ECONOMÍA

Concesionarias en Chubut vendieron menos de 500 autos 0 Km en marzo y hay incertidumbre

Por ahora, salvo el caso de los talleres, no hubo señales para una apertura dentro del sector. Todas las empresas de la provincia están a pérdida y existen grandes dudas sobre cómo se pagarán los sueldos de abril, al estar cortado el flujo financiero. En Trelew, hubo tan sólo 63 patentamientos en el mes.

12/04/2020 02:00

Con el comienzo de la cuarentena hubo un parate total dentro del sector automotriz y la prolonganción durante abril genera preocupación.

2.232

Marzo ha sido un año devastador para el sector automotriz y abril se perfila aún peor, en medio de la cuarentena extendida, de la cual las concesionarias no están exceptuadas. Hoy prácticamente no hay movimiento y no se pueden concretar ventas. Más allá que se activaron algunos canales virtuales o plataformas Web para mover el mercado y avanzar en tramitaciones con los clientes.

Durante el mes que pasó, Chubut vendió menos de 500 vehículos, una cifra que dicen desde el sector está muy por debajo del punto de equilibrio en la provincia, es decir la cantidad de vehículos que necesitan ser vendidos para poder solventar mínimamente la estructura de sueldos, servicios y equipamiento.

Los concesionarias están a pérdida. En marzo de 2019 las ventas en la provincia fueron de 983 unidades, mientras que en 2018 llegaron para el mismo período a las 1.870. La caída internual ha sido muy importante.

Se puede distinguir cómo se distribuyeron los 451 autos vendidos en marzo. En Trelew, por ejemplo, tan sólo hubo 63 patentamientos el último mes, mientras que en Comodoro Rivadavia fueron 219. En Puerto Madryn también se efectuaron 63 ventas, en Esquel 36, Rawson con 51 y finalmente Sarmiento, con 19.

José Oroquieta, del Grupo Autosur, aseguró en diálogo con el Económico que “lo que se vendió en marzo es nada. Hoy todos los concesionarios nos encontramos a pérdida, no hay uno sólo que no esté perdiendo plata. Hoy no se está absorbiendo ni la mitad de los gastos de estructura”.

El empresario automotriz remarcó que los sueldos correspondientes a marzo ya se han liquidado más allá de la baja de ventas, aunque el pago de salarios y a proveedores de abril es un gran interrogante. “La cadena de pagos esta resentida o cortada en algunos casos. Necesitamos el flujo financiero para garantizar el pago a proveedores y los salarios. Es un problema financiero, en lo económico todos perdimos plata. Vemos un panorama complejo en abril y no podemos aventurar cómo va a seguir”.

Oroquieta aseguró que la salida tampoco será fácil una vez que el país vaya dejando atrás la pandemia. Será muy complejo si quiera acercarse a los niveles que tuvo la industria previamente. “No vamos a niveles de recuperación, ni mucho menos”.

Ya en febrero las ventas en la provincia habían tenido un importante bajón, con tan sólo 648 unidades vendidas. Enero tampoco fue mucho mejor, con un total de 1.048 unidades patentadas.

Panorama de ADEFA

De acuerdo con el informe de la Asociación de Fabricantes de Autos (ADEFA), con 14 días hábiles de actividad, las terminales automotrices produjeron en marzo 19.164, vehículos, es decir, un 26,7 % menos respecto del volumen que contabilizó en febrero anterior y registró una caída de 34,4 % respecto de las 29.227 unidades que se produjeron en marzo del año pasado. En el acumulado del primer trimestre, el sector alcanzó las 65.980 unidades producidas (autos y utilitarios), lo que marcó una contracción de 14% en comparación con las 76.692 unidades que se produjeron en el mismo período de 2019.

“Frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, la industria y todos quienes formamos parte, conscientes de proteger la salud de los colaboradores y la comunidad en general, tomamos acciones concretas para mitigar los efectos de la pandemia ratificando el compromiso firme en la adopción de medidas de prevención sanitaria”, explicó Gabriel López, presidente de ADEFA.

“En este contexto de responsabilidad y compromiso, la paralización total de la actividad del sector coloca a la industria automotriz, que venía ya atravesando una situación crítica desde hace ya unos años y se ha agravado significativamente, en una posición que genera preocupación en toda la cadena de valor”.

Remarcan que “es por ello que desde el primer día se vienen analizando diversas medidas en conjunto con el Gobierno, la cadena y otras entidades industriales”.

En las ventas mayoristas, el informe da cuenta que, en marzo el sector automotor comercializó a la red de concesionarios 18.922 unidades, un 30,4 % menos respecto a las entregas de febrero y 43,9% debajo del volumen del mismo mes del año pasado.