POLICIALES

De nuevo a su casa por no haber lugar


El jefe de la División Policial de Investigaciones en Esquel y la región cordillerana, subcomisario Pablo Carrizo, amplió detalles del enfrentamiento a tiros ocurrido el sábado por la noche en barrio Ceferino de Esquel.
05/05/2020 02:00

La Policía intervino y detuvo al menor, pero fue devuelto a su hogar.

1.858

Recordó que una familia del Pasaje Santa Cruz del sector, pasadas las 23 horas, denunció que un grupo de personas había disparado con armas de fuego contra el domicilio. El funcionario policial aseguró que era tal brutal el episodio, que los efectivos de la Comisaría Primera que llegaron al lugar debieron pedir refuerzo de la Comisaría Segunda, y personal policial de Trevelin.

Policías convencionales y de la División Criminalística, al arribar, fueron recibidos por los integrantes de la vivienda baleada, la familia Pacheco, quienes se acercaron hasta la casa de los presuntos autores (familia Manquillán), donde vive el menor –con antecedentes- que encabezó el grupo agresor. Desde ese domicilio de los Manquillán comenzaron a arrojar piedras. Al interceder la Policía, iniciaron el ataque con disparos de armas de fuego contra los Pacheco y los uniformados. Durante el enfrentamiento resultaron lesionados Gabriel Rosas, con una herida en región abdominal; Juliana Pacheco , con una lesión en un hombro y Mariano Pacheco, herido en su mano izquierda. Los tres fueron llevados al Hospital y se recuperan en sus hogares.

Armas secuestradas

Pasadas las 4 de la madrugada, con orden del juez de turno, Ricardo Rolón, se realizó un allanamiento con la división Infantería, en el Pasaje Santa Cruz casa 21 de barrio Matadero, procediéndose a la detención del menor L.M. y otras personas. Allí hubo secuestro de un rifle aire comprimido, una mira óptica, dos picanas eléctricas, seis piezas metálicas de arma larga, una linterna con picana, una culata de madera de arma larga, una gomera y un machete casero.

El menor fue trasladado a la Comisaría Primera, y el juez decidió el envío al COSE, pero no fue posible por falta de espacio físico. Además, allí están alojados los mellizos González, con amplio prontuario delictivo, apresados días atrás. Ante ello, fue entregado al defensor de Menores, Miguel Contreras, quien ordenó llevarlo a la casa, ante la imposibilidad de involucrar en la diligencia al padre, que estaba alcoholizado en el domicilio.

Lejos de retomar la calma, el domingo a las 18 familiares de los heridos fueron a la casa del menor en barrio Matadero y atacaron con piedras y balas. Algunos que huyeron por un pinar se enfrentaron con la Policía. El subcomisario Carrizo explicó que circulan armas de todo tipo, algunas tumberas, que son robadas en asaltos a domicilios.