DEPORTES

Federer no jugará hasta 2021 porque se resintió de su lesión en la rodilla derecha

El suizo, ganador de 20 torneos de Grand Slam y considerado como el mejor tenista de todos los tiempos, anunció que no competirá hasta 2021 debido a que se resintió de la lesión que lo persigue en la rodilla derecha, operada en febrero pasado.

10/06/2020 10:40

464

"Hace unas semanas, después de experimentar una recaída durante mi rehabilitación inicial, tuve que someterme a un artroscopía rápida adicional en la rodilla derecha. Me tomaré el tiempo necesario para estar al cien por cien listo para jugar en el nivel más alto. Echaré muchísimo de menos a mis admiradores y al circuito, espero verlos a todos de nuevo en mi regreso a comienzos de la temporada 2021", publicó Federer en su cuenta de la red social Twitter.

El suizo nacido en Basilea, quien el 8 de agosto cumplirá 39 años, está ubicado actualmente en el cuarto puesto del ranking mundial de la ATP, detrás del serbio Novak Djokovic (1), el español Rafael Nadal (2) y el austríaco Dominic Thiem (3).

Este año sólo pudo jugar el abierto de Australia, ya que la lesión en la rodilla derecha lo obligó a operarse en febrero y pensaba regresar en la gira sobre césped de junio, que se canceló al igual que todo el tenis debido a la pandemia de coronavirus.

Federer, ocho veces campeón de Wimbledon, jugó por última vez en las semifinales del abierto de Australia, donde cayó ante Djokovic, luego campeón del torneo, por 7-6 (7-1), 6-4 y 6-3.

Los rumores sobre los problemas en la rodilla derecha de Federer, y las complicaciones en la rehabilitación a la cirugía a la que se sometió en febrero, se habían disparado en los últimos días, pero pocos imaginaban el anuncio de una ausencia que será acaso la más prolongada de su carrera, con al menos once meses de inactividad hasta su vuelta, si es que regresa en condiciones ideales en enero próximo.

"La recuperación de Roger no va tan bien como esperábamos", había expresado hace 10 días Severin Luthi, amigo y uno de los entrenadores de Federer, a la cadena de radiodifusión pública suiza, Schweizer Radio und Fernsehen (SRF).

El tenis está suspendido desde marzo pasado en forma conjunta por la ATP y la WTA por el coronavirus, y se estima que podría regresar en agosto próximo con tres torneos: el ATP 500 de Washington, el Masters 1000 de Cincinnati y el US Open, los dos últimos en Nueva York, para evitar que los tenistas tengan viajes y traslados.

Djokovic madura la decisión de no jugar el US Open

El serbio Novak Djokovic, número uno del tenis mundial, madura la decisión de no jugar el US Open, programado en principio desde el 31 de agosto al 13 de septiembre, disconforme con las "condiciones extremas" de seguridad sanitaria que exige el torneo para reanudar la actividad, en un circuito que está paralizado desde marzo por la pandemia de coronavirus.

"En este momento y tal como está la situación, lo más realista es reanudar el circuito sobre polvo de ladrillo. La temporada debería comenzar de nuevo en septiembre con los torneos de Madrid, Roma y Roland Garros. Las condiciones que plantean para poder jugar el US Open son bastante extremas, no se que haré", subrayó "Nole" en declaraciones a la cadena serbia RTS reproducidas por la agencia de noticias alemana DPA.

El serbio, líder del ranking mundial y campeón este año en Australia, el único de los cuatro Grand Slam que se jugó, ya que Wimbledon fue cancelado y Roland Garros pospuesto de mayo a septiembre, se mostró bastante crítico con las exigencias que tendrá el US Open para los tenistas en el caso de que se juegue, es decir una vez que la ATP y la WTA anuncien el regreso de la actividad, suspendida por la pandemia de coronavirus en principio hasta el 31 de julio.

"Las medidas que exigirá el US Open son demasiado estrictas. Habría que llegar a Nueva York y quedar 14 días en cuarentena, o sea que la mayoría de los tenistas no tendríamos acceso a una cancha de tenis ni posibilidades de entrenar. No habría público ni medios de prensa cubriendo el torneo, son condiciones bastante extremas para jugar, no creo que sean sostenibles", advirtió Djokovic.

La ATP y la WTA definirán en las próximas horas el regreso del tenis, que sería en agosto con el ATP 500 de Washington, seguido luego por el Masters 1000 de Cincinnati y el US Open, ambos en Nueva York, donde se concentraría a los tenistas para evitar que tengan viajes y además efectuarles los test de Covid-19.