PROVINCIA

Concejo Deliberante de Trelew: Ángel Bel, en la memoria

Retiraron la placa de Tito Nichols y en su lugar colocaron un cuadro del militante comunista. El exconcejal fue condenado por participar en su secuestro.

19/05/2020 02:00

Aplausos. Hilda Fredes y Pablo Bel sostienen el cuadro del militante comunista desaparecido en 1976, segundos antes de colocarlo en el lugar que ocupó Nichols como edil.

4.672

Fue histórico y emotivo. En un acto minutos antes del inicio de la sesión del Concejo Deliberante de Trelew, los ediles recibieron en el recinto a Hilda Fredes y Pablo Bel, viuda e hijo del militante desaparecido Elvio Bel. Retiraron la placa de Tito Nichols como concejal tras su condena a 6 años por su participación en el secuestro. En su lugar colgaron un cuadro de Bel.

Fredes agradeció la iniciativa. “Queremos más. Nos faltan cosas pero agradezco a este nuevo Concejo”, dijo.

Al inicio de la ceremonia Juan Aguilar, presidente del cuerpo, leyó la Resolución 99/2020: “Visto el fallo del Tribunal Oral Federal en lo criminal de Comodoro Rivadavia en la causa que investigó la desaparición forzada del docente y militante comunista Elvio Ángel Bel y que estableció para Tito Nichols la inhabilitación absoluta y perpetua para la función pública y tareas de seguridad privadas, se determinó que Nichols fue jefe de Comunicaciones de la Policía de Chubut durante la última dictadura militar ocurrida en Argentina donde realizaba investigaciones de aquellos ciudadanos y ciudadanas que se involucraban en actividades políticas, sindicales y estudiantes. Desde dicho cargo, aportó información a Nación sobre Elvio Bel a fin que las Fuerzas Armadas lo secuestraran y posterior desaparición por ser considerado un enemigo. Nichols fue un engranaje necesario en la represión ilegal”.

Tras comunicar la decisión de sacar la placa con el nombre de Nichols, se le solicitó a la Cooperativa Eléctrica que “tome una acción similar en función del carácter de expresidente de la entidad de Nichols”.

Aguilar solicitó el ingreso de los familiares a la sala de sesiones. Se procedió al retiro de la placa de Nichols por parte de los concejales; al cuadro de Bel lo colgaron su esposa e hijo. “Siento un gran dolor –dijo Fredes-. Llegamos a un fin importante. Pasaron 44 años. Lo pude denunciar a los 15 minutos. Eso fue importante. Fue muy cerca de acá, a pocas cuadras. Se llevaron a un militante que quería un cambio en la ciudad. Hay que mencionar a la Comisión de Derechos Humanos y todos los pasos que tuvimos que dar para llegar a esto. Hoy tenemos un Concejo joven y se animaron. Nichols pertenece a un sector comprometido en lo político. Y asimismo lo hicieron”.

“Hay que reconstruir un mundo para las nuevas generaciones y el Concejo tiene el compromiso de cambiar la sociedad. Es por lo que se llevaron a Bel”, dijo entre aplausos.

Pablo expresó: “Es un hecho de justicia en medio de tantos años de injusticia. Mi padre fue perseguido muchos años. Todavía no está ni el cuerpo. Se llegó a una condena a esta persona. Se demostró que participó. Está bien que la placa luego la repongan con la aclaración, porque hay nombres de otros concejales”, concluyó.

El retrato de Bel ocupará el sitio hasta que la sentencia quede firme y, entonces, se emplace nuevamente otra placa que mencione a los ediles elegidos para el período 1999-2003. Pero en ella aparecerá la referencia al excomisario con la leyenda “Tito Nichols, condenado por el delito de lesa humanidad por el secuestro y la desaparición forzada del militante comunista y docente, Elvio Ángel Bel.”