El día que el intendente de El Bolsón volvió a trabajar

Distendido y de buen humor, el intendente Bruno Pogliano entró ayer a su despacho y se mostró esperanzado con que “abran pronto las peluquerías, porque me hice algunos tijeretazos solo y ahora hay que acomodarlo”.

En funciones. Bruno Pogliano retomó el cargo luego de haber padecido coronavirus.
04 MAY 2020 - 20:28 | Actualizado

Más tarde encabezó una reunión con los concejales de su partido (Juntos Somos Río Negro), para avanzar en el análisis de las nuevas excepciones dispuestas por el gobierno provincial y habilitar más actividades en el marco del aislamiento por la pandemia mundial del coronavirus: “Es un día importante para comenzar a tomar las definiciones que esperan nuestros vecinos con la premisa de remontar la economía lugareña, seguramente habrá una adhesión a estas medidas”, anticipó luego de aprovechar la jornada para dialogar también con funcionarios de distintas áreas.

“Detrás del barbijo seguramente reflejo felicidad y vuelvo con muchas ganas de trabajar y ponerme al frente de todo esta gestión, que fue llevaba adelante con éxito por un equipo enorme de colaboradores que estuvieron en la trinchera”, resaltó en rueda de prensa.

De igual modo, felicitó “a cada uno de los empleados municipales que vienen cumpliendo con los servicios esenciales desde el comienzo de la cuarentena”. Sumó también al cuerpo deliberativo, donde “todos los bloques estuvieron trabajando y a la altura de las circunstancias”.

Fue su primera actividad oficial al retomar su actividad como jefe comunal luego de 40 días de internación como paciente positivo del COVID-19, donde reconoció que “la etapa más difícil fue cada vez que salía positivo el hisopado. Cada test era un golpe muy duro para mi familia y también para mí”. Cabe recordar que finalmente la negativización se produjo el 27 de abril, luego de permanecer aislado una semana en su domicilio particular y sin riesgo de contagio.

Paralelo 42°

En otro orden, Pogliano se refirió al reclamo de los trabajadores independientes y comerciantes de El Bolsón que buscan alternativas y permisos para cruzar el paralelo 42° y poder trabajar en localidades del noroeste chubutense, donde tienen obras en marcha: “No podemos pasar por encima las decisiones de esa provincia, pero hay que buscar la manera de que la Comarca Andina en su conjunto vaya recuperando su normalidad y comience a funcionar con los cuidados sanitarios correspondientes, ya que nos unen lazos comunes en cuestiones familiares, comerciales, sociales y turísticas”, resaltó.

No descartó mantener en la semana una videoconferencia con sus pares de Lago Puelo y El Hoyo, sabiendo “que coinciden en la necesidad de una interrelación entre los municipios, aunque seguimos atados a la resolución del gobierno de la provincia del Chubut, con un ministro de Seguridad que ha tomado decisiones que sobrepasan la lógica”.

No obstante, reconoció que “la salud es lo más importante, la economía se irá abriendo de a poco. Hay que mantener pautas de convivencia claras, de lo contrario –si liberamos- podemos perder todo el esfuerzo hecho hasta ahora. No es un capricho la cuarentena y gracias a la concientización de nuestra comunidad y al trabajo de distintos organismos hoy no tenemos circulación viral en El Bolsón. Es indispensable seguir en esa línea”, insistió.

Seguridad

En lo operativo, “hay que profundizar medidas en el acceso norte con la gente que viene de Bariloche, si el virus entra con la virulencia de contagio que muestra, esto puede transformarse en un caos. La seguridad va de la mano de los controles sanitarios que hay que mantener con aquellas personas que puedan venir de los lugares de riesgo”, graficó Bruno Pogliano.

En coincidencia, dijo que “con las medidas adoptadas, se espera que desde la próxima semana Bariloche ya no tenga circulación viral. Para nosotros, sería la bisagra indispensable para comenzar a flexibilizar algunas actividades”, considerando que desde allí provienen buena parte de los proveedores que abastecen a la Comarca Andina.

Finalmente, el intendente bolsonés evaluó como “complejo” el panorama financiero de la comuna: “Bajó mucho la coparticipación y la recaudación de tasas.

