PAÍS & MUNDO

El ministerio de Desarrollo Social explicó las compras oficiales de alimentos

El ministro Daniel Arroyo aseguró "todas las compras" realizadas para el abastecimiento de alimentos para comedores, donde la asistencia pasó de 8 millones de personas a 11 millones en el marco de la pandemia, "fueron realizadas bajo la supervisión de la Sigen, el Instituto Nacional de Alimentación y de acuerdo a las normativas realizadas por el Decreto 260/2020" de Emergencia Sanitaria.

06/04/2020 14:20

1.299

"Desde el Ministerio de Desarrollo Social convocamos a una licitación para una compra extraordinaria de alimentos ante el aumento de personas que asisten a comedores y merenderos", detalló esta tarde a través de la red social Twitter el funcionario, quien remarcó que, pese a que "en dos rubros (aceite por 1,5 litro; y azúcar por 1 kg) la oferta superó los precios testigos", se resolvió avanzar con el proceso "ante la necesidad de llegar a comedores y merenderos".

"Azúcar y aceite sí estuvieron por encima de los precios fijados. Pedimos rebajas y se llegó hasta ahí. No hubo rebaja, pero decidimos igual hacer la compra porque estamos ante una emergencia", precisó Arroyo en diálogo con Télam.

De esta forma, salió a responder cuestionamientos realizados desde sectores de la oposición frente a informaciones periodísticas que dieron cuenta de la compra de ciertos artículos por un valor por encima de los precios de referencia, de acuerdo con información incluida en resoluciones del Ministerio de Desarrollo Social publicadas en la edición de hoy del Boletín Oficial.

"Todas las compras fueron realizadas bajo la supervisión de la Sigen, el Instituto Nacional de Alimentación y de acuerdo a las normativas realizadas por el decreto 260/2020 Covid-19", aseveró Arroyo en una serie de tuits emitidos esta tarde.

En tanto, en diálogo con Télam, el ministro de Desarrollo Social subrayó que "ningún rubro se compró a una sola empresa" y detalló que su cartera llevó adelante una licitación y una compra a partir del "aumento de las personas que asisten a los comedores", en el marco de la cuarentena obligatoria dispuesta por la irrupción del coronavirus en el país.

"Compramos leche, azúcar, aceite, arroz, lentejas, fideos, harinas. Ningún rubro se compró a una sola empresa", insistió Arroyo y explicó que, en el caso de los fideos, el precio fijado "es por kilo y no por medio kilo", como consignó una de las resoluciones publicadas, que fue "rectificada después".

"En dos rubros (aceite por 1,5 litro; y azúcar por 1 kg) la oferta superó los precios testigos. Ante la necesidad de llegar a comedores y merenderos con esos productos que forman parte de la canasta básica, se decidió realizar la compra", especificó el funcionario a través de la red social.