SOCIEDAD

La experiencia del chubutense que recibió la vacuna de Johnson & Johnson contra el Covid

3.821

En el Instituto Médico Platense, poco más de una docena de personas se convirtieron en los primeros en formar parte de los ensayos de la Fase 3 de la vacuna para el coronavirus que experimenta la empresa Johnson & Johnson.

Uno de los voluntarios fue el chubutense Emiliano Pascuali Campos, un estudiante de Trelew que reside en la ciudad de La Plata y relató en JornadaPlay la experiencia con el medicamento en su etapa de prueba. La compañía farmacéutica planea inscribir a participantes en todo el mundo y realizar el ensayo simultáneamente con la prueba de la dosis en 60 mil personas.

Una dosis que atraviesa la Fase 3, explicó Campos, “quiere decir que no es una de las vacunas más avanzadas y se busca comprobar que tan eficaz puede llegar a ser”. Implica, además, que el medicamento aun no fue aprobado por la Organización Mundial de la Salud ni por el Ministerio de Salud de Argentina.

“La vacuna fue testeada en 800 personas en la Fase 2 y de ese total nadie presentó efectos secundarios graves”, indicó el joven chubutense al cual le espera un seguimiento sanitario de al menos dos años. “Los controles de la empresa son, en principio, bastante largos, pero se pueden acortar en el caso de que la vacuna sea aprobada”, explicó.

El monitoreo consta de una ampliación de celular donde la empresa consulta al voluntario si tiene o tuvo algún síntoma relacionado con coronavirus. Si la respuesta es afirmativa, el formulario se extiende y exige el detalle de la sintomatología presentada por la persona, poniendo a disposición un equipo médico con atención gratuita en su domicilio.

El voluntario aclaró que decidió probar el medicamento por el concejo de un amigo y, a pocos días de haberlo probado, se encuentra bien de salud, pero admitió que la jornada siguiente de recibir la dosis sintió dolores en el cuerpo que incluso lo hicieron faltar al trabajo. Aunque bien, desde el instituto médico donde fue atendido no le aseguraron que la dosis recibida haya sido la indicada o bien solo un placebo, como parte del protocolo de prueba.

“Me pareció una buena oportunidad para aprender un poco más sobre cómo se manejan las vacunas en tiempos como estos, las pruebas que se hacen y la calidad de los controles. La mayoría de las personas piensan que una vez que te vacunaste todo terminó ahí. Y la verdad que llevan un control exhaustivo de todo lo que hacés, los remedios que tomás, la cantidad de gente que ves y de todos los efectos secundarios que puedas llegar a tener”, especificó.

Los parámetros para ser voluntario de la vacuna contra el Covid-19 de Johnson & Johnson implican ser mayor de edad y tener entre 18 y 59 años. Aunque Campos señaló que en las etapas siguientes la firma de medicamentes planea seguir con testeos em personas menores de edad y adultos mayores. “Esta vacuna en particular no importa si ya tuviste Covid, lo tenés en el momento o nunca estuviste contagiado. Para eso buscan 60 mil voluntarios alrededor del mundo, en todos los continentes., aunque todavía están bastante lejos de llegar a esa cifra”, apuntó el joven.