POLICIALES

Quedó preso por un mes por violencia de género

Un hombre quedó con prisión preventiva de 30 días por violencia de género luego de una audiencia de control de detención mediante el sistema de videoconferencia donde una persona fue imputado debido a la violencia y amenazas ejercidas contra una mujer en un hecho ocurrido el 6 de agosto en Trelew.

10/08/2020 02:00

770

El Ministerio Público Fiscal representado por el funcionario de Fiscalía Rubén Kholer presentó la respectiva imputación con la actuación de la jueza Mirta Moreno y ejerciendo la defensa Zulma Manyauik.

La magistrada determinó la apertura de investigación por el término de tres meses a pedido de la Fiscalía y se refirió al peligro de fuga ya que el imputado tiene antecedentes condenatorios por lo que en caso de recaer condena la misma será de efectivo cumplimiento.

Estableció que existe peligro de entorpecimiento debido al temor de quienes son testigos e indicó que el hecho es gravísimo por la violencia desplegada hacia la víctima, para resolver finalmente la prisión preventiva en principio por el plazo de un mes. Cabe destacar que la víctima se encuentra asesorada y contenida por el Ministerio Público Fiscal y el Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (SAVD), señaló una gacetilla de la Fiscalía.

El doctor Kholer expuso que el día mencionado cerca de las 5.45, un individuo ingresó al domicilio que compartía con su pareja y otras personas e intempestivamente la despertó con insultos y amenazas exigiendo que saliera de ese sitio que la iba a “recagar a palos”.

Condujo a la victima por el medio de la calle, la tomó del cabello y la zamarreó, mientras seguía profiriendo insultos. Luego la tiró al piso y arrastró por la vereda intentando golpearla con una zapatilla en la cara, cuando es sorprendido por personal policial de la seccional Tercera que había sido alertado de la situación. Al momento de realizar la denuncia, la víctima relató que hace dos semanas caminaba junto al agresor cuando éste le advirtió que la llevaría un descampado, la “cagaría a palos” y la iba a desmayar. Incluso que en otra oportunidad le quiso pinchar las piernas con un destornillador.

Miedo

La víctima agregó en una entrevista que esta conducta es periódica desde hace un año aproximadamente por parte del imputado: hace dos años que convive con este sujeto y teme por su vida, y que no quiere regresar a vivir con él, no desea que se le acerque más, porque tiene miedo. Argumentó también que la arrastró tomándola del cabello porque sabe que ella se está tratando por una especie de hongos que le salieron en el cuero cabelludo y ante el tirón de pelo, siente mucho dolor.