PAÍS & MUNDO

Muere por coronavirus el jefe de Inteligencia del Ejército de Brasil

El jefe del Centro de Inteligencia del Ejército, Carlos Augusto Fecury Sydriao Ferreira, de 53 años, murió en el Hospital de las Fuerzas Armadas de Brasilia, donde permanecía internado desde hacía diez días tras contagiarse de coronavirus.

09/09/2020 22:00

El país mantiene en secreto los datos de infección entre militares.

584

El Ejército brasileño confirmó la muerte y dijo que el cuerpo del general será cremado hoy en una ceremonia en Valparaíso de Goiás, en los alrededores de la capital brasileña.

En otro orden, el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, anunció esta tarde que las pruebas clínicas en Brasil de una vacuna china contra la Covid-19 han mostrado resultados "extremadamente positivos" y una amplia campaña de vacunación podría comenzar en diciembre,

Antes de ocupar el cargo de jefe del Centro de Inteligencia, el general Sydriao estuvo al mando del Batallón de Policía del Ejército de Brasilia de 2011 a 2013. Fue agregado de Defensa y Ejército y Jefe de la Cooperación Militar Brasileña en Paraguay, entre 2015 y 2016. Como oficial general, estuvo al mando de la 7ª Brigada de Infantería Motorizada.

El Batallón de Policía del Ejército de Brasilia publicó una nota de pésame en la que indica que el general deja una esposa, tres hijos, y "un gran legado de amor, amistad, camaradería y profesionalismo".

El pasado 12 de agosto, Sydriao integró la delegación brasileña que viajó a el Líbano en una misión encabezada por el expresidente Michel Temer, con el objetivo de llevar suministros hospitalarios y alimentos a ese lugar, luego de una explosión que mató a más de 160 personas y dejó alrededor de 6.000 heridos.

En medio de la conmoción por la muerte de Ferreira, se conoció que el gobernador de Brasilia, Ibanéis Rocha, dio positivo al test de coronavirus.

"El fin de semana viajé con un amigo que dio positivo y como comencé a sentir síntomas consideré apropiado realizar el test y dio positivo", comentó el gobernador anoche.

"Ahora hay que tener paciencia y cuidarse", señaló Rocha, del Movimiento Democrático Brasileño (MDB, centroderecha), un aliado del presidente Jair Bolsonaro.

De este modo el jefe del gobierno de Brasilia se suma a la lista de gobernadores que contrajeron el nuevo coronavirus, entre ellos, el de San Pablo, Joao Doria, el jefe de gobierno Rio de Janeiro, Wilson Witzel y Eduardo Leite, de Rio Grande do Sul, entre otros.

Brasilia, con 3 millones de habitantes, registró 43 muertes este martes, y el número total de víctimas llegó a 2.763.

A su vez, Sao Paulo, que fue el epicentro de la pandemia en Brasil, es uno de los seis estados en donde se está testeando la vacuna CoronaVac, desarrollada por la empresa farmacéutica china Sinovac Biotech.

La vacuna produce una respuesta inmune en 98% de los pacientes con más de 60 años, sin que hasta la fecha se hayan reportado efectos colaterales, afirmó el gobernador Doria.

"Pronto tendremos la vacuna CoronaVac para inmunizar a los brasileños de Sao Paulo y de todo el país (...). La perspectiva de entrega es en diciembre de este año", indicó, citado por la agencia de noticias AFP.

Sinovac se asoció con el Instituto Butantan, un centro de salud estatal de Sao Paulo, para desarrollar la fase 3 de ensayos clínicos de la vacuna, la última fase que debe ser superada para obtener una aprobación.

Mientras tanto hubo 1.075 muertes en las últimas 24 horas, con lo que el número de fallecidos superó los 128.000, mientras que el de contagios se acerca a los 4,2 millones, informó este miércoles el Gobierno.