Presos extorsionaban haciéndose pasar por funcionarios judiciales

Desde la cárcel se contactaban con vecinos. Lograban fotos íntimas y luego exigían plata para no difundirlas.

14 AGO 2020 - 21:02

Cuarenta teléfonos celulares, 120 chips de telefonía, todos ilegales, y 24 “facas” fue el saldo del megaoperativo que la Policia realizó en las primeras horas de ayer denominado “Sextorsión Letrada”que surgieron desde el interior del Instituto Penitenciario Provincial situado a la vera de la Ruta 3. Las medidas fueron solicitadas por el Ministerio Publico Fiscal de Rawson y autorizadas por el juez Sergio Piñeda, luego de las tareas que desarrollaron los funcionarios de la Brigada de Investigaciones capitalina en torno a una denuncia de extorsión.

Es así que luego de la investigación llevada a cabo, se pudo determinar que desde el interior del Instituto Penitenciario se realizaban las llamadas telefónicas que comprendían la maniobra extorsiva en la que los autores se invocaban como funcionarios judiciales.

A tales efectos los investigadores contaron con la colaboración de personal de la unidad táctica GEOP de Rawson, y de Comodoro Rivadavia; Sección Guardia de Infantería Rawson y Puerto Madryn, Policia Montada de Trelew, y de Puerto Madryn; Grupo de Intervención Motorizada de Rawson, Trelew y Puerto Madryn, Seccion Canes de Puerto Madryn y Grupo de Intervención Rápida (GIR) de Trelew.

Las medidas fueron presenciadas por el ministro de Seguridad Federico Massoni, y el jefe y subjefe de Policía, Miguel Gómez y Néstor Gómez Ocampo. El procedimiento se desarrolló en los módulos 1,2 y 3 del complejo penitenciario en el que se alojan 127 detenidos condenados, a quienes se les practicó su requisa personal y el registro de sus celdas.

Como consecuencia de estas medidas se secuestraron 40 teléfonos celulares, 120 chips de telefonía, 24 elementos punzo cortantes de fabricación casera, llamadas vulgarmente como “facas”, y otros elementos útiles para la investigación.

Paralelamente en Puerto Madryn y con relación a la causa mencionada, los investigadores portuarios colaboraron con los procedimientos y realizaron dos allanamientos en viviendas particulares situadas en Domecq Garcia al 500 y en Corrientes al 800, lugares en los que también se incautaron elementos que resultan de interés para la investigación toda vez que se pudo vincular a los moradores de las viviendas con la banda delictiva que operaba desde el interior del Instituto Penitenciario allanado.

En comunicación con Cadena Tiempo, el jefe de la Policía, Miguel Gómez explicó que la requisa en los pabellones fue en el marco de una orden judicial por una causa que investiga el uso de celulares dentro de la unidad carcelaria.

“Hay personas que van a quedar identificadas en estos ilícitos por varias causas de extorsión que han vivido personas. Hay elementos de importancia que tendrían vinculación con lo que investiga el fiscal”.

Gómez explicó que “hay varias cuestiones que hay que afinar, desde la seguridad interna y la externa, además del uso de celulares que ahora se ve favorecido por el marco de la cuarentena. Hay siete celulares por pabellón- destacó- que están autorizados durante el día”.

A la noche, cuando los reclusos son encerrados en la celda, esos celulares son retirados y quedan en poder de los celadores.

“También hemos detectado celulares irregulares, que estaban sorteando las requisas y no están autorizados”, manifestó.#

Enterate de las noticias de POLICIALES a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
14 AGO 2020 - 21:02

Cuarenta teléfonos celulares, 120 chips de telefonía, todos ilegales, y 24 “facas” fue el saldo del megaoperativo que la Policia realizó en las primeras horas de ayer denominado “Sextorsión Letrada”que surgieron desde el interior del Instituto Penitenciario Provincial situado a la vera de la Ruta 3. Las medidas fueron solicitadas por el Ministerio Publico Fiscal de Rawson y autorizadas por el juez Sergio Piñeda, luego de las tareas que desarrollaron los funcionarios de la Brigada de Investigaciones capitalina en torno a una denuncia de extorsión.

Es así que luego de la investigación llevada a cabo, se pudo determinar que desde el interior del Instituto Penitenciario se realizaban las llamadas telefónicas que comprendían la maniobra extorsiva en la que los autores se invocaban como funcionarios judiciales.

A tales efectos los investigadores contaron con la colaboración de personal de la unidad táctica GEOP de Rawson, y de Comodoro Rivadavia; Sección Guardia de Infantería Rawson y Puerto Madryn, Policia Montada de Trelew, y de Puerto Madryn; Grupo de Intervención Motorizada de Rawson, Trelew y Puerto Madryn, Seccion Canes de Puerto Madryn y Grupo de Intervención Rápida (GIR) de Trelew.

Las medidas fueron presenciadas por el ministro de Seguridad Federico Massoni, y el jefe y subjefe de Policía, Miguel Gómez y Néstor Gómez Ocampo. El procedimiento se desarrolló en los módulos 1,2 y 3 del complejo penitenciario en el que se alojan 127 detenidos condenados, a quienes se les practicó su requisa personal y el registro de sus celdas.

Como consecuencia de estas medidas se secuestraron 40 teléfonos celulares, 120 chips de telefonía, 24 elementos punzo cortantes de fabricación casera, llamadas vulgarmente como “facas”, y otros elementos útiles para la investigación.

Paralelamente en Puerto Madryn y con relación a la causa mencionada, los investigadores portuarios colaboraron con los procedimientos y realizaron dos allanamientos en viviendas particulares situadas en Domecq Garcia al 500 y en Corrientes al 800, lugares en los que también se incautaron elementos que resultan de interés para la investigación toda vez que se pudo vincular a los moradores de las viviendas con la banda delictiva que operaba desde el interior del Instituto Penitenciario allanado.

En comunicación con Cadena Tiempo, el jefe de la Policía, Miguel Gómez explicó que la requisa en los pabellones fue en el marco de una orden judicial por una causa que investiga el uso de celulares dentro de la unidad carcelaria.

“Hay personas que van a quedar identificadas en estos ilícitos por varias causas de extorsión que han vivido personas. Hay elementos de importancia que tendrían vinculación con lo que investiga el fiscal”.

Gómez explicó que “hay varias cuestiones que hay que afinar, desde la seguridad interna y la externa, además del uso de celulares que ahora se ve favorecido por el marco de la cuarentena. Hay siete celulares por pabellón- destacó- que están autorizados durante el día”.

A la noche, cuando los reclusos son encerrados en la celda, esos celulares son retirados y quedan en poder de los celadores.

“También hemos detectado celulares irregulares, que estaban sorteando las requisas y no están autorizados”, manifestó.#


NOTICIAS RELACIONADAS