DEPORTES

Covid 19: un campo minado de obstáculos frena la vuelta del Regional

El coronavirus avanza a paso firme en el Interior. En ese marco, el retorno del Regional es algo muy lejano.

16/09/2020 02:00

1.143

Por Francisco Caputo

A modo de ejemplo, Jornada trazó el camino de La Ribera, de Rawson, para graficar una situación obvia, llena de obstáculos. El “Canario” es uno de los 98 clasificados a segunda fase del Regional del primer semestre, que fue dado de baja por la pandemia.

La práctica de deportes de contacto en Chubut está prohibida por el Ministerio de Salud. En caso de una habilitación súbita, emerge la cuestión de los testeos antes del regreso de la prácticas, fijado para octubre.

Pero en un escenario muy favorable, los tests al plantel y cuerpo técnico del “Canario” no arrojan resultados positivos. En este marco optimista, el plantel debuta en condición de visitante en Comodoro Rivadavia, ciudad del sur chuhubutense, que posee circulación comunitaria de Covid 19 y un sistema sanitario saturado.

El transporte es uno de los tantos problemas. No hay micros que garanticen distanciamiento social. Y en el caso que los hubiere, en Comodoro no podrían circular.

Solo está permitido el tráfico de dos personas en autos. Por ende, una delegación del “Canario” de 24 personas debería viajar en 12 automóviles. Y hay otro inconveniente. En Comodoro, se circula según la terminación de DNI.

Asumiendo que en el plantel del “Canario” hay jugadores con documento par e impar, habrá futbolistas que no podrán llegar al estadio a jugar porque no pueden circular.

Tampoco hay que olvidar que el tránsito en Comodoro Rivadavia está prohibido los domingos, día habitual de partidos. Y eso no cuenta la dificultad para conseguir un lugar donde alojarse, descansar y alimentarse antes de jugar. Está muy restringido, reservado a viajeros esenciales.

El mismo panorma se le presentará a la terna de árbitros, que debe llegar de su ciudad de origen en transporte interurbano, que hoy está vedado.

Por reglamento, el club local debe contratar un servicio de salud en la cancha. Restarle una ambulancia al sistema de salud en el marco de una pandemia, es una situación polémica.

Pero la historia puede ser más áspera si un jugador, horas antes de ingresar al estadio, presenta síntomas de coronavirus Habrá que aislar al futbolista, hacerle los testeos correspondientes y alojarlo mientras espera los resultados. En ese contexto, jugar el partido implicará un riesgo sanitario.

En el peor de los casos, el jugador da positivo y deberá permanecer en Comodoro el tiempo que demore su recuperación. Por precaución, sus compañeros y miembros de cuerpo deberán ser aislados. Si no hay casos de coronavirus, el plantel podrá regresar completo a Rawson, donde deberá guardar 14 días de cuarentena.

Es el protocolo, al estar en un lugar con circulación comunitaria de Covid. Esto implica parálisis del equipo para la próxima fecha y una ausencia laboral forzada para sus integrantes.

Si en un segundo partido, deben cruzar a otra provincia, La Ribera puede encontrarse con la imposibilidad de ingreso, dado que el tráfico entre provincias está muy restringido.

Con circunstancias similares en otras provincias, está es la realidad. Ignorarla es señal de imprudencia.