PROVINCIA

Emotiva despedida al chubutense que superó el coronavirus en una clínica de Florencio Varela


Es Miguel Rosales, que fue dado de alta en la clínica en donde estuvo internado. Su esposa falleció el 12 de abril afectada por el Covid-19. Habló el médico que lo atendió y le salvó la vida.
02/05/2020 11:54
3.649

Miguel Rosales, un chubutense de 69 años que reside en Gaiman, logró superar el Covid-19 en una clínica privada de Florencio Varela, en el Gran Buenos Aires, fue dado de alta en las últimas horas y su despedida de la clínica causó emoción en todos los trabajadores y en su propia familia, que hace quince días tuvo que atravesar el fallecimiento de la esposa de Miguel, que no pudo superar el coronavirus.

El portal El Radar del Sur, de Florencio Varela, cubrió el alta de Rosales y el emocionante reencuentro con su hija, en medio de los aplausos de muchos médicos y enfermeras de la Clínica Santa Clara.

Además, entrevistó al Dr. Mario Kanashiro, responsable del equipo que logró salvarle la vida a Miguel.

Según contó el profesional, Rosales quedó en una sala aislado, mientras que su mujer fue inmediatamente derivada a terapia intensiva, donde falleció luego de luchar varios días contra la enfermedad.

Ellos habían viajado a Europa para realizar el viaje de sus sueños pero terminaron en cuarentena en España, encerrados en una habitación del hotel.Al regresar el 24 de marzo pasado, se presume que fueron infectados por un pasajero que se medicó para ocultar que portaba la enfermedad. A los pocos días ellos empezaron con los síntomas y terminaron internados en la Clínica Santa Clara.

Después de 27 días, Miguel recibió el alta y fue despedido entre aplausos por todo el personal del sanatorio.







El Dr. Kanashiro, emocionado, dijo que “saber que le podemos ganar al coronavirus es la esperanza de todo médico. En el caso de Miguel, que fue dado de alta, es una alegría inmensa porque en ese transcurso perdió a su esposa, entonces fue un desafío y un compromiso muy grande con su familia, en especial con su hija, que es la única pariente que tiene en Varela”.

Cabe recordar que en principio la que había dado positivo de COVID-19 fue la esposa, quien luego de nueve días de luchar contra la enfermedad falleció. “Su esposa estaba internada en terapia intensiva. Hubo un momento en que comenzó a bajar la temperatura, tuve esperanza, pensé que le iba a ganar al coronavirus, pero cuando le sacamos la placa para el control, se me vino el mundo abajo”, contó el médico a El Radar del Sur.

“Miguel en un principio tenía síntomas compatibles pero cuando le realizamos el test dio negativo. Lo cual nos resultó extraño, no era lógico ni tampoco tenía sentido porque había estado en contacto estrecho en plena etapa de contagio con su mujer. Si bien el protocolo permitía darle el alta, decidimos esperar, le hicimos un segundo hisopado y dio positivo. Esto nos permitió empezar inmediatamente con el tratamiento. Es una enfermedad traicionera”, señaló el médico.

“Ayer nos dijo que tenemos que mostrarle a la gente que se puede pelear contra el Covid-19, que no sólo nos enfoquemos en el número de muertos, también enlas personas que se salvan como él, sinopareciera que no hay salida, que si un paciente tiene coronavirus, ya está condenado y no es así.Cuando se enteró que ya no cursaba la enfermedad, nadie se imagina la felicidad de ese hombre”, concluyó el médico.

Noticias relacionadas