PAÍS & MUNDO

Denuncian que el coronavirus escapó de un laboratorio chino que experimentaba con murciélagos

Un laboratorio chino sería el centro principal de una posible fuga de coronavirus, según revela este domingo el The Mail on Sunday. El laboratorio realizaba investigaciones sobre murciélagos de las cuevas chinas.

12/04/2020 19:09

Un laboratorio chino sería el centro principal de una posible fuga de coronavirus, según revela este domingo el The Mail on Sunday.

10.072

El Instituto de Virología de Wuhan realizó experimentos de coronavirus en murciélagos capturados en cuevas, financiados por una subvención de U$S 3,7 millones del gobierno de los Estados Unidos.

La revelación de que el Instituto Wuhan estaba experimentando con murciélagos ha generado temores de que el laboratorio, y no el mercado, sea la fuente original del brote.

Legisladores y los grupos de presión se apresuraron a preguntar sobre la financiación de los Estados Unidos para los"experimentos crueles con animales en el Instituto Wuhan",señala el The Mail on Sunday.

El congresista estadounidense Matt Gaetz dijo:"Me disgusta saber que durante años el gobierno de los Estados Unidos ha financiado experimentos con animales peligrosos y crueles en el Instituto Wuhan, que pueden haber contribuido a la propagación mundial del coronavirus" .

Algunos grupos de presión expresaron que tal vez"los animales infectados con virus o enfermos y maltratados en laboratorios chinos podrían haber sido vendidos en los mercados para su consumo una vez que se realizaron los experimentos".

El Instituto de Virología Wuhan, el laboratorio más avanzado de su tipo en China, se encuentra a 30 kilómetros del infame mercado de animales silvestres que se pensó que era el punto original del virus,indica el The Mail on Sunday.

El Instituto Wuhan enumera en su sitio web como socios a importantes instituciones académicas estadounidenses como la Universidad de Alabama, la Universidad del Norte de Texas, la Universidad de Harvard y la Federación Nacional de Vida Silvestre.

Como parte de la investigación en el instituto, los científicos desarrollaron un coronavirus en un laboratorio y lo inyectaron en lechones de tres días.



La noticia de que los murciélagos COVID-19 estaban bajo investigación allí significa que una fuga del laboratorio de Wuhan ya no se puede descartar por completo.

Según una versión no verificada,los científicos del instituto podrían haberse infectado después de haber sido rociados con sangre que contiene el virus, y luego pasarlo a la comunidad local,marca el The Mail on Sunday.

También se cree que un segundo instituto en la ciudad, el Centro Wuhan para el Control de Enfermedades, que está a solo 4 kilómetros del mercado donde se vendían animales como alimentos, ha llevado a cabo experimentos con animales como murciélagos para examinar la transmisión de coronavirus.

El Instituto Wuhan, que mantiene más de 1.500 cepas de virus mortales, se especializa en la investigación de "los patógenos más peligrosos", en particular los virus transportados por murciélagos.

Los funcionarios chinos decidieron construir el instituto después de que el país fue devastado por un brote de SARS en 2002 y 2003.

En contra de esta teoría se encuentran otros científicos, como el doctor Keusch, profesor de Medicina y Salud Internacional en las Escuelas de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Boston, que enfatizó que "nunca se ha producido la liberación de virus de un laboratorio de alto nivel, como el de Wuhan", señala el The Mail on Sunday.

Defendió a sus compañeros en la ciudad china: "El laboratorio de Wuhan está diseñado con los más altos estándares de seguridad y el más alto nivel de capacitación. Muchos de sus profesores de investigación se capacitaron en un laboratorio similar en Galveston, Texas. Así que sabemos que el equipo de Wuhan está tan calificado como el grupo de Texas. Esto significa que la afirmación de una fuga, en lugar de ser altamente probable, es altamente improbable".

La semana pasada, se plantearon más dudas sobre la teoría del mercado animal, después que Cao Bin, un médico del Hospital Wuhan Jinyintan, destacó la investigación que muestra que 13 de los primeros 41 pacientes diagnosticados con la infección no habían tenido ningún contacto con el mercado: "Parece claro que el mercado no es el único origen del virus".

Los resultados de la investigación financiada por los Estados Unidos en el Instituto Wuhan se publicaron en noviembre de 2017 bajo el título: "El coronavirus relacionados con el SARS de murciélago proporciona nuevas ideas...".

El ejercicio se resumió como: "Los murciélagos en una cueva en Yunnan, China, fueron capturados y muestreados en busca de coronavirus utilizados para experimentos de laboratorio. Los muestreos de murciélagos se realizaron diez veces desde abril de 2011 hasta octubre de 2015 en diferentes estaciones en su hábitat natural en un solo lugar (una cueva) en Kunming, provincia de Yunnan, China. Los murciélagos quedaron atrapados y se recogieron muestras de hisopos fecales", indica el The Mail on Sunday.

Otro estudio, publicado en abril de 2018, describió otra investigación: "Después de un brote de coronavirus relacionado con murciélagos en 2016 en granjas de cerdos chinos, los murciélagos fueron capturado en una cueva y se tomaron muestras. Los experimentadores cultivaron el virus en un laboratorio y lo inyectaron en lechones de tres días. Muestras intestinales de lechones enfermos también fueron molidas y servidas como alimentos a otros lechones".

El laboratorio de Wuhan está diseñado con los más altos estándares de seguridad y el más alto nivel de capacitación.

El laboratorio de Wuhan está diseñado con los más altos estándares de seguridad y el más alto nivel de capacitación.