POLICIALES

Rawson: monitoreo electrónico por desobediencia y amenazas

El juez penal Sergio Piñeda dispuso la implementación de un dispositivo de monitoreo electrónico para un joven imputado por desobediencia, violación de domicilio y amenazas con arma blanca, todo en contexto de violencia de género.

05/08/2020 02:00

El juez Sergio PIñeda ordenó una pulsera electrónica al imputado.

1.372

La medida se dispuso en el marco de una audiencia organizada por la Oficina Judicial de Rawson, y el magistrado dispuso el cese de la detención del joven acusado, aunque reiteró la prohibición de acercamiento por un plazo de 30 días, el que se complementarán una vez que se le coloque el dispositivo electrónico.

El fiscal Fernando Rivarola solicitó la apertura formal de la investigación sobre J.M.G. Según el relato de la acusación se hizo presente el 1 de agosto de 2020 en inmueble ubicado en Julio A. Roca e Ingeniero Díaz, del barrio “General Valle” de Rawson, pese a tener una orden de prohibición de acercamiento en su contra dictada el pasado 26 de marzo por Nora Mendy, jueza de Paz de Rawson.

Según el fiscal, el acusado empezó a golpear los vidrios de un monoambiente donde reside su expareja junto a dos niños y luego ingresó a la vivienda donde amenazó a la mujer, quien logró salir del inmueble.

Una vez en el exterior, y mientras la joven se protegía detrás del dueño de la propiedad, el acusado exhibió un arma blanca tipo navaja o cortaplumas, profiriendo amenazas a ambas personas. Finalmente al llegar la Policía, que fue convocada al lugar por un familiar del dueño del terreno, el sujeto fue detenido y se recuperó documentación de la mujer que había sido tomada por el acusado, además de incautarse dos armas blancas.

Rivarola indicó que en acuerdo con la defensa del imputado y por motivos de salud, no se iba a requerir una medida de prisión preventiva, pero si la colocación de una pulsera electrónica o botón antipánico.

El defensor público Omar López negó los hechos planteados por la Fiscalía y adelantó que tanto él como su asistido estaban de acuerdo con la solución del monitoreo con dispositivo electrónico.

El juez Piñeda, tras escuchar a las partes y al imputado, dispuso la apertura formal de la investigación por un plazo de seis meses, en tanto que reiteró al acusado la prohibición de acercamiento a su expareja por un plazo de 30 días, la cual se complementará con la pulsera electrónica.

La prohibición de acercamiento que incumplió el imputado fue dictada por la jueza de Paz de la capital provincial, en el marco de lo dispuesto por el Acuerdo Plenario Nº 4732 del Tribunal de Justicia dispone la incorporación de aquellos juzgados, según señaló la Agencia de Comunicación Judicial.