Obligado por la pandemia, el TOF de Comodoro ya impulsó 8 juicios usando medios virtuales

El Tribunal se conectó con 11 localidades y concretó 15 audiencias de debate incluyendo la causa narco Arenas Blancas, la más grande y compleja de la historia provincial. Otros casos empezaron y terminaron exclusivamente vía internet. Igual advierten por la falta de jueces titulares y la carga laboral.

Postales. Tótaro, en pleno trabajo con protocolo sanitario (izquierda) y una pantalla durante uno de los procesos federales en Comodoro.
10 JUL 2020 - 21:28

Desde que volvió a la actividad y obligado por los protocolos de la pandemia, el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia ya realizó en forma virtual 15 audiencias de debate por 8 causas penales. De hecho, hubo juicios orales y públicos que comenzaron de modo presencial pero que seguramente terminarán de modo virtual, como Arenas Blancas, el juicio por narcotráfico más grande realizado en Chubut, con 45 procesados.

Además de esta cifra de imputados, para este caso hay que sumar a jueces, defensores y fiscales.

En este expediente hubo varios planteos de los abogados de los acusados. El defensor oficial, Sergio Oribones, se opuso al trabajo virtual, al igual que uno de los imputados. Pero fueron las únicas objeciones.

“Sí o sí debemos tener continuidad de audiencias cada 10 días y estimo que no habrá otra manera de terminar que no sea la virtual. Quedan cerca de 20 testigos de un total de 70. Seguramente habrá planteos para tratar de que no, pero ese juicio va a seguir”, dijo el secretario del TOF, Raúl Tótaro.

En total, sumando el resto de los expedientes, hay 55 personas cuya situación procesal se dirime vía virtual.

El único modo de que el trabajo no se atrasara fue usar Skype, WhatsApp y Cisco Webex, el sistema oficial. Sin embargo, el TOF decidió adquirir una licencia de Zoom para sostener la labor.

En marzo, cuando la emergencia sanitaria por el Covid-19 recién comenzaba, el Tribunal se dedicó sólo a cuestiones urgentes que no requerían audiencias presenciales, como resolver pedidos de excarcelación o de prisión domiciliaria.

Hay incluso causas cortas que empezaron y terminaron sin audiencias presenciales y sólo por videoconferencia. Algunos de estos expedientes son conocidos como “Machado”, “Benegas”, “Barrionuevo”, “Flores” y “Bustamante”. En todas ellas al menos una de las partes participa vía internet debido a la pandemia del coronavirus.

Sobre la compra de la licencia de Zoom, Tótaro explicó que “no hubo otro remedio no sólo por la pandemia sino porque tenemos un solo juez. Los otros están en Río Gallegos y Tierra del Fuego, Alejandro Ruggero y Luis Giménez respectivamente. Sí o sí el único medio posible es el virtual”.

Hasta ahora, el TOF se conectó desde Comodoro con testigos, imputados y abogados de Ushuaia, Río Gallegos, Esquel, Telsen, Neuquén, Puerto Madryn, Trelew, Puerto Santa Cruz, Misiones, Córdoba y El Calafate.

El secretario indicó que la virtualidad “requiere una gimnasia. No es lo mismo que estar frente a frente en el debate, porque hay que dejar terminar de hablar o repetir cosas que no se escuchan bien por la conexión”. En cambio sí facilita armar los juicios. “Se pueden incluir 10 testigos por Zoom, cuando si es presencial hay que citarlos y quizás son 4 por día. Una vez conectados acelera mucho los tiempos y los plazos, y es significativo lo que se avanza: una audiencia de 3 días, por Zoom se hace en uno”.

Tras las jubilaciones de Pedro de Diego y Nora Cabrera de Monella, el único juez titular que le queda al TOF es Enrique Guanziroli, de 74 años. A los 75 necesitará una confirmación del Senado para seguir. “Estamos al límite y Casación nos nombró 2 subrogantes estables: Mario Reinaldi, del TOF de Santa Cruz, y Giménez. Pero con lo que implica tenerlos a centenares de kilómetros, seguiremos trabajando así mínimo hasta fin de año. Nos entran más causas de las que podemos sacar”, concluyó Tótaro.

