ECONOMÍA

Empleados judiciales comenzaron un paro de 36 hs por mejoras salariales

La Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN) comenzó este jueves un paro de 36 horas en reclamo de una recomposición salarial, y el secretario general del gremio, Julio Piumato, advirtió que "la inflación carcome los salarios".

15/10/2020 19:10

La Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN) comenzó un paro de 36 horas en reclamo de una recomposición salarial. (Archivo)

984

"En la Justicia no hemos tenido un peso de aumento en lo que va del año. Como estamos en plan de lucha, realizamos un paro por 36 horas con concentraciones, pero manteniendo el distanciamiento y con barbijos", indicó Piumato.

A la vez, sostuvo que esperan que "de una vez por todas, la Corte Suprema defina la recomposición salarial porque, como les pasa a todos los trabajadores, se está perdiendo ante la inflación".

En diálogo con "Ruleta Rusa", el programa que conduce Nancy Pazos en Rock and Pop, el también secretario de Derechos Humanos de la CGT remarcó que "va a haber una concentración frente al Palacio de Justicia y en todas las sedes judiciales del país" e insistió: "En todo el año no tuvimos un peso de aumento y la inflación te carcome el salario".

El líder de UEJN destacó que el pedido a los miembros del máximo tribunal que definan un aumento para ese sector no es una novedad: "Le pedimos a la Corte Suprema que dé lugar a nuestro reclamo de recomposición salarial para que nuestros salarios recuperen su valor del 2019. No podemos esperar más".

La medida se replicará en todo el país, sobre todo en la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, donde empleados de la Justicia Federal se congregaron en los tribunales a partir de las 10:00 sin siquiera prestar servicio bajo la modalidad de "home office".

"Estamos esperando la decisión de la Corte. Están gestionando el cambio de partidas con el Poder Ejecutivo y esperamos una rápida solución, porque la gente lo siente, la pandemia nos ha hecho trabajar de una forma más estresante", concluyó Piumato.