POLICIALES

Trelew: apuñaló a otra mujer y seguirá en prisión, pero desde su casa y con una tobillera electrónica

Con el acuerdo de la Fiscalía y en función de la emergencia sanitaria por la pandemia, una mujer de 20 años, imputada por homicidio en grado de tentativa, que se encontraba detenida desde el lunes 13 de abril, volverá a su domicilio para cumplir con la medida, con el auxilio de una tobillera.

16/04/2020 02:00

El juez Sergio Piñeda, las partes involucradas y la detenida tuvieron la audiencia por videoconferencia.

1.897

Una mujer de 20 años que se encontraba detenida desde el lunes 13 de abril volverá a su domicilio en Trelew para cumplir con la medida, con el auxilio de una tobillera electrónica, debido a la emergencia sanitaria.

Arma blanca

Marlene Ferreiro es la única imputada en una causa que investiga la Fiscalía de Trelew por los hechos ocurridos durante la madrugada del sábado en una vivienda del barrio Oeste de esa ciudad, cuando en medio de una discusión y posterior pelea, la imputada hirió con un arma blanca a Winifer Reyes Peña, quién sufrió graves heridas en la zona abdominal, con afectación particular de hígado y riñon, por las cuales debió ser sometida una intervención quirúrgica y actualmente se encuentra internada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Zonal de Trelew “Dr. Adolfo Margara”, entubada, y con pronóstico reservado.

La audiencia de control de detención en el marco de la causa “Ferreiro Marlene p.s.a. homicidio tentado” fue realizada de manera remota a través de videoconferencia y fue presidida por el juez penal Sergio Piñeda, en tanto que por las partes estuvieron representadas por la doctora Analía Acuña en su rol de funcionaria del Ministerio Público Fiscal, mientras que el doctor Javier Allende actuó como defensor público oficial de la imputada, quien participó de manera remota desde la comisaría.

Investigación

Durante la audiencia, la doctora Acuña pidió la apertura formal de la investigación por el delito de “homicidio en grado de tentativa”, hizo un relato pormenorizado de los hechos descriptos en la actuación policial, denunciantes y testigos de lo ocurrido, al tiempo que informó de las lesiones sufridas por víctima, Winifer Reyes Peña.

A su turno, Marlene Ferreiro brindó su versión de los hechos sin negar que hubiera herido a la víctima en el episodio, pero la imputada aseguró en varias oportunidades que fue la mujer que se encuentra internada quien inició la pelea y luego de haber sufrido varias agresiones, tanto ella como su madre, finalmente y para defenderse de un ataque con un elemento contundente, utilizó un cuchillo, señaló una gacetilla oficial del Superior Tribunal de Justicia.

Los hechos

De acuerdo al relato de ambas partes, los hechos ocurrieron entre la noche del viernes y la madrugada del sábado en el domicilio de la familia de la imputada, donde la víctima junto a una hermana de nombre Jenifer llegaron a “tomar” y en el lugar coincidieron con amistades de ambas partes.

En ese marco, una discusión que se habría motivado por un hombre que estaba recostado en una de las habitaciones de la vivienda derivó en agresiones físicas a golpes, y posteriormente con elementos contundentes y cortantes.

Con posterioridad a la declaración de la imputada, el defensor público oficial ofreció una serie de elementos de pruebas para respaldar los dichos de su representada, entre los que se encuentran prendas de vestir y mensajes tanto de texto como de audio de las redes sociales, tanto del celular de Ferreiro, como también de su madre. Además solicitó una revisión de cuerpo entero por parte de profesionales del cuerpo médico forense para tomar nota de lesiones con elementos contundentes que habría sufrido durante el hecho la imputada.

El defensor público, Javier Allende cuestionó la calificación legal de homicidio en grado de tentativa y afirmó que el hecho ocurrió en momento que Marlene Ferreiro era atacada por Reyes Peña, aunque el juez Piñeda mantuvo la calificación provisional del caso. En forma independiente, y con el acuerdo de la fiscalía en función de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus, el magistrado resolvió la continuidad de la medida de coerción a la mujer detenida bajo la modalidad de arresto domiciliario con monitoreo por sistema de tobillera electrónica.