Enterate de las noticias de POLITICA a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
Postales. Tótaro, en pleno trabajo con protocolo sanitario (izquierda) y una pantalla durante uno de los procesos federales en Comodoro.
10 JUL 2020 - 21:28

Desde que volvió a la actividad y obligado por los protocolos de la pandemia, el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia ya realizó en forma virtual 15 audiencias de debate por 8 causas penales. De hecho, hubo juicios orales y públicos que comenzaron de modo presencial pero que seguramente terminarán de modo virtual, como Arenas Blancas, el juicio por narcotráfico más grande realizado en Chubut, con 45 procesados.

Además de esta cifra de imputados, para este caso hay que sumar a jueces, defensores y fiscales.

En este expediente hubo varios planteos de los abogados de los acusados. El defensor oficial, Sergio Oribones, se opuso al trabajo virtual, al igual que uno de los imputados. Pero fueron las únicas objeciones.

“Sí o sí debemos tener continuidad de audiencias cada 10 días y estimo que no habrá otra manera de terminar que no sea la virtual. Quedan cerca de 20 testigos de un total de 70. Seguramente habrá planteos para tratar de que no, pero ese juicio va a seguir”, dijo el secretario del TOF, Raúl Tótaro.

En total, sumando el resto de los expedientes, hay 55 personas cuya situación procesal se dirime vía virtual.

El único modo de que el trabajo no se atrasara fue usar Skype, WhatsApp y Cisco Webex, el sistema oficial. Sin embargo, el TOF decidió adquirir una licencia de Zoom para sostener la labor.

En marzo, cuando la emergencia sanitaria por el Covid-19 recién comenzaba, el Tribunal se dedicó sólo a cuestiones urgentes que no requerían audiencias presenciales, como resolver pedidos de excarcelación o de prisión domiciliaria.

Hay incluso causas cortas que empezaron y terminaron sin audiencias presenciales y sólo por videoconferencia. Algunos de estos expedientes son conocidos como “Machado”, “Benegas”, “Barrionuevo”, “Flores” y “Bustamante”. En todas ellas al menos una de las partes participa vía internet debido a la pandemia del coronavirus.

Sobre la compra de la licencia de Zoom, Tótaro explicó que “no hubo otro remedio no sólo por la pandemia sino porque tenemos un solo juez. Los otros están en Río Gallegos y Tierra del Fuego, Alejandro Ruggero y Luis Giménez respectivamente. Sí o sí el único medio posible es el virtual”.

Hasta ahora, el TOF se conectó desde Comodoro con testigos, imputados y abogados de Ushuaia, Río Gallegos, Esquel, Telsen, Neuquén, Puerto Madryn, Trelew, Puerto Santa Cruz, Misiones, Córdoba y El Calafate.

El secretario indicó que la virtualidad “requiere una gimnasia. No es lo mismo que estar frente a frente en el debate, porque hay que dejar terminar de hablar o repetir cosas que no se escuchan bien por la conexión”. En cambio sí facilita armar los juicios. “Se pueden incluir 10 testigos por Zoom, cuando si es presencial hay que citarlos y quizás son 4 por día. Una vez conectados acelera mucho los tiempos y los plazos, y es significativo lo que se avanza: una audiencia de 3 días, por Zoom se hace en uno”.

Tras las jubilaciones de Pedro de Diego y Nora Cabrera de Monella, el único juez titular que le queda al TOF es Enrique Guanziroli, de 74 años. A los 75 necesitará una confirmación del Senado para seguir. “Estamos al límite y Casación nos nombró 2 subrogantes estables: Mario Reinaldi, del TOF de Santa Cruz, y Giménez. Pero con lo que implica tenerlos a centenares de kilómetros, seguiremos trabajando así mínimo hasta fin de año. Nos entran más causas de las que podemos sacar”, concluyó Tótaro.


NOTICIAS RELACIONADAS