Puerto Madryn: piden ventajas para pymes

El intendente de Puerto Madryn, Gustavo Sastre, reclamó: “Necesitamos que Nación reincorpore beneficios contributivos para las empresas del interior”.

Sastre reclama poder competir.
30 AGO 2020 - 20:46

El intendente de Puerto Madryn, Gustavo Sastre, reclamó: “Necesitamos que Nación reincorpore beneficios contributivos para las empresas del interior”.

De esta forma se refirió a medidas impositivas eliminadas durante la gestión de Mauricio Macri. “Buscamos defender los puestos de trabajo existentes intentando que se mantenga el 8,65% que le da competitividad de las empresas radicadas en Madryn”, destacó

El jefe comunal inició gestiones para reincorporar los beneficios que perdieron las empresas distantes de los centros de consumo, de proveedores y que enfrentan complicaciones logísticas para llegar a los mercados en forma competitiva. Es una política destinada exclusivamente al sector empresarial, entendiendo que es el principal generador de desarrollo económico y de fuentes de empleo de la ciudad, por eso resulta imperioso que se mantenga el 8,65%.

“Un beneficio que perdieron con las modificaciones introducidas durante la presidencia de Macri fue el decreto 814/01, donde las PyMES podían descargar hasta un 10,75% sobre la base imponible que paga cargas sociales en crédito fiscal (por ejemplo descontarlo de IVA) dependiendo de la ubicación geográfica de la PyME. Es decir, el empresario ubicado en zonas alejadas tenía ese beneficio que hacía que su producto sea competitivo aún con las condiciones adversas en cuestiones logísticas, proveedores y que los mercados consumidores estén a miles de kilómetros”.

“Esta pérdida les genera una gran dificultad para hacer conocer su producto y competir con las empresas ubicadas localmente. Y eso no es otra cosa que menos fuentes de trabajo, concentración de empresas en la zona central del país afectando a las provincias y ciudades en generar las condiciones económicas atractivas para la radicación de empresas”, aseveró.

En el caso de las pymes de Madryn, “el cambio introducido generó que en 2018 el porcentaje pase 8,65% a 6,5% en 2019. Con la intención que para 2022 el porcentaje sea 0%. Es decir, nuestras PyMES perdieron 2,15% en un año para contabilizar ese porcentaje en crédito fiscal. Y en 2022 perderán todo el beneficio”.

Con estos cambios, “sólo se potencia la concentración de las empresas en las zonas centro del país, principalmente en CABA y Gran Buenos Aires, donde el costo logístico es más bajo, la facilidad de estar en el centro de consumo y la disponibilidad de una variedad de proveedores que en el resto del país no existe. Si hablamos de un país federal, se deberían tomar estas asimetrías existentes para que se deje sin efecto esta disminución en el porcentaje que permita mantener los puestos, las inversiones y la radicación de las empresas en todo el país”.

Estas políticas se completan con las acciones de Sastre para los reembolsos por puertos patagónicos pensado en la promoción industrial. Y a la revisión de los costos de energía para toda la Patagonia, el establecimiento de una zona franca posibilitando la incorporación de maquinarias que no se producen en el país sin costos o derechos de importación.#

Las más leídas

Sastre reclama poder competir.
30 AGO 2020 - 20:46

El intendente de Puerto Madryn, Gustavo Sastre, reclamó: “Necesitamos que Nación reincorpore beneficios contributivos para las empresas del interior”.

De esta forma se refirió a medidas impositivas eliminadas durante la gestión de Mauricio Macri. “Buscamos defender los puestos de trabajo existentes intentando que se mantenga el 8,65% que le da competitividad de las empresas radicadas en Madryn”, destacó

El jefe comunal inició gestiones para reincorporar los beneficios que perdieron las empresas distantes de los centros de consumo, de proveedores y que enfrentan complicaciones logísticas para llegar a los mercados en forma competitiva. Es una política destinada exclusivamente al sector empresarial, entendiendo que es el principal generador de desarrollo económico y de fuentes de empleo de la ciudad, por eso resulta imperioso que se mantenga el 8,65%.

“Un beneficio que perdieron con las modificaciones introducidas durante la presidencia de Macri fue el decreto 814/01, donde las PyMES podían descargar hasta un 10,75% sobre la base imponible que paga cargas sociales en crédito fiscal (por ejemplo descontarlo de IVA) dependiendo de la ubicación geográfica de la PyME. Es decir, el empresario ubicado en zonas alejadas tenía ese beneficio que hacía que su producto sea competitivo aún con las condiciones adversas en cuestiones logísticas, proveedores y que los mercados consumidores estén a miles de kilómetros”.

“Esta pérdida les genera una gran dificultad para hacer conocer su producto y competir con las empresas ubicadas localmente. Y eso no es otra cosa que menos fuentes de trabajo, concentración de empresas en la zona central del país afectando a las provincias y ciudades en generar las condiciones económicas atractivas para la radicación de empresas”, aseveró.

En el caso de las pymes de Madryn, “el cambio introducido generó que en 2018 el porcentaje pase 8,65% a 6,5% en 2019. Con la intención que para 2022 el porcentaje sea 0%. Es decir, nuestras PyMES perdieron 2,15% en un año para contabilizar ese porcentaje en crédito fiscal. Y en 2022 perderán todo el beneficio”.

Con estos cambios, “sólo se potencia la concentración de las empresas en las zonas centro del país, principalmente en CABA y Gran Buenos Aires, donde el costo logístico es más bajo, la facilidad de estar en el centro de consumo y la disponibilidad de una variedad de proveedores que en el resto del país no existe. Si hablamos de un país federal, se deberían tomar estas asimetrías existentes para que se deje sin efecto esta disminución en el porcentaje que permita mantener los puestos, las inversiones y la radicación de las empresas en todo el país”.

Estas políticas se completan con las acciones de Sastre para los reembolsos por puertos patagónicos pensado en la promoción industrial. Y a la revisión de los costos de energía para toda la Patagonia, el establecimiento de una zona franca posibilitando la incorporación de maquinarias que no se producen en el país sin costos o derechos de importación.#


NOTICIAS RELACIONADAS