Nagorno Karabaj: el presidente de Azerbaiyán, listo para negociar con Armenia

Ilham Aliyev, se declaró hoy dispuesto a entablar de inmediato las negociaciones con Armenia sobre el disputado enclave de Nagorno Karabaj, donde desde hace dos semanas se desató una confrontación bélica, actualmente bajo un alto el fuego, que no detuvo aún los bombardeos.

11 OCT 2020 - 12:57

"Estamos dispuestos a empezarlas (las conversaciones) mañana mismo, así que todo depende de las acciones del Grupo de Minsk, de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa, de su calendario de trabajo. Por nuestra parte, estamos dispuestos a empezar de inmediato", aseguró Aliyev en una entrevista con RBC.

Sin embargo, el mismo mandatario declaró ayer, cuando ya estaba acordado el alto el fuego, que Armenia tenía "la última oportunidad" para retirar sus tropas.

Horas antes, durante la madrugada, ambos países habían alcanzado con la intermediación de Rusia un acuerdo de alto el fuego humanitario, al que casi sin espacio de tiempo ambas partes se acusaban de violar y anoche se registraron bombardeos azerbaiyanos sobre Stepanaker, la capital de la región de Nagorno Karabaj, rebautizada por los separatistas como República de Artsaj.

Las conversaciones que propone Aliyev se presentan como difíciles dado el carácter histórico del conflicto por ese territorio en el que hay desde hace siglos habitantes tanto azerbaiyanos como armenios.

El presidente de la autoproclamada República de Artsaj, Araik Arutiunian, acusó ayer a Azerbaiyán de efectuar una "política de genocidio" contra los armenios que pueblan este territorio.

"Azerbaiyán viene aplicando la política del genocidio contra un pueblo que lucha por su libertad desde 1988", afirmó Arutiunian, de origen armenio, en declaraciones recogidas por la agencia rusa de noticias Sputnik.

"Están pisoteando los valores universales, exterminando a civiles, y encima esperan a que Artsaj acepte sus demandas. Jamás lo haremos. Artsaj ejerce su derecho a la legítima defensa y nunca será parte de Azerbaiyán", aseguró.

Mientras tanto, las violaciones del alto el fuego humanitario acordado este sábado entre Armenia y Azerbaiyán en la región continuaron durante la madrugada de hoy, pese a la mediación rusa para que se respetara lo pactado la víspera.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, llamó ayer a sus homólogos, después de que ambos bandos acusaran al otro de romper el alto el fuego humanitario que comenzó a mediodía.

En un comunicado del Ministerio de Exteriores ruso, indicó que, tras la conversación de ambas partes con Lavrov, todos los implicados han coincidido en la necesidad de "un estricto cumplimiento" del alto el fuego sobre el "terreno".

11 OCT 2020 - 12:57

"Estamos dispuestos a empezarlas (las conversaciones) mañana mismo, así que todo depende de las acciones del Grupo de Minsk, de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa, de su calendario de trabajo. Por nuestra parte, estamos dispuestos a empezar de inmediato", aseguró Aliyev en una entrevista con RBC.

Sin embargo, el mismo mandatario declaró ayer, cuando ya estaba acordado el alto el fuego, que Armenia tenía "la última oportunidad" para retirar sus tropas.

Horas antes, durante la madrugada, ambos países habían alcanzado con la intermediación de Rusia un acuerdo de alto el fuego humanitario, al que casi sin espacio de tiempo ambas partes se acusaban de violar y anoche se registraron bombardeos azerbaiyanos sobre Stepanaker, la capital de la región de Nagorno Karabaj, rebautizada por los separatistas como República de Artsaj.

Las conversaciones que propone Aliyev se presentan como difíciles dado el carácter histórico del conflicto por ese territorio en el que hay desde hace siglos habitantes tanto azerbaiyanos como armenios.

El presidente de la autoproclamada República de Artsaj, Araik Arutiunian, acusó ayer a Azerbaiyán de efectuar una "política de genocidio" contra los armenios que pueblan este territorio.

"Azerbaiyán viene aplicando la política del genocidio contra un pueblo que lucha por su libertad desde 1988", afirmó Arutiunian, de origen armenio, en declaraciones recogidas por la agencia rusa de noticias Sputnik.

"Están pisoteando los valores universales, exterminando a civiles, y encima esperan a que Artsaj acepte sus demandas. Jamás lo haremos. Artsaj ejerce su derecho a la legítima defensa y nunca será parte de Azerbaiyán", aseguró.

Mientras tanto, las violaciones del alto el fuego humanitario acordado este sábado entre Armenia y Azerbaiyán en la región continuaron durante la madrugada de hoy, pese a la mediación rusa para que se respetara lo pactado la víspera.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, llamó ayer a sus homólogos, después de que ambos bandos acusaran al otro de romper el alto el fuego humanitario que comenzó a mediodía.

En un comunicado del Ministerio de Exteriores ruso, indicó que, tras la conversación de ambas partes con Lavrov, todos los implicados han coincidido en la necesidad de "un estricto cumplimiento" del alto el fuego sobre el "terreno".


NOTICIAS RELACIONADAS