Se agrava el conflicto de la pesca en Madryn y hay 500 toneladas de pescado a punto de pudrirse

Las cámaras empresarias cuestionan la decisión del SOMU de impedir la salida de camiones. El gremio dice que no aceptará una rebaja salarial, como quieren las pesqueras. El intendente Sastre y su hermano el vicegobernador estuvieron con los trabajadores. Quejas por la falta de presencia del Gobierno provincial

12 JUL 2020 - 20:17

El conflicto entre uno de los principales gremios de la pesca, el SOMU, y las cámaras empresarias del sector, escaló este domingo un poco más con reclamos cruzados, lo que motivó la presencia en el corte de rutas en Puerto Madryn del intendente local, Gustavo Sastre, y de su hermano, el vicegobernador Ricardo Sastre.

El núcleo del conflicto es la intención de las cámaras pesqueras de imponer una rebaja salarial a los operarios del SOMU debido a una caída del precio internacional del langostino. Las empresas ventilaron que un trabajador embarcado cobra desde el año pasado entre 400.000 y 500.000 pesos mensuales y que la propuesta era mantener esos valores. Desde el SOMU dicen otra cosa: que les quieren bajar 40% los salarios.

En el medio, los cortes de salidas de plantas pesqueras y de rutas ya comenzaron a causar efecto. Según las cámaras pesqueras, hay una 500 toneladas de producto a punto de pudrirse y la situación podría agravarse si no hay un solución rápida.

También desde el sector empresario se hizo trascender que el conflicto tiene que ver con la reaparición en público del viejo líder del SOMU, Omar “Caballo” Suárez, que pretende retomar el control del gremio y esto habría causado una “interna”.

Este domingo, los hermanos Sastre escucharon los reclamos de la gente y coincidieron con la preocupación de los trabajadores por la casi nula intervención del Gobierno provincial. Aunque ninguno quiso hacer declaraciones públicas, se supo que el intendente Sastre llamó varias veces al gobernador Mariano Arcioni, que sin embargo no devolvió las llamadas. Apenas si habrían conseguido que el secretario de Pesca de Chubut, Adrián Awstin, informara que el conflicto los excedía y que debía ser el Gobierno nacional el que intervenga, disponiendo la conciliación obligatoria.

Trascendió que una comisión de trabajadores del SOMU viajará el lunes por la mañana a Rawson para intentar mantener un diálogo con autoridades provinciales.

Las más leídas

12 JUL 2020 - 20:17

El conflicto entre uno de los principales gremios de la pesca, el SOMU, y las cámaras empresarias del sector, escaló este domingo un poco más con reclamos cruzados, lo que motivó la presencia en el corte de rutas en Puerto Madryn del intendente local, Gustavo Sastre, y de su hermano, el vicegobernador Ricardo Sastre.

El núcleo del conflicto es la intención de las cámaras pesqueras de imponer una rebaja salarial a los operarios del SOMU debido a una caída del precio internacional del langostino. Las empresas ventilaron que un trabajador embarcado cobra desde el año pasado entre 400.000 y 500.000 pesos mensuales y que la propuesta era mantener esos valores. Desde el SOMU dicen otra cosa: que les quieren bajar 40% los salarios.

En el medio, los cortes de salidas de plantas pesqueras y de rutas ya comenzaron a causar efecto. Según las cámaras pesqueras, hay una 500 toneladas de producto a punto de pudrirse y la situación podría agravarse si no hay un solución rápida.

También desde el sector empresario se hizo trascender que el conflicto tiene que ver con la reaparición en público del viejo líder del SOMU, Omar “Caballo” Suárez, que pretende retomar el control del gremio y esto habría causado una “interna”.

Este domingo, los hermanos Sastre escucharon los reclamos de la gente y coincidieron con la preocupación de los trabajadores por la casi nula intervención del Gobierno provincial. Aunque ninguno quiso hacer declaraciones públicas, se supo que el intendente Sastre llamó varias veces al gobernador Mariano Arcioni, que sin embargo no devolvió las llamadas. Apenas si habrían conseguido que el secretario de Pesca de Chubut, Adrián Awstin, informara que el conflicto los excedía y que debía ser el Gobierno nacional el que intervenga, disponiendo la conciliación obligatoria.

Trascendió que una comisión de trabajadores del SOMU viajará el lunes por la mañana a Rawson para intentar mantener un diálogo con autoridades provinciales.


NOTICIAS RELACIONADAS