PROVINCIA

Esquel: Comerciantes reclaman ayuda urgente

El sector del comercio de Esquel solicitó medidas para paliar los efectos producidos por la cuarentena.

1.179

Javier Comparada, presidente de la Asociación de Comerciantes y Afines de Esquel y la Comarca, dijo que “estamos tratando que con el cuidado necesario, y las limitaciones que correspondan, se les pueda dar algo de flexibilización a aquellos negocios que no están habilitados para abrir al público, y tienen que pagar el alquiler, servicios, sueldos y cubrir otros gastos”.

Remarcó que en las últimas semanas algunos rubros consiguieron una mínima apertura, y “queremos que esa misma flexibilidad se traslade a los que no consiguieron nada”, y agregó que la Asociación ha realizado varias gestiones ante las autoridades provinciales y municipales, solicitando créditos a tasa cero, eximición de impuestos, que levanten el cerrojo que hay en el centro (presencia policial en los accesos), y “no hubo respuestas”.

El “Chino” Comparada en este sentido enfatizó “necesitamos que nos respondan, porque la gente está atravesando una situación desesperante, sin otro ingreso para subsistir, y pedimos que se instrumenten medidas para que puedan comercializar sus productos”. Ante este panorama, la Asociación de Comerciantes y Afines de Esquel y la Comarca,

redactó notas dirigidas al intendente Sergio Ongarato, a los concejales, y a los diputados de la zona Rafael Williams y Carlos Mantegna, para que analicen nuevamente los reclamos. La modalidad consensuada, es que los comerciantes asociados, se encarguen de llevar las notas a los funcionarios, de manera que “los tengan cara a cara, y vean el sufrimiento de cada uno”.

El titular de la entidad aclaró que no solicitan apertura de rubros en un horario normal, porque respetan la cuarentena por la pandemia del coronavirus. “Necesitan tres o cuatro horas para trabajar”, afirmó y enumeró en este escenario tiendas, zapaterías, jugueterías, peluquerías, talleres mecánicos, lubricentros, gomerías, descartables, perfumerías y otros comercios. Puntualizó que estos sectores necesitan recaudar como la Municipalidad y la Cooperativa 16 de Octubre que abrieron sus cajas.

Situación asfixiante

Además Javier Comparada sugirió que los funcionarios a fin de mes cobran sus sueldos, pero deben ocuparse por quienes están en una situación asfixiante. Recalcó que la medida tomada de empapelar vidrieras de locales en la ciudad, tuvo una gran repercusión, hasta en medios nacionales, “pero en el Municipio y los concejales, no tuvimos la repercusión que esperábamos. El intendente Sergio Ongarato declaró que leestábamos poniendo la gente en contra, pero nada más lejos de eso”. Amplió subrayando que “no queremos ponerle la gente en contra; queremos llamarle la atención porque nos estamos fundiendo, y tenemos empleados que comen de nuestros negocios. Queremos que nos ayuden, que nos escuchen”.

Francisco Alves, dedicado a los rubros heladería y confitería, sintetizó el problema señalando que “es desesperante; hoy por hoy no estamos pudiendo generar absolutamente nada y no nos quedan restos de nada”.

Repasó que desde el inicio de la cuarentena el 20 de marzo por el coronavirus, tienen los locales cerrados, y “ya no sabemos qué hacer. Por eso el pedido a los políticos que tengan intenciones de ayudar, vengan y nos digan cómo abrimos los comercios”.

En este contexto sostuvo que la Municipalidad abrió oficinas de cobro de tasas e impuestos, porque tiene que cumplir con sus obligaciones de prestar servicios a los vecinos, ejecutar obras y pagar los sueldos al personal , lo mismo que la Cooperativa 16 de Octubre. “Pero no entendemos cómo nadie se pone en nuestro lugar.

Asimismo Alves puntualizó que están cerrados los negocios, y no se han producido despidos ni suspensiones, como lo establece el decreto del gobierno nacional, porque “esto es sentido común, y la vamos a pelear entre todos. Nuestros empleados son familia”.

Advirtió que lo comercios nucleados en la Asociación, cuentan con 800 empleadosaproximadamente para sostener, y las ventas han caído el 100%, porque hay locales quecerraron el 16 de marzo y no abrieron más al público.

“No contamos con un resto para aguantar un comercio cerrado un mes”, aseveró.#