PAÍS & MUNDO

Con más de 65.000 casos, Perú aún espera el pico de la curva de contagios

Con más de 3.000 casos nuevos y de 65.000 acumulados desde el comienzo de la pandemia, Perú volvió a trepar al decimotercer lugar mundial por cantidad de infectados de coronavirus, un día después de que su gobierno prorrogara la cuarentena por otras dos semanas.

09/05/2020 20:30

Sube a 65.015 el número de infectados por coronavirus en Perú, mientras la cifra de muertes asciende a 1.814.

888

Esas noticias se produjeron cuando decenas de empresas están aprontando sus protocolos sanitarios para reanudar actividades en la primera fase de flexibilización ya anunciada por las autoridades y mientras una encuesta reveló que 70% de los peruanos contrajo deudas y 54% usó ahorros para vivir durante la cuarentena.

El Ministerio de Salud informó esta tarde que registró 3.168 casos confirmados en las últimas 24 horas, con lo que el total acumulado desde el comienzo de la pandemia ascendió a 65.015.

Con esos guarismos, Perú había vuelto a desplazar a India y a escalar al decimotercer puesto entre los países de todo el mundo con mayor cantidad de contagios -hecho que había ocurrido por primera vez durante esta semana-, y además permanecía como el segundo en América latina, sólo detrás de Brasil, según la base de datos en línea de la universidad estadounidense Johns Hopkins.

Asimismo, las autoridades reportaron 100 nuevas muertes por Covid-19, lo que llevó el total a 1.814, por lo que el país se mantenía como el decimonoveno en el mundo y el tercero en América latina -precedido por Brasil y México- con más fallecimientos por la enfermedad.

Perú es uno de los países de la región que mayor cantidad de pruebas de coronavirus realizó a sus habitantes, con 494.250, de las cuales los 65.015 positivos equivalen a 13,15%, y la tasa de contagios por infectado se redujo de alrededor de tres a uno, según los datos oficiales reproducidos por la agencia de noticias Andina.

No obstante, las autoridades continuaban preocupadas por la cantidad de pacientes de coronavirus internados -6.220, de los cuales 748 estaban en terapia intensiva con respiración mecánica- y porque consideran que aún no se produjo el pico de la curva de contagios.

“No sería responsable que, cuando estamos en el borde de una tasa de uno, levantar el estado de emergencia; eso podría generar un rebrote y regresar a niveles que teníamos antes”, argumentó el presidente Martín Vizcarra al anunciar ayer la prórroga de la cuarentena por dos semanas más, hasta el 24 de este mes.

El mandatario dispuso aflojar sólo dos horas el toque de queda que impide la circulación de personas y vehículos por la noche -desde hoy se inicia a las 20, en vez de a las 18, y permanece vigente hasta las 4 del día siguiente- y anunció que desde el lunes 18, los niños de hasta 14 años podrán salir de sus casas entre las 12 y las 18, acompañados por un adulto, y no podrán desplazarse más de 500 metros.

“Todos hemos sufrido estos 54 días de estado de emergencia, no hay nadie que no lo ha pasado duro, pero para que valga la pena completamente tenemos que hacer un esfuerzo adicional para que baje a menos de uno” la tasa de contagios por infectado, subrayó.

En ese contexto, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ofreció por teléfono a su colega peruano “asistencia para apoyar las necesidades médicas de Perú” en su combate a la pandemia, según informaron hoy la Casa Blanca y la embajada estadounidense en Lima, que no precisaron el tipo de ayuda ni si ésta fue aceptada.

Vizcarra dispuso la continuidad de la cuarentena pocos días después de haber anunciado la flexibilización de las restricciones en cuatro etapas mensuales a partir de este mes, en un contexto de fuerte impacto de la pandemia en la economía de las personas y las empresas del país.

En virtud de un decreto publicado el fin de semana pasado, cerca de una treintena de actividades mineras, industriales, comerciales y de servicios quedaron habilitadas para reanudar sus tareas este mes, bajo ciertas condiciones, entre éstas la elaboración -y su aprobación por parte de las autoridades- de protocolos sanitarios.

El gobierno resolvió ese regreso gradual y parcial al trabajo pocos días después de que una encuesta revelara que 42% de los peruanos perdió ingresos o directamente el empleo por la pandemia, y de que el propio Vizcarra reconociera que la economía del país estaba funcionando a la mitad debido a la emergencia sanitaria.

Al respecto, un sondeo de la firma CPI publicado hoy indicó que 69,7% de los peruanos tomó deudas -tales como préstamos bancarios o la postergación de pagos de alquileres, servicios y tarjetas de crédito- y 54,4% consumió ahorros para vivir durante la cuarentena, según la radio RPP.