Fue positivo y negativo y no saben si tuvo el virus

Carlos Agüero es un conocido vecino de Esquel, maquinista de La Trochita, y vivió una situación relacionada con su salud, primero por operación de sus rodillas en Trelew, y luego porque en algún momento un análisis de hisopado en la costa provincial le dio positivo para Covid-19, y un siguiente estudio negativo.

28 SEP 2020 - 20:28

Está sorprendido porque está convencido que no tuvo contacto con nadie, que haya sido casos sospechoso, más aún cuando en la ciudad no hay circulación viral.

En agosto viajó para pedir turno en una clínica de Trelew, para hacerse la operación, que se concretó el 8 de este mes. Narró que cuando fue por el turno, no le dieron ningún protocolo a cumplir el día de la cirugía, porque directamente no había nada vigente, y más aún porque procedía de una zona sin circulación comunitaria del virus.

Al arribar el día de la operación -contó Agüero- le solicitaron el protocolo correspondiente, que eran análisis de sangre y el hisopado. No los tenía porque no se los habían pedido, y finalmente le practicaron el análisis de sangre el lunes 7 de septiembre, y al día siguiente en horas de la mañana lo operaron, incluso sin contar aún con el resultado del estudio de laboratorio.

La sorpresa fue el miércoles 9, cuando “el médico me dijo que el análisis de sangre que me había dado positivo para Covid-19, y que se presentaría Salud Pública para hacer el procedimiento correspondiente. Pero no fueron porque se negaron a ir a la clínica”, siguió relatando Carlos Agüero.

El día jueves 10 fue un particular a realizarle el hisopado, y al día siguiente le hicieron conocer el resultado “que fue negativo para Covid”. Pero el miércoles 9 por la tarde avisó a su familia que había dado positivo, y les pidió que cerraran la parrilla. Profesionales del hospital zonal Esquel fueron al domicilio a hacer el hisopado a su esposa, los hijos y empleados. El resultado de todos fue negativo.

“Con el resultado negativo de Covid-19 de mi familia y mis empleados de la parrilla me quede más tranquilo. Pero –aseguró el reconocido maquinista de La Trochita-, esa semana no la pasamos nada bien”.

Para Agüero, si el análisis de sangre le dio positivo y el hisopado negativo, seguramente transitó el virus. “¿Quién me contagió?”, preguntó para aseverar que la última vez que salió de su casa fue en marzo para correr un tren en la estación de El Maitén.

Señaló que envió los resultados de los análisis a la obra social de los ferroviarios en Buenos Aires, y un médico sostuvo que “tuve contacto con el virus, pero no alcanzó a desarrollarse porque yo crié anticuerpos que lo neutralizaron”.

Carlos Agüero manifestó que se siente bien de salud, y agregó que al regresar a Esquel después de quince días de internación en Trelew, visitó a una médica del hospital, y le dijo que lamentablemente no saben si tuvo el virus.

Desestimó que hayan tenido que aislar al personal de la clínica donde se operó, ya que esa fue una circunstancia ocurrida antes de su viaje, con gente de Puerto Madryn. “No tuve síntomas en ningún momento, ni mi familia ni empleados de la parrilla”, concluyó.#

Las más leídas

28 SEP 2020 - 20:28

Está sorprendido porque está convencido que no tuvo contacto con nadie, que haya sido casos sospechoso, más aún cuando en la ciudad no hay circulación viral.

En agosto viajó para pedir turno en una clínica de Trelew, para hacerse la operación, que se concretó el 8 de este mes. Narró que cuando fue por el turno, no le dieron ningún protocolo a cumplir el día de la cirugía, porque directamente no había nada vigente, y más aún porque procedía de una zona sin circulación comunitaria del virus.

Al arribar el día de la operación -contó Agüero- le solicitaron el protocolo correspondiente, que eran análisis de sangre y el hisopado. No los tenía porque no se los habían pedido, y finalmente le practicaron el análisis de sangre el lunes 7 de septiembre, y al día siguiente en horas de la mañana lo operaron, incluso sin contar aún con el resultado del estudio de laboratorio.

La sorpresa fue el miércoles 9, cuando “el médico me dijo que el análisis de sangre que me había dado positivo para Covid-19, y que se presentaría Salud Pública para hacer el procedimiento correspondiente. Pero no fueron porque se negaron a ir a la clínica”, siguió relatando Carlos Agüero.

El día jueves 10 fue un particular a realizarle el hisopado, y al día siguiente le hicieron conocer el resultado “que fue negativo para Covid”. Pero el miércoles 9 por la tarde avisó a su familia que había dado positivo, y les pidió que cerraran la parrilla. Profesionales del hospital zonal Esquel fueron al domicilio a hacer el hisopado a su esposa, los hijos y empleados. El resultado de todos fue negativo.

“Con el resultado negativo de Covid-19 de mi familia y mis empleados de la parrilla me quede más tranquilo. Pero –aseguró el reconocido maquinista de La Trochita-, esa semana no la pasamos nada bien”.

Para Agüero, si el análisis de sangre le dio positivo y el hisopado negativo, seguramente transitó el virus. “¿Quién me contagió?”, preguntó para aseverar que la última vez que salió de su casa fue en marzo para correr un tren en la estación de El Maitén.

Señaló que envió los resultados de los análisis a la obra social de los ferroviarios en Buenos Aires, y un médico sostuvo que “tuve contacto con el virus, pero no alcanzó a desarrollarse porque yo crié anticuerpos que lo neutralizaron”.

Carlos Agüero manifestó que se siente bien de salud, y agregó que al regresar a Esquel después de quince días de internación en Trelew, visitó a una médica del hospital, y le dijo que lamentablemente no saben si tuvo el virus.

Desestimó que hayan tenido que aislar al personal de la clínica donde se operó, ya que esa fue una circunstancia ocurrida antes de su viaje, con gente de Puerto Madryn. “No tuve síntomas en ningún momento, ni mi familia ni empleados de la parrilla”, concluyó.#


NOTICIAS RELACIONADAS