenta. Necesitamos que colaboren. No es necesario el maltrato, hablar mal. Estamos colaborar”.

Para finalizar, y sobre el porcentaje de trelewenses que se estima que cumple con la normativa vigente de no salir de sus hogares, Peña remarcó que “no me atrevo dar un numero pero aún falta. Hemos notado cambios pero seguimos recibiendo denuncias que salen a jugar a las noches, que aprovechan la oscuridad. Es un acto irresponsable de los padres”, concluyó.#

Desde el Twitter