Este mes está garantizado el pago de sueldos al personal municipal, pero estaremos con dificultades para mayo. Veremos de articular algún tipo de ayuda extraordinaria por parte del gobierno rionegrino o de Nación”, concluyó.

En funciones. Bruno Pogliano retomó el cargo luego de haber padecido coronavirus.
04 MAY 2020 - 20:28

Más tarde encabezó una reunión con los concejales de su partido (Juntos Somos Río Negro), para avanzar en el análisis de las nuevas excepciones dispuestas por el gobierno provincial y habilitar más actividades en el marco del aislamiento por la pandemia mundial del coronavirus: “Es un día importante para comenzar a tomar las definiciones que esperan nuestros vecinos con la premisa de remontar la economía lugareña, seguramente habrá una adhesión a estas medidas”, anticipó luego de aprovechar la jornada para dialogar también con funcionarios de distintas áreas.

“Detrás del barbijo seguramente reflejo felicidad y vuelvo con muchas ganas de trabajar y ponerme al frente de todo esta gestión, que fue llevaba adelante con éxito por un equipo enorme de colaboradores que estuvieron en la trinchera”, resaltó en rueda de prensa.

De igual modo, felicitó “a cada uno de los empleados municipales que vienen cumpliendo con los servicios esenciales desde el comienzo de la cuarentena”. Sumó también al cuerpo deliberativo, donde “todos los bloques estuvieron trabajando y a la altura de las circunstancias”.

Fue su primera actividad oficial al retomar su actividad como jefe comunal luego de 40 días de internación como paciente positivo del COVID-19, donde reconoció que “la etapa más difícil fue cada vez que salía positivo el hisopado. Cada test era un golpe muy duro para mi familia y también para mí”. Cabe recordar que finalmente la negativización se produjo el 27 de abril, luego de permanecer aislado una semana en su domicilio particular y sin riesgo de contagio.

Paralelo 42°

En otro orden, Pogliano se refirió al reclamo de los trabajadores independientes y comerciantes de El Bolsón que buscan alternativas y permisos para cruzar el paralelo 42° y poder trabajar en localidades del noroeste chubutense, donde tienen obras en marcha: “No podemos pasar por encima las decisiones de esa provincia, pero hay que buscar la manera de que la Comarca Andina en su conjunto vaya recuperando su normalidad y comience a funcionar con los cuidados sanitarios correspondientes, ya que nos unen lazos comunes en cuestiones familiares, comerciales, sociales y turísticas”, resaltó.

No descartó mantener en la semana una videoconferencia con sus pares de Lago Puelo y El Hoyo, sabiendo “que coinciden en la necesidad de una interrelación entre los municipios, aunque seguimos atados a la resolución del gobierno de la provincia del Chubut, con un ministro de Seguridad que ha tomado decisiones que sobrepasan la lógica”.

No obstante, reconoció que “la salud es lo más importante, la economía se irá abriendo de a poco. Hay que mantener pautas de convivencia claras, de lo contrario –si liberamos- podemos perder todo el esfuerzo hecho hasta ahora. No es un capricho la cuarentena y gracias a la concientización de nuestra comunidad y al trabajo de distintos organismos hoy no tenemos circulación viral en El Bolsón. Es indispensable seguir en esa línea”, insistió.

Seguridad

En lo operativo, “hay que profundizar medidas en el acceso norte con la gente que viene de Bariloche, si el virus entra con la virulencia de contagio que muestra, esto puede transformarse en un caos. La seguridad va de la mano de los controles sanitarios que hay que mantener con aquellas personas que puedan venir de los lugares de riesgo”, graficó Bruno Pogliano.

En coincidencia, dijo que “con las medidas adoptadas, se espera que desde la próxima semana Bariloche ya no tenga circulación viral. Para nosotros, sería la bisagra indispensable para comenzar a flexibilizar algunas actividades”, considerando que desde allí provienen buena parte de los proveedores que abastecen a la Comarca Andina.

Finalmente, el intendente bolsonés evaluó como “complejo” el panorama financiero de la comuna: “Bajó mucho la coparticipación y la recaudación de tasas.

Este mes está garantizado el pago de sueldos al personal municipal, pero estaremos con dificultades para mayo. Veremos de articular algún tipo de ayuda extraordinaria por parte del gobierno rionegrino o de Nación”, concluyó.


NOTICIAS RELACIONADAS