ECONOMÍA

Chodos, sobre la deuda: "Hay mayor comprensión de los acreedores"


El director por el Cono Sur ante el FMI, el ex secretario de Finanzas argentino Sergio Chodos, afirmó que “hay mayor comprensión, un acercamiento entre las partes y un nivel de responsabilidad incremental en varios de los actores del lado de los acreedores”, en el marco de la renegociación de la deuda.
26/05/2020 12:20
406

Destacó además el reconocimiento sobre las “restricciones que tiene la Argentina”, e indicó que “se sigue negociando con toda la voluntad de ambas partes de llegar a un acuerdo”, en declaraciones formuladas esta mañana a la FM Radio Con Vos en relación a las conversaciones con tenedores de bonos.

En ese marco, el abogado con especialización financiera, también ex director del Banco Central, adelantó que “si hay una nueva oferta" de parte de la Argentina, "debería haber una modificación del plazo del 2 de junio” comunicado por el Ministerio de Economía.

Chodos aclaró que esa fecha tiene que ver con los plazos mínimos en que tiene que estar abierta al mercado cualquier oferta, según las resoluciones de las autoridades de títulos valores de los Estados Unidos y no puede ser de más de 10 días.

“Como por ahora la Argentina no ha modificado la oferta originaria a los acreedores, el plazo de extensión fue hasta el 2 de junio”, explicó.

Sobre el punto actual de las tratativas, el funcionario dijo que “más que pensar dónde está la pelota en la cancha, en esta instancia hay más una mesa de diálogo”.

Chodos sostuvo que la contraoferta presentada semanas atrás por el fondo inversor Black Rock estaba “muy por encima de los parámetros lógicos y claramente significaba una negación de la misma necesidad de reestructuración”, aunque “desde entonces hubo una mucho mayor aproximación con ese fondo y con los demás acreedores”.

En este marco, el director ante el FMI subrayó que actualmente el foco está puesto en "adecuar la estructura de deuda argentina a la capacidad de pago” que tiene el país, a fin de asegurar la sustentabilidad “para poder crecer y salir de una dinámica donde la deuda condiciona a toda la economía argentina y a la vida diaria de los argentinos de los próximos 30 o 35 años".

De hecho, indicó que se trata "no de un problema del gobierno, sino intergeneracional”.

Chodos enfatizó que la Argentina “juega su parte en un problema mucho más global”, y juzgó que “no somos ninguna oveja negra, sino que tenemos particularidades específicas”.

“Por ejemplo, el nivel de tolerancia estructural de la Argentina a la deuda externa para financiar gastos corrientes en pesos está claramente limitada, más que en otros países”, argumentó el funcionario.

Chodos agregó que el país “trató de evitar esconderse atrás de la pandemia (de Covid-19) o de otros datos objetivos" y, en cambio, realizó "un esfuerzo ingente para permitir que exista la posibilidad de llegar a esta reestructuración, ya que había un default virtual en el sentido de que la capacidad de pago estaba agotada”.

El funcionario recordó que “el FMI intervino en el análisis de la economía, llegó a la conclusión de que la deuda no era sustentable y aportó algunos marcos de solución y del nivel que debería tener la reformulación de esa deuda, en parámetros generales”.

Chodos advirtió que, desde que empezó la crisis por la pandemia, hay una reversión de flujos desde los países emergentes a los centrales, e hizo notar que “hay muchos países, incluso centrales, con problemas de deuda, y no queda claro si el problema puede seguirse tratando con una disminución permanente de la tasa de interés”.

El director ante el Fondo Monetario insistió, en lo que respecta a la Argentina, en que “vemos responsabilidad e interés en las partes de llegar a un acuerdo manteniendo lo más importante, que es que tener la deuda alineada a la capacidad de pago”.

Chodos definió por último al ministro Martín Guzmán como “un académico de nota, un profesional comprometido y un patriota, ya que el patriotismo no es sólo para los próceres, con una capacidad de trabajo, una concentración y un compromiso muy fuera de lo común, igual que un nivel de convicciones, pero a la vez de racionalidad”.