DEPORTES

Se suman bajas, hubo dudas por un caso de coronavirus y primer entrenamiento conjunto en Ezeiza

Musso y Lo Celso fueron desafectados de la convocatoria de Scaloni por diferentes lesiones y serán bajas en el inicio de las Eliminatorias. El partido ante Ecuador pasó de las 21.10 a 21.30.

06/10/2020 23:00

756

Las bajas por lesiones del arquero Juan Musso y el volante Giovani Lo Celso, que se sumaron a otras cinco por razones similares, se acumularon en la primera jornada en la que el seleccionado argentino realizó su primera práctica grupal en el predio afista de Ezeiza de cara a su debut del próximo jueves en las eliminatorias sudamericanas ante Ecuador del próximo jueves a las 21.30 en la Bombonera.

Musso padeció una lesión meniscal en la rodilla derecha durante el entrenamiento que tuvieron los arqueros en la tarde de ayer, mientras que Lo Celso llegó desde Inglaterra con una molestia en el muslo izquierdo.

El exarquero de la "Academia" de Avellaneda, Racing Club, retornó inmediatamente a Italia para ser tratado por los médicos de su equipo, Udinese, y en la despedida le atribuyó esta posibilidad frustrada "al destino", no se quejó y sostuvo que le seguirá "dando para delante, como siempre".

Y también rápidamente el técnico Lionel Scaloni fue nuevamente a Europa en busca de un reemplazante, pese a que los 15 días de plazo previstos reglamentariamente para convocar jugadores que actúan en el exterior ya están vencidos y tuvo éxito, porque recibió la aprobación de Cádiz, de España, para cederle al exguardavallas de la "Academia" rosarina, Rosario Central, Jeremías Ledesma.

El pergaminense de 27 años lleva jugados solamente dos partidos con Cádiz, en los que fue figura sobresaliente, tanto en el primero que su equipo le ganó a Athletic de Bilbao por 1 a 0 con nueve jugadores, como en el empate 1 a 1 frente a Granada. Y ahora se le viene Real Madrid. Será su primera vez en la selección mayor.

El otro tema que sacudió la brevísima vida interna de la concentración en el predio Julio Humberto Grondona fue la versión de un resultado positivo del test serológico que se le realizó al volante "xeneize" Eduardo Salvio, que ya cursó un contagio de coronavirus en Boca Juniors hace menos de un mes.

Sin embargo Salvio, tanto como el resto de sus compañeros, arrojaron resultado negativo en los hisopados por PCR. De hecho, su compañero de equipo Esteban Andrada, además de Paulo Dybala,y Leandro Paredes, también fueron positivo en Covid-19 en los últimos meses.

Por eso fue que preventivamente Scaloni no hizo participar a Salvio del entrenamiento táctico que se desarrolló desde las 17 con 25 participantes, dadas las tres bajas mencionadas, en el que siguió avanzando a paso firme Emiliano Martínez para ser titular el próximo jueves ante los ecuatorianos en un arco argentino al que también se le cayó previamente por lesión Agustín Marchesín, que estaba apuntado para jugar en Bolivia por su mejor adaptación a la altura tras su paso por México.

Pero finalmente a última hora de la noche de este martes se conoció que los hisopados realizados a todo el plantel, Salvio incluido, arrojaron resultados negativos.

El guardavallas del Porto portugués, Germán Pezzella, Renzo Saravia, Nicolás González y Walter Kannemann (éste por estar contagiado en coronavirus) fueron los primeros en quedarse afuera junto a Cristian Pavón (hubo dificultades para que la MLS lo dejara salir de los Estados Unidos) y Leonardo Balerdi (el único de la lista original de 30 integrantes al que Scaloni excluyó por razones tácticas).

En virtud de esto se siguió fortaleciendo el equipo titular que quizá Scaloni anuncie en la conferencia de prensa prepartido que ofrecerá mañana, con Emiliano Martínez, Gonzalo Montiel, Nicolás Otamendi, Lucas Martínez Quarta y Nicolás Tagliafico; Rodrigo De Paul, Leandro Paredes y Paulo Dybala; Lionel Messi, Lautaro Martínez y Lucas Ocampos.

Este sistema con un parado inicial 4-3-3 puede devenir en un 4-2-1-3, con Dybala de enganche, que se parecería mucho al que ejecutaba Gerardo Martino en su momento como entrenador del seleccionado argentino, cuando ese rol que ahora le cabría al volante de Juventus lo cumplía otro cordobés como Javier Pastore.

Pastore, como ahora podría hacerlo Dybala, solía moverse de la izquierda al medio para pararse detrás del "nueve" de entonces, Sergio Agüero o Gonzalo Higuaín. El distinguido como "mejor jugador de la temporada" en Italia se ubicaría ahora por atrás de Lautaro Martínez, para no encimarse con Messi, su gran preocupación desde que llegó al seleccionado argentino por primera vez.

"Tenemos que hacer las cosas bien y ganar estos dos partidos", dijo hoy Alejandro "Papu" Gómez, entusiasmado con esta convocatoria, mientras que detrás suyo Messi entrenaba con una ancha sonrisa y un buen humor que no se le venía observando en sus últimos tiempos en Barcelona. La misma imagen que se observa en el mural que hoy le pintaron en una pared del Parque Urquiza de su Rosario natal. Y ese sí que es un buen augurio.

"El seleccionado de Ecuador hoy no existe", admitió, con evidente dolor, una figura señera del equipo que hoy dirige el argentino Gustavo Alfaro como Alex Aguinaga. De cualquier manera Scaloni solamente piensa en salir a atacar el jueves. Para el martes 13, ante Bolivia, en los 3.650 metros de altura de La Paz, hoy en día y tal como están las cosas, todavía falta demasiado.